publicidad

Prostitutas se rehabilitan en Dallas

Prostitutas se rehabilitan en Dallas

Muchas son las razones por las que las mujeres caen en las redes de la prostitución y muchas razones para salir de ella.

"Con la frente en alto"

DALLAS - Muchas son las razones por las que las mujeres caen en las redes de la prostitución, y muchas razones para salir de ella. .

Tres ex trabajadoras sexuales se atrevieron a narrar ante las cámaras de Noticias 23 cómo se hundieron en esta atmósfera y el calvario que se vive en la prostitución.

Peinan las calles como sombras viviendo una vida que no es la de ellas. Se desenvuelven en el bajo mundo víctimas de un sistema que las tiene atrapadas y del que dependen para existir; vendiendo sus cuerpos.

Viven en medio de los fantasmas de las drogas, los proxenetas, el crimen y el terror.

La efervescencia de su juventud impulsaba a Flor a realizar constantes salidas con sus amigos, pero su desenfreno la hizo terminar en las drogas y en ofrecer su cuerpo al mejor postor para conseguirlas.

"Estaba en la calle, a veces no tenía para comer porque cuando agarraba dinero quería gastarlo en mis drogas primero. dormia en el parque, a veces me quedaba dias, semanas despierta", recuerda Flor.

El alcohol y los estupefacientes nublaron la razón y destruyeron la juventud de Baby Girl.

Estas mujeres vivieron en carne propia los horrores de la calle. Clientes van y clientes vienen. Drogas y una vida desgraciada, manchada por la vergüenza y el abandono de sí mismas en un circulo vicioso que no podían evadir facilmente. Los crímenes y fechorías eran el pan de cada día.

publicidad

Las carencias y la falta de atención y afecto fueron puntos claves que jugaron un papel decisivo en la ruta que tomó la vida de estas mujeres.

En el caso de Baby Girl, su madre sigue recluída en la prisión.

Dicen que no hay mal que dure 100 años ni cuerpo que lo resista. Y ellas, decidieron retomar el rumbo de sus vidad

El caso de Karen Green es especial, habiéndose prostituido durante 15 años en las calles de Dallas, no hay nada que no haya visto.

Su martirio comenzó a temprana edad cuando un vecino la violó. Tuvo su primer hijo a los 13 años y fue enviada a vivir con su tía, quien le aconsejó salir con hombres mayores que pudieran ayudarla. De allí pasó a las drogas y finalmente a las calles.

La respuesta al desamparo, a la desesperación y al laberinto viene a veces producto del cansancio y del arrepentimiento.

Karen Green se entregó. Un juez tuvo compasión de ella y le dió una última oportunidad.

Gracias a programas sociales tanto ella como Flor y Baby Girl pudieron rehabilitarse.

Desde el año 2007 el programa Prostitution Diversion Initiative o PDI, se encarga de rescatar meretrices en las calles y ofrecerles una nueva vida en lugar de la cárcel. La iniciativa cuenta con la participación del Departamento de Policía de Dallas, el Departamento del Sheriff, la Corte de Comisionados y el Departamento de Salud de Texas, entre otras agencias.

publicidad

Actualmente Karen es consejera en su propia agencia y aboga por las prostitutas en las cortes. Además, parte de su vida ha sido publicada en el libro de una campaña social. Ella afirma que los errores de su vida pasada duelen y mucho, pero que la experiencia le ha servido para ayudar a las que vienen.

"Valió la pena por todas las mujeres que necesitan saber que a mi no me importa qué tan horrible es o por lo que hayan pasado, yo siempre estaré allí. por ellas valió la pena, valió la pena todo."

Estas ex trabajadoras sexuales ahora viven una vida digna, con trabajos de 8 horas diarias y con metas que cumplir. Son ejemplo para sus hijos y van siempre con la frente bien en alto.

"Nada nunca es color de rosa pero prefiero vivir esta vida que tengo ahora que vivir la que tenía en el pasado. No lo cambiaría por nada del mundo." subraya Baby Girl.

La prostitución es un acto ilegal tanto para quien ofrece estos servicios como para quien los contrate. Una vez al mes diversas agencias del orden salen a las calles buscando a mujeres que quieran seguir el buen camino que emprendieron nuestras entrevistadas.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad