publicidad

Reanudan ejecuciones en Texas

Reanudan ejecuciones en Texas

La cámara de la muerte más activa del país reinicia sus actividades esta semana después de una pausa de casi nueves meses.

Texas lidera ejecuciones

HUNTSVILLE, Texas - La cámara de la muerte más activa del país reinicia sus actividades después de 9 meses aplazando la ejecución por inyección letal de un ex empleado de un establecimiento de lavado de autos quien iba a ser ejecutado ayer martes.

La ejecución de Derrick Sonnier debía ser la cuarta ejecución en Estados Unidos desde que el Tribunal Supremo de este país dictaminó que la inyección letal es un método constitucional para aplicar la pena de muerte.

Pero la ejecución de Sonnier fue aplazada este martes 3 de mayo.

Al menos 11 de los 37 estados que utilizan inyecciones letales para ejecutar a condenados suspendieron este método desde el mes de septiembre de 2007.

En Texas, donde 405 asesinos han sido ejecutados con inyección letal desde que el estado volvió aplicar la pena capital en 1982, la tregua en ejecuciones ha sido más prolongada en dos décadas.

"Ya me imaginaba que era sólo un retraso", dijo el homicida Karl Chamberlain, cuya ejecución está programada para la próxima semana por un asesinato en el Condado  de Dallas.

"Va a haber un baño de sangre en el estado de Texas, como los linchamientos de los viejso tiempos", dijo Kevin Watts, que tiene fecha para morir el próximo 16 de octubre por un triple homicidio en San Antonio.

Él y Sonnier están entre por lo menos 14 presidiarios con fecha de ejecución, mientras el estado de Texas se prepara de inmediata como el más activo en aplicar la pena de muerte.

publicidad

Delas 42 ejecuciones realizadas en Estados Unidos el año pasado, 26 fueron en Texas. Los estados que le siguen en número de ejecuciones fueron Alabama y Oklahoma, cada uno con tres.

Según estadísticas del Centro de Información sobre la Pena de Muerte, sólo nueve reos en otros estados del país tienen ya asignada una fecha activa de ejecución.

Desde que se reestableció la pena de muerte en Estados Unidos en 1976, se han ejecutado poco más de mil reos.

Asesinó a una madre y a su hijo

Sonnier sería el primero de tres presidiarios en ser ejecutados en las dos primeras semanas de junio en Texas. Pero por lo pronto, Sonnier sigue vivo y a la espera.

Nacido en Sulphur, Luisiana y criado en Houston, Sonnier fue condenado por el asesinato de una vecina, Melody Flowers de 27 años y su hijo Patrick de dos, en su apartamento de Humble, un suburbio al noreste de Houston.

Flowers fue apuñalada, golpeada con un mastillo hasta que el asa se rompió y finalmente fue estragulada. Su hijo recibió ocho puñaladas, Ambas víctimas fueron halladas flotando en una tina de baño.

Las evidencias indican que Sonnier estaba obsesionado con la mujer y que la acechaba. Los testigos declararon que lo habían corrido varias veces del apartamento de Flowers, donde la espiaba por la ventana e incluso llegó a ocultarse dentro de la vivienda.

Una blusa de la infortunada mujer y una toalla de su propiedad fueron halladas en un contenedor de basura en el apartamento de Sonnier, y el ADN del asesino fue identificado a partir de un examen de sangre y cabello descubiertas en el apartamento de Flowers.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad