publicidad

Tarjeta de débito o crédito: ¿Qué tarjeta conviene usar?

Tarjeta de débito o crédito: ¿Qué tarjeta conviene usar?

Te explicamos cuándo debes y no debes usar cada tipo de tarjeta --débito o crédito--, de acuerdo a tus necesidades.

Usa la de crédito para…

Actualmente, las tarjetas de débito controlan el mundo de las tarjetas. Cuando realizan compras, los estadounidenses recurren a ellas más seguido en comparación con las tarjetas de crédito, una tendencia que probablemente continuará.

Sin embargo, resulta más sensato usar una tarjeta de crédito cuando se realizan determinados tipos de compras. A continuación explicamos cuándo debes y no debes usar cada tipo de tarjeta.

Grandes compras. No deseas comprar, digamos, una computadora portátil u otro artículo costoso con una tarjeta de débito, especialmente si compras en Internet.

Las tarjetas de crédito te permiten retener el pago si algo sale mal con tu compra y puedes contar con el emisor de la tarjeta para investigar el problema. Si utilizas una tarjeta de débito, el efectivo se deduce inmediatamente de tu cuenta de cheques y en caso de algún problema con el vendedor, será tu responsabilidad poder resolverlo.

Algunas tarjetas de crédito, incluidas todas las tarjetas American Express, agregan un año a la garantía del fabricante que se proporciona con el producto que se adquiere. Asimismo, puedes obtener protecciones adicionales contra el fraude, daños, robo de identidad o robo común.

Diversas tarjetas de crédito también ofrecen seguro de viaje complementario, seguro contra pérdidas y daños de vehículos alquilados y asistencia las 24 horas durante un viaje, en la carretera y en casos de emergencia.

publicidad

Gasolina, hoteles y renta de autos. Algunos hoteles, gasolineras, restaurantes, compañías de renta de autos y tiendas minoristas retienen el monto en su cuenta de cheques hasta que se complete la transacción de débito, lo que puede tomar varios días para los pagos en que se necesita su firma.

Además, la cantidad retenida puede exceder el monto de la compra de manera significativa. Estas retenciones pueden impedir que accedas a los fondos de tu cuenta bancaria y den lugar a cheques sin fondos, transacciones rechazadas o cargos por sobregiros.

Ganar premios. Pocas tarjetas de débito tienen programas de premios, y los programas de las tarjetas que sí los tienen no son tan buenos como los de las tarjetas de crédito.

Si usas una tarjeta de débito, no aumentarás la cantidad de reembolsos o puntos que puedes ganar. Las tarjetas de crédito con premios, no obstante, suelen tener las tasas de interés más altas, por ello, a menos que pagues el saldo completo todos los meses, no te conviene usarlas.

Quizá no lo sabías

Cuando la seguridad es lo más importante. Según la ley federal, tu responsabilidad por cargos fraudulentos en tu tarjeta de débito puede ser mayor que la que tendrías con una tarjeta de crédito.

Eres responsable por hasta $50 en compras no autorizadas efectuadas con tus tarjetas de crédito. Sin embargo, puedes perder hasta $500 con una tarjeta de débito si no informas el robo o la pérdida de tu tarjeta o PIN dentro de los dos días hábiles posteriores al descubrimiento del problema.

publicidad

En caso de que no informes sobre los cargos no autorizados después de 60 días de la fecha de tu estado de cuenta en los que aparecen, serás considerado responsable por cualquier retiro no autorizado realizado después de dicha fecha.

Eso incluye el valor total de las líneas de crédito y fondos ahorrados que están vinculados a su cuenta de ahorros para protección por sobregiros.

En la práctica, Visa y MasterCard tienen políticas de “cero responsabilidad” que trascienden la ley federal al exonerar de cualquier responsabilidad a los titulares de las tarjetas de débito en la mayoría de los casos en los que una investigación bancaria confirma que una transacción fue fraudulenta. Sin embargo, existen lagunas jurídicas en dichas políticas.

Las personas que crean tarjetas falsas de débito o ATM (cajero automático) al robar tu PIN y otra información de su cuenta pueden simplemente retirar dinero de tu cuenta bancaria. Con una técnica conocida como duplicado de tarjetas, preparan un equipo que captura la información de la banda magnética y del teclado al momento que ingresas tu PIN en los ATM, estaciones de servicio, restaurantes y tiendas minoristas.

Cuando utilices una tarjeta de débito, no ingreses tu PIN en las estaciones de servicio, en lugar de ello firma la transacción. Sólo utiliza los ATM en los bancos y controla tu cuenta en línea para verificar cualquier actividad anormal.

publicidad

Utiliza una tarjeta de débito para…

Elaborar presupuestos. Las tarjetas de débito son adecuadas para realizar pequeñas compras como víveres y otras compras diarias. Es posible que decidas gastar menos con una tarjeta de débito puesto que, por lo general, sabes cuánto dinero posees en tu cuenta bancaria. Las tarjetas de débito también pueden frenar la tendencia a gastar más para ganar premios, un problema para algunas personas que cuentan con tarjetas de crédito.

Las tarjetas de débito se han convertido en la mejor alternativa para elaborar presupuestos ahora que las nuevas normas federales requieren a los bancos que obtengan su permiso antes de permitir que se realicen los sobregiros efectuados con tarjetas de débito y ATM, y cobren tarifas por dichas transacciones.

No obstante, las normas, que empiezan a regir el 1° de julio para las nuevas tarjetas y el 15 de agosto para las cuentas existentes, no cubren los sobregiros de cheques o transacciones recurrentes como los pagos automáticos de facturas.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad