publicidad

¿Puedes ahorrar gastando?

¿Puedes ahorrar gastando?

Los programas bancarios que prometen dinero cada vez que gastas fueron analizados por Consumer Reports. Ve los resultados

El programa Keep the Change

Ahorrar dinero es difícil para muchas personas, por lo que los programas bancarios que prometen ayudarte a ahorrar cada vez que gastas pueden resultar tentadores.

Bajo esos planes, te depositan dinero en tu cuenta de ahorros o tu cuenta de inversión ( money market) cuando haces compras con una tarjeta de débito o de crédito.

Pero ahorrar dinero mientras lo gastas es tan poco rentable como suena. El laboratorio financiero de Consumer Reports realizó los cálculos y te muestra la razón.

También conocido como "Quédate con el cambio" de Bank of America.

Los detalles. Tú estableces una cuenta de ahorros o de inversiones y la ligas a una cuenta corriente con una tarjeta de débito. Con cada compra usando la tarjeta, el banco redondea la cantidad al próximo dólar y transfiere la diferencia a tu cuenta de ahorros.

Por ejemplo, si gastas $332.49, Bank of America transferirá 51 centavos de tu cuenta corriente a tu cuenta de ahorros.

El banco te empata la cantidad transferida a un 100 por ciento durante los primeros tres meses y a un 5 por ciento en lo sucesivo, hasta un máximo de $250 al año, sujeto a impuestos.

Asumiendo que la transacción promedio es de 50 centavos, tendrías que hacer 1,728 compras a débito para obtener los $250 completos, de acuerdo a la calculadora en línea del Bank of America. Pero como el banco te reduce la cantidad de dinero que te da, tendrías que realizar 10 mil transacciones durante el segundo año para obtener los $250.

publicidad

La cuenta básica de ahorros recientemente pagaba un interés bajísimo de 0.20 por ciento, y la de inversiones 1.75 por ciento sobre los depósitos menores de $5 mil, cuando muchas cuentas de ahorros en línea estaban pagando más de 3 por ciento. Y en caso de que tus transferencias automáticas resulten en un sobregiro, pagarás $25 adicionales a menos que tengas la cobertura de protección contra sobregiros, en cuyo caso pagará $10 por cada sobregiro.

Way2Save de Wachovia

Los detalles. Tú abres una cuenta corriente y de ahorros vinculadas. Wachovia transfiere $1 de tu cuenta corriente a tu cuenta de ahorros cada vez que haces una compra de débito o pagas una cuenta en línea.

El banco no empata la transferencia, pero paga un bono de 5 por ciento sobre el saldo de la cuenta de ahorros a fin de año. Al principio del segundo año recibirás un interés de 2 por ciento y un bono de 2 por ciento. Los depósitos adicionales a la cuenta tienen un límite de $100 mensuales.

Si transfirieras $100 mensuales a tu cuenta de ahorros, ganarías $92 en interés y bonos durante el primer año, además de las transferencias de $1 por transacciones de débito.

Pero para tener derecho al bono máximo de $300, tendrías que depositar $1,200 y realizar 4,800 transacciones durante el primer año. El bono es pagado por tres años y sujeto a impuestos.

publicidad

A fin de cuentas: Este programa no añadirá mucho a tu valor neto.

One de American Express

Los detalles: Esta tarjeta de crédito te paga el 1 por ciento de tus compras y un bono de $50 después de tu primera compra.

El efectivo es abonado a una cuenta de ahorros, la que hasta hace poco pagaba 2.75 por ciento. No hay límite en el número de recompensas que puedes obtener. Y la tarjeta no te cobrará interés sobre tus nuevas compras, sino solamente sobre tu saldo mensual previo.

Después del primer año, pagará una cuota anual de $35, por lo que tendrías que cargar $3,500 a la tarjeta para llegar al punto crítico, es decir, para recuperar tu dinero.

A fin de cuentas: Te iría mejor con una tarjeta con recompensas mayores (algunas pagan 3 por ciento o más por varias categorías de gastos) y que no te cobre cuota anual.

Otras opciones mejores

Depósito directo

Deposita directamente parte de tu cheque de nómina en una cuenta de ahorros en línea con intereses altos y libre de cuotas, como la de HSBC, que actualmente paga un interés de 3.5 por ciento y ligada a una cuenta de ahorros gratuita que paga interés.

Inversiones automáticas

Muchos empleadores te permiten depositar directamente tu cheque de nómina en más de una cuenta, para así darte más control sobre tus ahorros.

Por ejemplo, puedes hacer que te envíen dinero a una cuenta IRA o a un plan de ahorros universitario 529. T. Rowe Price permite contribuciones sistemáticas tan bajas como de $50 en sus cuentas IRA o sus fondos mutuos en lugar de la cantidad mínima usual de $1,000 a $2,500. En el caso de Fidelity, son $100 en lugar de $2,500 o más. En el caso de las cuentas 529, las contribuciones mínimas son a menudo más bajas, alrededor de $25.

publicidad

Dinero devuelto a su tarjeta de crédito

Usa una tarjeta de crédito que te devuelva dinero y con una adjudicación mayor en las categorías donde gastes más, como gasolina o alimentos. Saca una que te permita obtener las recompensas en efectivo pagando con cheque o como un crédito sobre tus compras del próximo mes.

Evita tarjetas con límites bajos sobre la cantidad que puedes ganar.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad