publicidad

¿Sabes poco sobre finanzas?

¿Sabes poco sobre finanzas?

El dinero es importante, el problema es que muchos no saben cómo usarlo porque nadie les enseñó a administrar lo que tienen ni cómo gastar.

¿Eres un analfabeto financiero?

Resulta irónico que el dinero es una parte importante en la vida, y que muchos no saben cómo utilizarlo bien. Los cierto es que la única manera de hacerte rico es administrando bien lo que tienes; es cuestión de poner mayor atención en tu economía personal.

"Algunos piensan que la planeación financiera es sólo para gente rica, o sienten que son muy jóvenes para organizar su vida financiera, o quizás muy viejos para empezar a planearla", señaló Adina Chelminsky, autora de libro Cómo manejar tu dinero (sin enloquecer en el intento).

A continuación te mostramos algunos consejos que te ayudarán a aprender cómo puede manejar tu dinero sin volverte loco.

Crea un plan de ahorro: Así como cuando quieres llegar a una dirección que no conoces y requieres de un mapa para guiarte por donde ir, eso mismo es un plan de ahorros.

Lo primero que debes tener bien en claro es cuánto ganas, cuánto gastas, cuánto ahorras.

Después definir una meta que quieras conseguir -ya sea comprarte un auto, salir de viaje, remodelar tu casa- para diseñar el camino y las herramientas financieras que necesitarás para alcanzar tu objetivo.

Con información, organización, prevención y un poco de tiempo te será más fácil armar un plan de ahorro.

Mírate en tu espejo financiero: Comprar a crédito sin preguntarte si vas poder pagar la deuda o endeudarte adquiriendo artículos que realmente no eran básicos, son una manera de darte cuenta si estás consciente de tu situación financiera.

publicidad

Saber cuánto vales y con cuánto cuentas te ayudará a organizar mejor tus pagos, a cometer menos errores y a medir el avance de tu ahorro y qué mejor que lo hagas de manera escrita.

Si no sabes la cantidad exacta de tus entradas económicas, ningún plan financiero podrá llevarte al éxito.

Establece metas concretas

Administra bien tu dinero: Si por más que armas un presupuesto mensual de tus gastos siguen existiendo fugas que hacen que llegues en números rojos a final de mes, significa que algo aún está fallando.

Un buen comienzo es que antes de ir de compras delimites la cantidad que vas a gastar, que uses tu tarjeta de crédito sólo cuando no haya otra elección, o que aprendas a distinguir entre lo que quieres y lo que realmente necesitas.

Recuerda que si quieres logar tus metas económicas tendrás que aprender a decir "no" de vez en cuando.

Visualizar para lograr: Bien dicen que con soñar no basta, y en cuestión de dinero hay que ser muy específico y realista.

Por ejemplo, planear unas vacaciones en tres meses suena más alentador que simplemente querer ahorrar $100 mil dólares.

Es importante que le pongas fecha a estas metas y reevalúes tu plan de ahorro periódicamente para ver cómo vas.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad