publicidad

Rechazan plan de "autodeportación"

Rechazan plan de "autodeportación"

Indocumentados en Arizona y Texas rechazaron el plan de "autodeportación" bajo un nuevo programa federal que iniciará el próximo 5 de agosto.

"Lo siento, pero no es una opción para mí, tengo familia tanto en

México como aquí, que dependen de lo que trabajo, mis hijos son

ciudadanos y creo que no sería justo llevarlos conmigo a un país que

nunca han conocido", dijo a EFE Oscar Cervantes, quien trabaja como

jornalero en Phoenix.Bajo la "Operación Salida Programada", que se pondrá a prueba el

próximo martes 5 de agosto hasta el 22 del mismo mes, inmigrantes

indocumentados que no tengan antecedentes penales tendrán la opción

de entregarse voluntariamente en las oficinas del Servicio de

Inmigración y Aduanas (ICE) en las ciudades de Phoenix, San Diego,

Santa Ana, Chicago y Charlotte.El gobierno federal pondrá un énfasis particularmente en aquellos

que ya cuentan con una orden de deportación y se encuentran

fugitivos."Estamos pasando tiempos muy difíciles, con el miedo de ser

arrestados por la policía, en el trabajo, pero a pesar de esto mi

esposo y yo hemos pensado que estamos mejor aquí. En México no hay

trabajo", dijo la mexicana Azucena González, quien trabaja en un

hotel local.Otro que también rechazó la idea fue Alfredo Morales, quien tiene

11 años viviendo de manera ilegal en Estados Unidos y ha trabajado en la

publicidad

construcción en varios estados como California, Arizona y Nevada."Creo que la idea es ridícula, para qué entregarse. Si te quieres

ir, pues mejor agarra tus cosas y vete", finalizó.Por su parte, representantes de la Diócesis de El Paso

sostuvieron hoy que el programa de auto-deportación que implementará

el gobierno federal la semana próxima es poco viable, ya que son

pocos los indocumentados que se entregarán voluntariamente."Los inmigrantes indocumentados dispuestos a regresar a su país

voluntariamente simplemente salen de Estados Unidos sin problema, y no tienen

la necesidad de entregarse a las autoridades para hacerlo", dijo a EFE la directora de Servicios para Migrantes y Refugiados de la

Diócesis de El Paso, Ileana Holguín.Holguín manifestó que sobre todo en la frontera, es poco probable

que un indocumentado se entregue para buscar su salida voluntaria

del país."Honestamente no creo que muchos inmigrantes van a querer

entregarse con este programa", dijo.A su juicio, es necesario que la gente se entere, antes de

considerar entregarse, si se trata de una deportación formal que

dejaría un antecedente en el sistema migratorio que impediría al

inmigrante buscar en el futuro un ajuste legal.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad