publicidad

Toma el control de tus cuentas

Toma el control de tus cuentas

Con el nuevo año resulta obligado organizar la situación financiera, limitar los gastos y replantearse las deudas.

Plan para limitar los gastos

Entre las resoluciones del nuevo año destacan las que se refieren a organizar mejor la situación financiera personal, sobre todo, en un año complicado por el riesgo de entrar en un período de recesión.Y el primer consejo de los expertos es limitar los gastos y establecer un plan para evitar el agobio de las deudas y las dificultades para pagar las facturas.

Según la Comisión Federal del Comercio (FTC), para poner la casa en orden hay que comenzar por establecer un presupuesto en el que se pongan límites a los gastos innecesarios.

El orden en las finanzas personales comienza con hacer una lista de todas las fuentes de ingreso y detallar los gastos fijos, como la mensualidad de su hipoteca, el pago de su automóvil o la prima del seguro.

Asimismo es bueno hacer una lista de aquellos gastos variables, como alimentación, recreación o vestimenta, para completar el presupuesto.

Detallar sobre papel todos los gastos, aún aquellos que parecen insignificantes, puede ser de gran ayuda para establecer prioridades y evitar aquellos que son innecesarios.

Si las deudas aprietan...

En el caso de que las deudas aprieten, la FTC recomienda contactar a los acreedores cuando hay dificultades para pagar antes de que la situación empeore.

Es conveniente, en este caso, explicar a los acreedores cuál es la razón por la cual tiene dificultades para hacer frente a sus deudas y trate de acordar un plan de pago satisfactorio para ambas partes.

publicidad

No hay que esperar a actuar hasta que los acreedores pasen las deudas a una agencia de cobranzas, ya que podría ser demasiado tarde para llegar a un acuerdo.

Una posible refinanciación

La asesoría financiera profesional es también de gran ayuda para organizar la situación personal en caso de que no se pueda hacer frente a las deudas por si solo.

Un plan de refinanciación requerirá efectuar pagos regulares en una fecha determinada durante un periodo largo, pero también puede aportar la tranquilidad de mantener alejados a los cobradores, aseguran los expertos de la FTC.

Es obligado contactar a una empresa u organización con experiencia en el manejo de planes de refinanciación para evitar contratiempos.

Algunas organizaciones comunitarias no cobran cargos o son muy bajos por la administración de un plan de este tipo, mientras que las empresas cobran un monto mensual fijo, por lo que es mejor hacer un sondeo previo y definir cual opción es la que mejor.

Además, hay que comprometerse a no solicitar o utilizar créditos adicionales durante su participación en el programa.

Si bien el contar con un plan de refinanciación puede dar un poco de tranquilidad, éste no exime de algunas deudas o responsabilidades que puedan quedar pendientes.

Cada persona es responsable de pagar todas las deudas que no están incluidas en el plan y se deben revisar los estados de cuenta y resúmenes mensuales de los acreedores para asegurarse de que los pagos han sido recibidos y acreditados.

publicidad

Deudor, pero con derechos

En caso de que alguno de los acreedores hayan puesto en manos de una agencia de cobro la deuda, es importante que sepa que aún hay derechos en los que protegerse, aseguran los expertos de FTC.

Y es que si bien el cobro de deudas por parte de este tipo de agencias suele ser más estricto, existen ciertos límites que deben respetar de acuerdo con la Ley de Prácticas de Cobro de Deuda Justa.

Entre las estipulaciones que establece esta ley se encuentran ciertas restricciones sobre la forma o las horas a las que un cobrador de deuda puede contactarlo.

Ningún cobrador puede llamarlo antes de las 8 de la mañana o después de las 9 de la noche, o llamar a su trabajo si su empleador lo desaprueba, aseveran.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad