publicidad

Reclusos en la prisión federal de Pecos, Texas volvieron a causar disturbios.

Reclusos en la prisión federal de Pecos, Texas volvieron a causar disturbios.

Los disturbios iniciaron el pasado sábado cuando más de dos mil reos se quejaron por el presunto maltrato a recluso enfermo.

Autoridades se niegan a hablar

PECOS, Texas - Los disturbios iniciaron el pasado sábado por la noche cuando más de dos mil reos se quejaron por el presunto maltrato a uno de los detenidos quien se encontraba enfermo. El motín fue controlado, pero las instalaciones quedaron dañadas.

En diciembre del 2008, otro motín similar se desarrolló en la prisión federal de la ciudad de Pecos, localizada a 430 millas al oeste de Dallas y que alberga a 2,400 reclusos.

Noticias 23 recibió la llamada este domingo de uno de los presos y explicó vía telefónica lo que sucedió, además de enviar alguunas fotografías que tomó con su teléfono celular.

"Había un interno que necesitaba ayuda médica  y bueno se la estaban dando, supuestamente lo sacaron para el hospital afuera de Pecos y supuestamente no le encontraron nada mal y lo trajeron de regreso a la prisión, pero el siguió mal..." explicó este reo que se mantiene en el anonimato.

Los reos aseguran que están tratando de negociar con las autoridades para que los comprendan pero sólo reciben insultos.

"Toda la noche la hemos pasado aquí afuera con el frío y todo, y pues quemando un poco de madera y todo amanecimos, pero hay mucho aire... sacamos comida de la cocina, así es como hemos la hemos estado pasando..." detalló el recluso.

Noticias 23 intentó hablar con los oficiales de la prisión, pero quien contestó el teléfono esta declinó hacer comentarios o brindar un panorama de lo que sucedió este fin de semana. Dijo desconocer quién esta encargado de informar a la prensa y colgó el teléfono.

publicidad

Después de que gran parte de la prisión quedó destruida, muchos reos han sido arrestados por agente de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE por sus siglas en inglés). Estos habían realizado otro motín en diciembre del año pasado en el que participaron más de dos mil reclusos después de la muerte de uno de los reclusos y de que las autoridades dijeron fueron por causas naturales. En ese entonces los reclusos culparon a las autoridades carcelarias de negligencia y maltrato.

El recluso que se comunicó a través de su celular dijo que todos los dormitorios de la prisión federal están quemados. Colchones y la ropa quedaron destruidos

La prisión es administrada por la empresa GEO Group con oficinas centrales en Boca Ratón, Florida. Y se hace a través de contratos con el gobierno federal y el condado Reeves desde el año 2003.

"Aquí hay gente que ya tiene edad, nomás lo que alcanzó agarrar la gente, su pantalón y su playera o su chaquetita. Parece que nos vamos a pasar otra noche afuera y yo creo que va a ser imposible que nos saqeen a todos de inmediato de aquí", agregó el recluso.

El recluso envió fotos mostrando pacientes enfermos que pasaron el día sin recibir atención médica.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad