publicidad

Raymond Lee Oyler, responsable del incendio Esperanza de 2006, fue sentenciado a muerte

Raymond Lee Oyler, responsable del incendio Esperanza de 2006, fue sentenciado a muerte

Raymond Lee Oyler, responsable del incendio Esperanza de 2006, fue sentenciado bajo cargos de homicidio premeditado.

Raymond Lee Oyler, responsable del incendio Esperanza de 2006, fue sente...

Culpable de homicidio premeditado

LOS ÁNGELES, California - Raymond Lee Oyler, el hombre encontrado culpable de haber iniciado en 2006 el incendio Esperanza en las faldas de las Montañas San Jacinto, fue sentenciado este viernes a pena de muerte por el fuego que terminó con la vida de cinco bomberos.

El juez Charles Morgan tuvo la opción de sentenciar a Oyler a cadena perpetua, pero según el diario Los Angeles Times, el magistrado siguió la recomendación del jurado y lo sentenció a la pena capital.

El incendiario de 38 años de edad fue condenado el 6 de marzo por cinco cargos de homicidio premeditado, 20 cargos de incendiarismo y 17 cargos de usar un dispositivo incendiario, reportó el Times.

Los fiscales dijeron que el mecánico residente en el área de Beaumont inició fuegos en el área de San Gregorio Pass durante el verano de 2006, recordó el diario angelino.

publicidad

La condena afirma que el 26 de octubre Oyler dio inicio al incendio Esperanza, que culminó con la carbonización de más de 41 mil acres (16,600 hectáreas) y la pérdida de 34 viviendas.

Valiéndose de cerillos y cigarros, esa mañana el pirómano empezó un fuego en un área remota del área de Cabazón, cuyas llamas fueron rápidamente abanicadas por los intensos vientos de Santa Ana hacia las Montañas de San Jacinto, en donde las temperaturas alcanzaron los 1500°F  (815° C), reportó el Times.

Según la acusación, Oyler quería distraer a los servicios de emergencia para recuperar a su perro, un pitbull que iba a ser sacrificado tras una confiscación de las autoridades.

El diario también recordó que un equipo del Servicio Forestal de Estados Unidos con base en Idyllwild pereció ante las llamas mientras trataban de salvar una vivienda. Las víctimas fueron Daniel Hoover-Najera, de 20 años de edad; Pablo Cerda, de 23; Mark Loutzenhiser, de 43; Jason McKay, de 27; y Jess McLean, de 27.

El juicio de Oyler duró más de un mes. Tras ver imágenes impactantes de los cuerpos achicharrados y sopesar las evidencias presentadas por la fiscalía, el jurado acordó condenar a Oyler de homicidio premeditado, pero a la vez, titubeó a la hora de recomendar la pena de muerte como sentencia, según el Times.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad