publicidad

Quinto día de huelga de maestros en Chicago

Quinto día de huelga de maestros en Chicago

Adelantan las negociaciones entre CPS y el Sindicato de Maestros, anoche ambas partes dijeron que es posible que las clases comiencen mañana.

CHICAGO.- La negociación del nuevo convenio colectivo de los maestros se encaminaba ayer hacia un acuerdo para poner fin a la huelga y reanudar las clases el próximo lunes en las escuelas públicas de Chicago.

Aunque el Sindicato de Maestros de Chicago (CTU) y la Junta de Educación eran optimistas sobre el acuerdo en cuestión de horas, los plazos no permitirían que los 400 mil alumnos del distrito regresaran hoy mismo a las aulas.

Delegados del sindicato tienen que ratificar acuerdo

En cambio habrá un quinto día de huelga porque el acuerdo debe ser ratificado antes de la firma por la Casa de Delegados del sindicato, que convocó a sus 700 miembros para la tarde de hoy.

Solamente los delegados pueden votar el fin de la huelga y el regreso a las clases el lunes. Luego, los 25 mil miembros del sindicato tienen que aprobar el nuevo contrato.

La presidenta de CTU, Karen Lewis, dijo en un comunicado que son "optimistas" al haber "progresado en algunas áreas, pero todavía faltan detalles".

La dirigente confirmó que hoy se cumplirá el quinto día sin clases en las más de 600 escuelas del distrito, el tercero en tamaño de EEUU después de Los Ángeles y Nueva York.

Lewis, rezando de rodillas

Ayer, al llegar al hotel del centro de Chicago donde se realizan las negociaciones, Lewis dijo que estaba "rezando de rodillas" para que pudiera regresar a trabajar el lunes.

publicidad

A su vez, el director ejecutivo de las escuelas públicas, Jean-Claude Brizard, dijo en un correo electrónico al personal del distrito que a pesar del progreso tendrían que estar "preparados para un día más sin clases".

Esta es la primera huelga en las escuelas públicas de esta ciudad desde 1987, cuando los maestros estuvieron 19 días sin trabajar.

No trascendieron detalles del acuerdo, pero se sabe que habrá un aumento salarial del 16% en cuatro años y que la junta se compromete a no cancelar los incrementos pactados, aunque haya una crisis económica.

Uno de los puntos de mayor conflicto del CTU con el alcalde de Chicago, Rahm Emanuel, fue la decisión de cancelar el año pasado un aumento salarial del 4% comprendido en el contrato que finalizó el 30 de junio.

Brizard dijo en su mensaje a los funcionarios que los puntos polémicos del acuerdo, como la evaluación de los maestros y la política de recontrataciones, continuaban en negociación.

Mientras tanto, los maestros, vestidos de rojo y con carteles que demandaban un contrato justo, continuaron ayer con los piquetes en las escuelas y frente a las oficinas centrales del distrito.

Gran manifestación de maestros el sábado

El CTU anunció en un comunicado que, aunque se acuerde el nuevo contrato, igualmente realizará una gran concentración de sus miembros el sábado al mediodía en el parque Unión del oeste de Chicago.

publicidad

Maestros consultados por periodistas dijeron estar optimistas y agradecidos por el trabajo de los negociadores del sindicato y expresaron su deseo de volver al trabajo.

Algunos padres, como Lorenza Rivera, dijeron estar aliviados porque los maestros habrían conseguido lo que demandaban.

"Para mí es un alivio, porque podré normalizar mi vida laboral", dijo esta madre de dos niños que van a la escuela primaria Federico García Lorca en el noroeste de la ciudad.

Ésta es una de las 144 escuelas públicas que abrieron sus puertas para atender a los niños que no tienen donde ir durante la huelga y que ayer extendieron su horario de 8-30 de la mañana a 2-30 de la tarde.

Lorca, que comenzó el lunes con 76 niños, atendió ayer a 340 estudiantes, en una tendencia que se repitió en todos los centros que ofrecen alimentación, refugio y recreo a alumnos del sistema.

La Alcaldía se hizo cargo en 1995 de la educación pública, que actualmente tiene 405 mil alumnos de los cuales 40 por ciento son latinos.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad