publicidad
La obra de Teresa Pereda"Me adapto a la aspereza, a la distancia, pero no dejo de moverme", esta siendo exhibida en la galeria Alejandra von Hartz de Wynwood.

Recorrido de una artista une a varias culturas de latinaomérica en Wynwood

Recorrido de una artista une a varias culturas de latinaomérica en Wynwood

Para una artista argentina el recorrido por su país en nombre del arte es algo que ha tejido lazos entre muchos pueblos, forjando nuevas relaciones. Ese mismo proyecto siguió creciendo hasta llevarla a Miami.

La obra de Teresa Pereda"Me adapto a la aspereza, a la distancia, pero n...
La obra de Teresa Pereda"Me adapto a la aspereza, a la distancia, pero no dejo de moverme", esta siendo exhibida en la galeria Alejandra von Hartz de Wynwood.

MIAMI, Florida - Para una artista argentina el recorrido por su país en nombre del arte es algo que ha tejido lazos entre muchos pueblos, forjando nuevas relaciones. Ese mismo proyecto siguió creciendo hasta llevarla por varios países de Latinoamérica y más recientemente a Miami, donde se sigue relacionando a traves de sus obras.

Teresa Pereda comparte la historia de su instalación en la Capital del Sol, haciendo su premiere en Estados Unidos en la galería Alejandra von Hartz de Wynwood.

Al entrar lo primero que uno ve son las fotos de hilo y otras imágenes de la naturaleza montadas en la pared. Más adentro en la parte interior de la galería se encuentra el corazón de su obra, unas bolas de hilo del tamaño de seres humanos pequeños.

publicidad

La historia detrás de estas bolas es lo que ha unido a las culturas que ella ha conocido en su recorrido.

Pereda ha llevado 40 kilos de lana para procesar con los lugareños a cada lugar que visita. Para Pereda la belleza de estos objetos existe en su proceso.

“Se crea una trama de relación”, dijo Pereda.

Su arte lo considera un lenguaje, cuyo propósito es “entregar un deseo”.

“Eso es lo que quiero transmitir; los seres humanos tenemos que cuidar unos a otros y también la tierra” dijo la artista que ha estado llevando a cabo este proyecto desde 1994.

En el 2006 fue que decidió continuar el proyecto fuera de su país, incluyendo a Bolivia. De ahí viene la idea de decorar una de las bolas de hilo en la exhibición con nudos de diferentes colores. En Bolivia usan estos hilos de color para marcar a quiénes le pertenecen las llamas.

El nombre de su obra, es casi tan largo como su historia, “Me adapto a la aspereza, a la distancia, pero no dejo de moverme”.

Si visita la galería hay un pedacito de Miami instalado en la última pared, la artista tuvo una manera diferente de expresar su apreciación por Miami.

Su instalación estará en exhibición en la galería hasta el 5 de junio, incluyendo la noche Wynwood Artswalk  el 14 de mayo.


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad