publicidad
.

¿Reaccionas impulsivamente? logo-noticias.6bcb5218ff723b30f6c272bb9bfc7b...

El trastorno explosivo intermitente se caracteriza por episodios repetidos de agresividad verbal y física.

¿Reaccionas impulsivamente?

¿Reaccionas impulsivamente?

Claves para evitar las explosiones impulsivas y mantener los nervios bajo control en cualquier situación.

El trastorno explosivo intermitente se caracteriza por episodios repetid...
El trastorno explosivo intermitente se caracteriza por episodios repetidos de agresividad verbal y física.

"No hace falta que vengas a la reunión", "Como tu no sabes de esto, no eres capaz", "Eres tan tímida e insegura...", "Nunca tienes dinero...", "No te hemos tenido en cuenta"."No me extraña, que la cosas te vayan así", "Eres muy terco", "Siempre tan desordenado", "No vas a acertar ni una".El primer grupo de frases tiende a devaluar a la persona a quien van dirigidas; el segundo conjunto de expresiones consiste en una crítica destructiva. Pero ambas expresiones y las actitudes en las que se sustentan tienen un común denominador: suelen hacernos reaccionar de forma precipitada y desproporcionada, lo que suele equivaler a perjudicarnos a nosotros mismos.En general, reaccionamos impulsivamente, con hostilidad o agresividad, cuando interpretamos –incluso a nivel inconsciente, sin darnos cuenta de lo que ocurre- que alguien amenaza nuestro ego o personalidad: el punto donde se asienta nuestra autoestima o autovaloración, el eje de referencia mediante el cual nos relacionamos con nosotros y los demás. "Las personas más propensas a estas reacciones son las que se sienten más vulnerables, tienen mermada su autovaloración o seguridad o son dependientes emocionalmente de familiares o amigos. Por ello sienten que las actitudes ajenas pueden hacerles daño o afectarles negativamente. A más vulnerabilidad e inseguridad, mayor impulsividad", mencionó el psicólogo clínico José Elías Fernández, director del Centro Joselías de Terapias.Según este experto la gente reacciona impulsiva y precipitadamente, mediante conductas de hostilidad verbal, violencia física o agresividad gestual, cuando se sienten devaluadas, intimidadas, exigidas, criticadas, o manipuladas. Se sienten amenazadas, y por ello atemorizadas. Su reacción es automática y visceral, en vez de racional y meditada. "Cuando nos devalúan, sentimos que no nos tienen en cuenta, que no merecemos la atención de los demás, que nos desprecian. Las palabras ajenas nos sitúan en un nivel inferior al que estimamos que tenemos. Por ello pensamos "si no me estiman, ni me valoran, quiere decir que no me quieren", señaló Elías. En vez de reaccionar ante un intento de devaluarnos como personas, hay que enfrentar la situación y decirle a la persona que, consciente o inconscientemente, nos borra de su vida, "aquí estoy yo, yo también puedo ayudarte, yo soy capaz".Además, según este experto, conviene abordar a la persona que nos ignora o deja de lado, conversar con ella y sacar el problema a la luz: "he observado que no me tienes en cuenta, ¿qué pasa contigo?".En otras ocasiones, solemos reaccionar de forma impulsiva, cuando remarcan nuestros defectos, afirman que nuestras conductas son erróneas, nos juzgan negativamente o generalizan una crítica a nuestra forma de ser, en vez de aplicarla a una conducta puntual.

Para desactivar esas críticas en lugar de reaccionar ante ellas, Elías

publicidad

aconsejó que rápidamente, hay que separar la parte de nuestra conducta

que ocasiona el conflicto, de nuestra identidad global, la cual es

mucho más sabia y rica, tiene muchas más elementos y dimensiones, que

una sola faceta criticable.

"Hay que decir a quien nos critica que una parte nuestra o de nuestra

conducta, puede haber ocasionado un problema o daño, no ha sido la

adecuada o ha estado errada. Una vez reconocido este error o problema,

hay que decirle que intentaremos que no vuelva a suceder y cambiaremos

lo que haga falta, porque confiamos en nuestra capacidad de

autorregularnos", señaló el experto.

No obstante, detrás de algunas reacciones precipitadas, puede

encontrarse la impulsividad patológica, la cual se caracteriza por una

predisposición a reacciones rápidas, no planeadas, ante estímulos

internos o externos, sin considerar las consecuencias negativas de esas

acciones, según los expertos.

publicidad

Se trata de individuos que frente a una situación, no pueden demorar el

momento de satisfacer una necesidad. Así, según el psiquiatra Gabriel

Rubion la persona no puede demorar su necesidad de beber y se da

atracones de bebida, trae como consecuencia la aparición del

alcoholismo, o bien no puede demorar una relación sexual y aparece la

adicción al sexo.

"Asimismo puede sentir incapacidad ante situaciones como estar con más

gente y sentirse irritado, molesto y reaccionar con agresividad o

violencia: el sujeto es incapaz de inhibir una respuesta que en

condiciones normales debería poder ser inhibida", explicó el

psiquiatra.

Entre los desórdenes en los que el síntoma esencial es la impulsividad,

figura el trastorno explosivo intermitente: quizá la forma más pura de

impulsividad, que se caracteriza por episodios repetidos de agresividad

verbal y física, desmesurados con respecto al acontecimiento

publicidad

precipitante.

"La persona que los padece los experimenta como ataques precedidos de

una gran tensión interior que se libera con la explosión de violencia.

Una vez pasada la crisis, recuerda bien lo sucedido y se siente

arrepentida y avergonzada de su conducta", señala Gabriel Rubio.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
La nueva sheriff del condado de Travis, Sally Hernández, desató una pelea con el gobernador Greg Abbott al anunciar que su condado no cumplirá ciertos 'detainers' de inmigrantes: "Nuestra cárcel no puede ser vista como un tanque de retención de ICE".
El presidente Donald Trump firmó para iniciar el retiro del propuesto Acuerdo Transpacífico, cumpliendo así con otra de sus promesas de campaña y 18 muertos es el saldo de un sistema de tormentas que han afectado al sur de Georgia y Mississippi.
El portavoz del gobierno de Trump intenta suavizar su relación con los medios tras unas declaraciones polémicas sobre la comparación de multitudes que asistieron a la toma de posesión de Donald Trump el pasado 20 de enero y la de Barack Obama en enero de 2009.
El incidente ocurrió en un avión de Alaska Airlines que cubría la ruta de Baltimore a Seattle. El video fue publicado por Scott Koteskey, un partidario del presidente Donald Trump que venía de celebrar la investidura del magnate inmobiliario.
publicidad