publicidad

Tarjeta prepagada VS Cuenta de cheques, identifica sus pros y sus contras

Tarjeta prepagada VS Cuenta de cheques, identifica sus pros y sus contras

Cuáles son los pros y los contras de las tarjetas prepagadas y las cuentas de cheques, Consumer Reports te lo dice.

Comparación entre tarjetas

Las tarjetas prepagadas son tarjetas recargables que se pueden usar como tarjetas de débito vinculadas a una cuenta de cheques, y se están convirtiendo en la base de un sistema bancario de segundo nivel utilizado por una creciente cantidad de clientes.

Aunque las tarjetas prepagadas se han vuelto cada vez más populares, los clientes que las usan están sujetos a múltiples y confusos cargos, y no reciben las protecciones obligatorias al cliente, las mismas que se aplican a las tarjetas de débito tradicionales vinculadas a cuentas de cheques.

Los emisores de tarjetas prepagadas han respondido a la crítica sobre los cargos afirmando que el costo es equivalente a la cantidad que se cobra a los clientes que usan una cuenta corriente o hasta más barato.

A fin de averiguar si esta afirmación es verdadera, Consumers Union comparó los cargos para las cuentas de cheques en los cinco bancos principales por número de activos y dos grandes cooperativas de crédito, y los cargos para 12 de los programas de tarjetas prepagadas más conocidos. Para cada uno de los bancos y cooperativas de crédito seleccionamos un producto de cuenta de cheques sin interés y de bajo saldo.

Calculamos los cargos que se cobran en el transcurso del primer año a un cliente hipotético que realizó las siguientes transacciones:

1. Abrir una cuenta (incluido todo requisito de depósito mínimo aplicable).

publicidad

2. Pago de tres recibos al mes (dos por Internet, uno con cheque o giro postal).

3. Ocho compras en puntos de venta al mes.

4. Tres retiros de efectivo al mes.

5. Dos consultas de saldo al mes.

6. Dos depósitos al mes.

Los costos típicos asociados con las cuentas de cheques son un requisito de depósito mínimo de apertura, cargos por uso de cajero automático (ATM) fuera de la red, cargos de servicio mensuales y un cargo por hacer un pedido de cheques.

Para las tarjetas prepagadas, los costos típicos pueden incluir cargos por activación, cargos por uso de cajero automático, cargos por recarga/depósito de dinero en la tarjeta y los cargos de servicio mensuales.

Algunas tarjetas prepagadas también cobran cargos por transacciones en puntos de venta que varían dependiendo de si el cargo se realizó con una firma o usando un número de identificación personal (PIN).

Para los titulares de cuentas de cheques, los cargos cobrados por usar cajeros automáticos fuera de la red pueden agregar el costo adicional más significativo. El sobrecargo promedio por usar un ATM que cobra el propietario de cajeros automáticos por usar un ATM fuera de la red es de $2.60.

Además del cargo cobrado por el propietario del ATM fuera de la red, normalmente se cobra a los clientes un cargo de su propio banco o cooperativa de crédito. Sin embargo, como la mayoría de los principales bancos y cooperativas de crédito tienen una amplia red de cajeros automáticos, un cliente de una cuenta de cheques cuidadoso puede, generalmente, evitar esos cargos.

publicidad

¿Prepagada o de cheques?

Otro cargo de la cuenta de cheques que a menudo puede evitarse es el cargo del servicio mensual.

De los cinco bancos importantes que evaluamos, solo US Bank ofrece una cuenta de cheques básica sin un cargo mensual, aunque ya ha sugerido en anuncios públicos que podría cancelar la cuenta corriente gratuita en un futuro próximo.

Ambas cooperativas de crédito que evaluamos no cobraban ningún cargo mensual.

En los casos en los que los cargos mensuales pueden ser aplicables, los clientes que se inscriben a la cuenta de cheques básica pueden, normalmente, evitar el cargo mensual al cumplir determinadas condiciones.

Estas condiciones varían pero, normalmente, incluyen opciones tales como usar el depósito directo, hacer cierto número de compras en puntos de venta mediante el uso de una tarjeta de débito y elegir recibir estados de cuenta por Internet en lugar de estado.

Para los clientes de tarjetas prepagadas, el cargo de recarga agrega el costo más significativo.

A los clientes de tarjetas prepagadas que usan MoneyPak, uno de los métodos de recarga más comunes, se les cobrará hasta $4.95 por cargar dinero en sus tarjetas (el precio de venta es de $4.95, pero Wal-Mart cobra $4.64). A los clientes de tarjetas prepagadas que usan MoneyGram se les cobrará $3.95. Este cargo puede evitarse si se usa únicamente el depósito directo para recargar fondos a la tarjeta.

publicidad

Los usuarios de tarjetas prepagadas normalmente tienen que pagar un cargo por usar un cajero automático.

El único emisor de tarjetas prepagadas de aquellos que examinamos que provee una red de cajeros automáticos gratuita a sus clientes es Green Dot. Los clientes de Green Dot pueden retirar dinero en estos cajeros automáticos sin cargo.

Ninguno de los emisores de tarjetas prepagadas que evaluamos provee una red de cajeros automáticos a clientes sin un cargo.

Los clientes de estas tarjetas prepagadas pueden evitar cargos por consulta de saldo al verificar sus saldos de la tarjeta por Internet o por teléfono.

Pueden evitar los cargos por retiro de fondos de sus tarjetas al usar la opción de "devolución de dinero en efectivo" cuando esté disponible en el punto de venta. Sin embargo, en algunos casos, a estos clientes se les puede cobrar cargos en el punto de venta.

Además, los minoristas, por lo general, establecen límites sobre los montos de devolución de dinero en efectivo.

Los bancos y las cooperativas de crédito incluidos en este análisis fueron Citibank, Bank of America, Wells Fargo, US Bank, JP Morgan Chase, Golden 1 Credit Union y Alliant Credit Union. Las tarjetas prepagadas cuyos programas se analizaron fueron Green Dot Prepaid Card, Wal-Mart Money Card, Account Now Prepaid Card, Joyner Reach Card, H&R Block Emerald Card, Western Union Card, Rush Card (Pay As You Go), Rush Card (Pay Monthly), NetSpend VISA Card (Pay As You Go), NetSpend VISA Card (Fee Advantage), Insight Card (Pay As You Go) e Insight Card (Monthly Fee).

publicidad

Cómo evitar cargos extra con tu tarjeta prepagada

En función de nuestro análisis de los cargos cobrados para el cliente hipotético, hallamos que:

1- Los clientes de los cinco bancos principales que saben cómo evitar los costos de usar los cajeros automáticos que no forman parte de la red, y que toman medidas para que les quiten el cargo mensual, pagarían solo el costo de pedir cheques de papel, para el conjunto de transacciones que medimos. Los costos de la cuenta de cheques en el primer año estarían, entonces, en el rango de $10 en Wells Fargo a $21.25 en US Bank. Estos clientes también necesitarían dar un depósito por abrir la cuenta que variaría de sin mínimo a $100.

2- Los clientes de los cinco bancos principales que no toman medidas para evitar los cargos por el uso de cajeros automáticos que no forman parte de la red y los cargos mensuales pagarían un costo en el primer año que varía de $327.25 en US Bank a $438.95 en Chase. Estos clientes también necesitarían hacer un depósito inicial.

3- Los clientes de bancos que evitan los cargos de usar cajeros automáticos fuera de la red pero que no evitan los cargos mensuales pagarían los costos del primer año que varían de $21.25 en US Bank a $162.95 en Chase.

4- Los clientes de tarjetas prepagadas que toman medidas para evitar la mayor cantidad de cargos posibles pagarán costos del primero año que varían de $18 con Western Union y las tarjetas de H&R Block a $147.35 con las tarjetas del plan mensual de Insight y NetSpend. Para reducir los cargos a estos montos, los clientes de tarjetas prepagadas tendrían que evitar cualquier uso de cajeros automáticos fuera de la red y tendrían que recargar sus tarjetas por medio del depósito directo únicamente.

publicidad

5- Los clientes de tarjetas prepagadas que no tomen medidas para evitar los cargos incurrirán en costos que varían de $373.80 con Western Union a $606.71 con la tarjeta (plan mensual) de Insight.

6- Si se asumen cargos mínimos tanto para los clientes de tarjetas prepagadas como de cuentas de cheques, todas las cuentas de cheques ofrecen una opción más barata que 10 de los 12 programas de tarjetas prepagadas. Wells Fargo y Bank of America resultan más económicos que todas las 12 tarjetas prepagadas si el cliente toma todas las medidas posibles para evitar los cargos.

7- Si se asumen cargos mínimos tanto para los clientes de tarjetas prepagadas como de cuentas de cheques, Western Union y H&R Block son más baratas que tres cuentas de cheques que ofrecen Citibank, US Bank y Chase.

8- Los costos en ambas cooperativas de crédito son menores que todos los bancos y menores que las 12 tarjetas prepagadas si los clientes toman todas las medidas posibles para minimizar los cargos. En Alliant Credit Union, los clientes no enfrentaron ningún cargo siempre que evitaron los cargos al no usar cajeros automáticos fuera de la red. En Golden 1 Credit Union, los clientes pagaron $16.95 en el transcurso de un año cuando tomaron medidas para evitar los cargos por el uso de cajeros automáticos fuera de la red, que es ligeramente más barato que las tarjetas de Western Union o H&R Block (a un mínimo de $18).

publicidad

9- Inclusive si los clientes de cuentas de cheques pagan un cargo mensual, están mejor en la mayoría de los casos que muchos de los clientes de tarjetas prepagadas que ya toman medidas máximas para evitar cargos. Si los clientes de cuentas de cheques evitan cargos por el uso de cajeros automáticos pero siguen pagando un cargo mensual y el costo de ordenar cheques, les va mejor en la mayoría de los casos que los clientes de tarjetas prepagadas que evitan todos los cargos excepto el cargo mensual y el costo de pagar un recibo cada mes por giro postal. En vista de esto, todas salvo una de las cuentas de cheques que analizamos (Chase) cuestan menos que seis de las 12 tarjetas prepagadas.

10- Aun cuando los clientes no toman medidas para evitar cargos, todos los bancos y cooperativas de crédito son más baratos que nueve de las 12 tarjetas prepagadas. Las tarjetas que ofrecen WalMart, H&R Block y Western Union son más económicas que las cuentas de cheques de Citi y Chase para todos los clientes que no tomen medidas en ambos casos para evitar cargos.

Los costos tanto para clientes de cuentas de cheques como de tarjetas prepagadas probablemente se ubiquen entre los mejores y peores escenarios que se describen anteriormente.

Por ejemplo, muchos clientes con cuentas de cheques usan cajeros automáticos dentro de la red para la mayoría de sus retiros en efectivo mientras que ocasionalmente usan cajeros automáticos fuera de la red, o pueden cumplir con los requisitos para evitar cargos mensuales durante algunos meses pero no en otros.

publicidad

¿Qué hay de malo con las tarjetas prepagadas?

Los clientes de tarjetas prepagadas pueden tomar medidas para evitar algunos cargos a la vez que no evitan otros.

Nuestro análisis halló que hay más tipos de cargos asociados con tarjetas prepagadas en comparación con las cuentas corrientes.

En general, es más fácil para un cliente de una cuenta de cheques reducir los cargos porque se pueden eximir los cargos mensuales al cumplir determinadas condiciones y se pueden evitar cargos por el uso de cajeros automáticos si los clientes usan cajeros automáticos dentro de la red.

Aunque algunos cargos por el uso de tarjetas prepagadas pueden reducirse, es mucho más difícil para los clientes evitar los cargos, ya que la mayoría de emisores de tarjetas prepagadas no ofrecen una red de cajeros automáticos sin cargos y pocos hacen posible que los clientes queden exentos de los cargos mensuales.

Asimismo, los clientes de tarjetas prepagadas, normalmente, no tienen una manera gratuita de recargar dinero en efectivo, y por ello incurrirán en cargos de recarga, a menos que usen el depósito directo de manera exclusiva para recargar fondos.

Además, algunos emisores de tarjetas prepagadas hacen un trabajo tan malo al dar a conocer los cargos que los clientes podrían sorprenderse al ver lo rápido que se van sumando los cargos.

Más allá de los cargos cobrados por usar tarjetas prepagadas, es importante notar que estas tarjetas no vienen con protecciones obligatorias al cliente.

publicidad

Cuando las tarjetas prepagadas son robadas o extraviadas y usadas por otros para hacer transacciones fraudulentas, los clientes no están protegidos por las mismas garantías legales que permiten que otros usuarios de tarjetas de débito recuperen su dinero.

Si un cliente se comunica con una institución financiera sobre una tarjeta de débito robada o extraviada dentro de dos días hábiles, la responsabilidad del cliente está limitada a no más de $50 (pero puede llegar a $500 o más si el cliente informa sobre la tarjeta de débito robada o extraviada luego de los dos días hábiles).

El cliente con una cuenta de cheques también tiene derecho a recibir nuevamente un crédito por los fondos faltantes dentro de los 10 días mientras que la investigación esté pendiente sobre el cargo.

En cambio, los clientes de tarjetas prepagadas únicamente tienen protecciones voluntarias por un contrato que podría ser modificado o rescindido en cualquier momento.

Visa y MasterCard tienen políticas de "cero responsabilidad", pero también son voluntarias y vienen con vacíos legales significativos. Hasta que las normas y reglamentos cambien para brindar las mismas protecciones obligatorias contra las transacciones no autorizadas y otros errores, acompañadas por un derecho de nuevo crédito, los clientes que usan tarjetas prepagadas están recibiendo una protección al consumidor inferior.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad