publicidad
.

reaccion gutierrez flake logo-noticias.6bcb5218ff723b30f6c272bb9bfc7be3.svg

reaccion gutierrez flake

reaccion gutierrez flake

La coalición We Are America aplaudió algunas partes de la iniciativa, pero mostró escepticismo ante algunas provisiones.

Esperarán a conocer detalles

LOS ÁNGELES - Coaliciones defensoras o contrarias a los derechos de los inmigrantes en Los Ángeles mostraron el jueves sus divisiones frente al proyecto bipartidista de reforma migratoria presentado horas antes en Washington.

El plan presentado por el representante Luis Gutiérrez, demócrata por Illinois, y su colega Jeff Flake, republicano por Arizona, establece medidas para reforzar la seguridad fronteriza, mayores penas por delitos migratorios y un plan de trabajo temporal que privilegia la contratación de estadounidenses.

Conoce los detalles del plan Gutiérrez-FlakeBautizado como STRIVE ACT of 2007 (Security Through Regularized Immigration and a Vibrant Economy Act of 2007), la iniciativa incluye la ciudadanía para millones de inmigrantes sin papeles que primero opten por una residencia temporal y luego accedan a la Tarjeta Verde o Green Card.

"Creemos que esta legislación combina elementos claves de lo que es necesario para ajustar nuestro fracturado sistema de inmigración", opinó María Elena Durazo, secretaria ejecutiva de la Federación del Trabajo del condado de Los Ángeles, donde más del 45 por ciento de la población es de origen hispano.

Pero "los detalles sobre cómo se van a aplicar estas medidas, nosotros no lo hemos visto", advirtió expresando abierta oposición al programa de trabajadores temporales, que crea un sistema para potenciales inmigrantes permitiéndoles establecerse con sus familias en Estados Unidos por tres años, con opción a otros tres, para trabajar legalmente, pero luego regresando a sus países.

publicidad

"Ciertamente [irse del país y volver, como establece esa parte del proyecto] significa una enorme dificultad sobre las familias ¿Es necesario [hacerlo] y es realizable? ¿Adónde irían y qué harían? Esto es algo que todavía tenemos que pensar", agregó Durazo.

Como integrante de la Alianza We Are America, que agrupa 13 organizaciones defensoras de los trabajadores obreros, campesinos y derechos de inmigrantes, Durazo reiteró: "No apoyamos el programa de trabajadores temporales porque estimulará la explotación sin igualdad de derechos para aquellos trabajadores" que se beneficien de esas visas, unas 400 mil durante el primer año.

"Lo que realmente apoyamos son derechos íntegros para los trabajadores bajo cualquier tipo de programa de visado", recalcó la Alianza We Are America a través de Durazo, organización que alcanzó un histórico poder de convocatoria durante las manifestaciones de inmigrantes entre marzo y mayo del año pasado.

De su lado, el grupo civil "antiinmigrantes ilegales", Minuteman, cuya escasa presencia está basada en zonas de California y Arizona, en su mayoría, calificaron el proyecto como "una amnistía disfrazada".

"No vamos a apoyar ningún tipo de reforma migratoria comprensiva. Queremos seguridad fronteriza y cualquier otra cosa es intolerable. Esto no es más que otra forma de amnistía disfrazada", opinó Al Garza, director ejecutivo de la los Minuteman.

publicidad

Puntos principales del plan Gutiérrez-Flake

Al igual que el plan de 2005, la nueva propuesta beneficiará sólo a los indocumentados que se encuentran viviendo en Estados Unidos.

Durante una conferencia telefónica celebrada el martes desde Washington, Gutiérrez explicó que los beneficiarios del programa recibirían visas de trabajo y residencia temporal por los primeros seis años, y que durante ese tiempo podrían viajar fuera de Estados Unidos.

Una vez iniciado el proceso para recibir la visa temporal de residencia, cada uno de los indocumentados que califiquen deberá pagar una multa de $2,000, más los costos del servicio de inmigración.

Seis años más tarde, una vez cumplido el plazo de temporalidad e iniciar el proceso de la Tarjeta Verde o Green Card, el indocumentado deberá pagar otra multa de $1,000 al servicio de inmigración estadounidense.

Gutierrez también detalló que el plan no incluye la construcción de vallas en la frontera, pero sí la asignación de fondos para uso de tecnologías avanzadas que permitan un mayor control de la línea divisoria y nuevos agentes para la patrulla fronteriza.

El plan Gutiérrez-Flake propondrá un aumento en la cuota de visas de residencia para facilitar los trámites de reunificación familiar. Otros detalles incluyen:

  • Control biométrico de la identidad de todos y cada uno de los inmigrantes que califiquen al programa.
  • Reducir las esperas en los trámites de in migración.
  • Mecanismos para control y disminución de la violencia en las fronteras.
  • Control de la delincuencia en las fronteras.
  • Los beneficiarios del programa de legalización deberán demostrar su buen carácter moral y fiscal, aprender inglés, recibir clases de comportamiento cívico y salir temporalmente del país.
  • NB: El programa bipartidista de los Senadores Kennedy-McCain y la propuesta aprobada por el Senado el 25 de mayo de 2006, mencionaban el mismo requisito.
publicidad

Permitir que los indocumentados que califican a la legalización salgan temporalmente del país y reciban en el exterior una visa de entrada, el Congreso tendrá que anular la Ley del Castigo, aprobada en 1996.

Esta legislación señala que los extranjeros que permanecen por más de 180 días indocumentados en Estados Unidos, sean castigados con 3 años de expulsión, y que al término de ese plazo gestionen un perdón consular y después una visa de ingreso.

Si la estadía ilegal supera los 365 días, el castigo se eleva a los 10 años.

Gutiérrez explicó que los beneficiarios tendrán seis años para cumplir el requisito de salida y que estarán obligados a volver a su país de origen.

No es una amnistía

Cada inmigrante favorecido deberá sortear una serie de requisitos para lograr la legalización, comenzando con una visa temporal de residencia y el pago e una multa.

Sólo la cabeza de familia deberá salir del país para legalizar la entrada.

  • El cónyuge y los hijos menores de edad podrán permanecer en territorio de Estados Unidos, pero también pagarán una multa por la estadía indocumentada.
  • El plan agrega el Dream Act o Ley del Sueño, que permitirá legalizar cada año unos 65 mil estudiantes indocumentados, quienes recibirán una visa de residencia temporal hasta que finalicen sus estudios universitarios. Una vez graduados recibirán la residencia permanente. La ley también favorece a los estudiantes que, finalizada la enseñanza secundaria, opten por entrar a las Fuerzas Armadas de Estados Unidos.
publicidad

De ser aprobado el plan, habrá que esperar la versión del Senado. Ambos planes serán luego armonizados por el Comité de Conferencia y finalmente deberá ser promulgada por el presidente para que se convierta en ley.

Los demócratas apuestas que la reforma migratoria será aprobada antes del receso de agosto

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El agresor también se disparó a sí mismo. Se teme por la vida de varios de los heridos.
En uno de sus últimos actos antes de dejar la presidencia, Barack Obama conmutó la condena de prisión de Chelsea Manning, la responsable de la mayor filtración de información clasificada estadounidense.
El presidente venezolano dijo en un programa televisado que usaría sus "facultades presidenciales" para liberar a Leopoldo López si "me entregan a Oscar López Rivera". Este martes, el presidente Barack Obama decidió excarcelar a una de las figuras más polémicas dentro del movimiento independentista de Puerto Rico.
El emblemático espectáculo estadounidense no ha podido hacer frente a los cambios del gusto del público y anunció el sábado que su última función será en mayo.
publicidad