publicidad
Protestas contra Trump

Manifestantes protestan por presencia de Trump en Saturday Night Live

Manifestantes protestan por presencia de Trump en Saturday Night Live

Activistas de grupos proinmigrantes han convocado a una protesta contra el show.

Protestas contra Trump
Protestas contra Trump
Donald Trump salió al escenario a  conducir el programa Saturday Night Live (SNL), pero las críticas y protestas crecieron y se estacionaron justo a las afueras de las instalaciones de la cadena NBC, horas antes de salir al aire. Activistas de grupos proinmigrantes marcharon por las calles de Nueva York para manifestar su rechazo  contra el programa y han instado al público a boicotearlo.


Como parte de la campaña “ RacismIsntFunny” (“el racismo no es chistoso”), los activistas proinmigrantes marcharon con carteles en mano y entonaban cánticos mientras caminaban de la Torre Trump al estudio de la NBC.

Las decenas de manifestantes marcharon por la Quinta Avenida del Rockefeller Center y mientras seguían su camino pasando por las caras tiendas que recubren la famosa calle, los compradores se detuvieron a curiosear y a tomar fotos con sus teléfonos celulares. 

Afuera del Rockefeller Plaza gritaron: "Donald Trump debe irse".

Fotos de las protestas contra Donald Trump afuera de los estudios de la NBC


Algunos de los manifestantes dijeron que las declaraciones de Trump sobre inmigración son racistas y ofensivas.

"Cuando te metes con los mexicanos, te conviertes en una piñata!", gritó Jaime González, de 47 años, que llevaba una gran piñata hecha a semejanza de Trump.

Mientras tanto y pese a las protestas, dentro de los estudios de la NBC, Donald Trump ya se alista para salir al aire, según publicó hace un par de horas en sus redes sociales.


A través de su cuenta de Twitter, José Antonio Vargas, el periodista filipino-estadounidense que en 2008 ganó un premio Pulitzer, escribió un mensaje a la cadena NBC: "Los latinos son el mayor grupo minoritario con creciente poder económico. Los latinos y los que se oponen al racismo no olvidarán". 

No obstante, también se manifestó un reducido grupo de activistas a favor de las políticas del magnate Donald Trump. Pese a ser minoría, en las afueras de los estudios de la NBC, portan cartulinas con palabras de apoyo. Una de ellas dice "Construye el muro", en referencia a una de las propuestas que hizo el precandidato republicano.

Pero los detractores de Trump, que son mayoría, difundieron una nueva  carta abierta al elenco de SNL para que condene la retórica antiinmigrante de Trump, a la vez que acusaron a  NBC de utilizarla para generar mayores audiencias.

“Reiteramos nuestra invitación para que (los hispanos) salgan a votar y boicotear no solamente el programa de Saturday Night Live sino también a todos los que patrocinan el programa. Hacemos un llamado solidario a todas las comunidades que se ven afectadas… por esta retórica racista”, dijo Marlena Fitzpatrick, del grupo “ Latino Rebels”.

Por su parte, Justin Krebs, de “ MoveOn”, afirmó que NBC ha suscitado una situación “vergonzosa” para la cadena al darle a Trump lo que prácticamente sería un anuncio publicitario gratis de 90 minutos, pero prometió que la lucha contra la retórica antiinmigrante no parará con la protesta.

publicidad

La campaña “ #racismisntfunny” cuenta con el respaldo de artistas hispanos como John Leguizamo, el Caucus Hispano del Congreso,  las principales organizaciones nacionales hispanas, y de otros grupos cívicos en todo el país.

Motiva la violencia


El hilo conductor de la llamada es que, si bien la democracia debe permitir la libertad de expresión y la tolerancia, la retórica antiinmigrante de Trump ha dado licencia a sus partidarios a realizar actos de violencia.

María Alcivar, una líder estudiantil de la Universidad estatal de Iowa,  dijo que fue víctima de acoso durante una reciente protesta en el recinto universitario, y señaló que en un evento de septiembre pasado, una mujer no identificada rompió el letrero de un manifestante contra Trump.

En otro video ampliamente difundido en las redes sociales, un partidario de Trump escupió en el rostro al inmigrante hondureño, Ronald Sánchez, durante un mítin político en Richmond, Virginia, el mes pasado.

Mientras, el grupo “ America´s Voice” también ha elaborado un mapa que rastrea los incidentes de violencia contra los latinos y los inmigrantes.


“Esta es una campaña que demuestra la fortaleza de nuestra comunidad, y continuará destacando el impacto of la retórica anti-inmigrante de Donald Trump”, dijo Juan Escalante, gerente de campañas digitales de “ America´s Voice”.

Tanto SNL como NBC “están intentando normalizar lo que pregona Trump, y empaquetarlo como comedia, pero nada de lo que él ha dicho es chistoso”, advirtió Escalante.

Para Escalante,  no basta con apagar el televisor, sino “seguir combatiendo la xenofobia en todas sus manifestaciones”.

NBC no ha respondido a las críticas y los 90 minutos de Trump en el reflector de SNL parecen casi seguros. Lo que sí es un hecho es que el programa ha aumentado las medidas de seguridad. Los miembros del público tendrán que pasar por varios niveles de seguridad.

publicidad

Con su ya conocido estilo franco, el empresario dio la bienvenida a la controversia diciendo que esto sólo ayudará a mejorar la audiencia. Sin embargo, a Trump parecen importarle en mayor medida los ratings que los niveles de aceptación, o al menos eso dejan ver sus discursos.

La plataforma que le ha concedido la televisora reencendió la indignación desatada en junio cuando anunció su candidatura y describió a algunos mexicanos que viven sin permiso en Estados Unidos como criminales y violadores. Estas declaraciones sobre los inmigrantes hicieron que  NBC cortara lazos del concurso Miss Universo con Trump mientras informó que él nunca regresaría a su papel en El Aprendiz.

Esta semana,  NBC enfrentó una  fuerte presión por parte de grupos defensores que piden que Trump no se presente en SNL por lo que uno de ellos catalogó de "demagogia racista".

A pesar de tener 40 años de historia parodiando a políticos y de invitar al programa a algunos a reírse de sí mismos, tener un aspirante presidencial como anfitrión para el programa de comedia de  NBC es algo casi sin precedentes. Hasta ahora, sólo ocho políticos habían sido anfitriones invitados y sólo uno de ellos —el reverendo Al Sharpton, en 2003— estaba fuertemente involucrado en una contienda presidencial en ese momento. La demócrata Hillary Clinton fue invitada al estreno de la temporada el mes pasado, pero no como conductora.

publicidad

Ésta no será la primera vez de Trump como anfitrión invitado. El multimillonario empresario y celebridad de los medios encabezó el programa en abril de 2004, unas semanas después del debut de  The Apprentice (El Aprendiz), también producido por  NBC.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad