publicidad
.

Protege sus datos personales logo-noticias.6bcb5218ff723b30f6c272bb9bfc7...

Protege sus datos personales

Protege sus datos personales

Los ladrones de identidad ya no se conforman con robar los datos de 10 millones de adultos cada año. Ahora los niños están en la mira.

Roban los datos de inocentes

Los ladrones de identidad ya no se conforman con robar los datos de más de 10 millones de adultos en Estados Unidos cada año. Ahora tienen a una nueva víctima en la mirilla... tus hijos.

En semanas recientes, tanto las autoridades del gobierno como grupos defensores del consumidor han alertado de que estafadores están robándose los números de Seguro Social de menores de edad, para luego usurpar sus identidades.

Lo peor es que como el delito del robo de identidad por lo general no se detecta hasta que la víctima intenta solicitar crédito, en el caso de los datos personales de los niños el ladrón puede pasar años sin que se conozca nada sobre su fechoría.

Alrededor del 5 por ciento de las querellas recibidas en 2005 por la Comisión Federal de Comercio (FTC) fueron quejas para reportar casos de robo de identidad en menores de 18 años.

"En términos de consumidores que nos han contactado, esa cantidad ha aumentado", destacó Joanna Crane, portavoz del FTC en Washington. La funcionaria dijo que en los últimos dos años las quejas han crecido un 2 por ciento.

Las identidades de los menores de edad son utilizadas para solicitar tarjetas de crédito, abrir cuentas bancarias, y hasta para obtener licencias de conducir.

Con frecuencia, la información es vendida para ser utilizada por inmigrantes indocumentados, individuos con mal crédito, o personas con un pasado delictivo que buscan "rehacer" sus vidas sin correr el riesgo de ser arrestados.

publicidad

Steve Frasher, portavoz del Departamento de Policía de Riverside, en California, identifica a este tipo de ladrones como "fantasmas".

El agente precisó que la mayoría no utiliza sus nombres reales, sus direcciones son falsas o viven en residencias abandonadas y acostumbran compran productos a través del teléfono o internet.

"Usualmente atrapamos a los ladrones de identidad a través de órdenes de arrestos por otros delitos o durante una infracción de tráfico rutinaria -un oficial puede ver una cantidad de correo que no le pertenece al sospechoso", indicó Frasher.

"En algunos casos, el ladrón puede tener la identidad de más de 50 individuos", precisó el oficial. Por eso, agregó, "la mejor defensa es estar alerta".

La clave para obtener crédito

Los defensores del consumidor atribuyen el aumento a este delito debido a la entrega temprana de números del Seguro Social y al uso saturado del mismo.

Una combinación de nombres, direcciones y otras datos personales son útiles, pero el número de Seguro Social es la clave que los ladrones de identidad necesitan para abrirse la las puertas a un mundo ilimitado de crédito.

Los padres que quieren reclamar una deducción en sus impuestos por sus hijos están obligados a solicitar un número de Seguro Social para ellos.

Pueden obtener el número de su bebé recién nacido solicitándolo en cualquier oficina del Seguro Social, ya sea por correo o inscribiéndose en el programa de Numeración al Nacer ( Enumeration at Birth), un programa que empezó en 1989 y que le permite a los padres obtener un número de Seguro Social para sus hijos llenando un formulario en el hospital donde nacen.

publicidad

Los niños necesitan el número de Seguro Social como prueba de identidad para ingresar a la escuela, para recibir beneficios médicos y de seguros, para abrir cuentas bancarias y eventualmente, y al llegar a la adolescencia, solicitar contratos de telefonía celular.

No existe una ley federal que le prohíba a una empresa u organización solicitar un número de Seguro Social. Por lo que es casi obligatorio tener uno.

Contrario a lo que piensa la gente, las agencias de crédito no empiezan a crear un historial crediticio de un individuo hasta que la información de esa persona es utilizada para abrir una cuenta de crédito. Esta información puede incluir el nombre, edad, dirección y número de Seguro Social.

Los ladrones de identidad se aventuran a utilizar los datos de los menores de edad porque por lo general, ni el niño y sus padres revisan para ver si existe un reporte de crédito asociado a su nombre.

Esto le da al estafador suficiente tiempo para crear una vida nueva utilizando la información privada de la víctima.

El ladron, armado con la información necesaria, puede de forma fraudulenta abrir una cuenta bancaria, tarjeta de crédito, obtener un empleo y hasta preparar una declaración de impuestos.

Experiencias de la vida real

Gabriel Jimenez perdió su identidad cuando tenía 12 años de edad. Ahora que acaba de graduarse de la universidad, se enteró que está financieramente incapacitado con un historial negativo en su nombre.

publicidad

El joven trata de no solicitar tarjetas de crédito o préstamos por temor de tener que pagar altas tasas de interés. En la actualidad está tratando de corregir su historial de crédito y, con la ayuda de las autoridades, de obtener un nuevo número de Seguro Social.

David Date, de Santa Clara, California, descubrió que su Seguro Social estaba siendo utilizado por otra persona poco antes del Día de Año Nuevo de 2004; entonces tenía 17 años.

Date estaba tratando de abrir una cuenta de cheques y de ahorros en una sucursal del banco Wells Fargo. El representante del banco colocó los datos del joven en la computadora, pero algo estaba mal. Su número de Seguro Social no correspondía con su nombre, dirección, o teléfono.

"El agente del banco me preguntó, '¿Está seguro que este es su número de Seguro Social?' Le dije que sí, que estaba absolutamente seguro", relató Date.

El banquero le dijo que aparentemente ese número de Seguro Social aparecía con el nombre de otra persona y le sugirió que fuera a la policía.

Días más tarde Date se enteró que su Seguro Social había sido utilizado por una persona que abrió una cuenta en otras sucursal del Wells Fargo en Glendale, California. Luego, acompañado de su padre, presentó una querella a la policía, pero al final nada pasó debido a que el delito había sido cometido en otra jurisdicción policial.

publicidad

Entre tanto, Date pudo abrir una cuenta de banco con su propio Seguro Social.

La entidad bancaria le envió numerosas cartas al individuo que estaba utilizando el número personal de Date, solicitándole que se presentara en el banco con su tarjeta de Seguro Social. Pero al no responder ninguna de las misivas, el banco suspendió la cuenta.

"Fue un golpe de suerte que pudimos enterarnos de este problema a través del banco", expresó Al Date, el papá del joven afectado.

Un problema en aumento

Una de las tres principales agencias de crédito ha notado un aumento en las quejas de robo de identidad contra menores de edad.

"Hemos establecido una dirección electrónica ( childidtheft@transunion.com) debido a que este es un problema en aumento", afirmó Diane Terry, directora del Departamento de Asistencia a las Víctimas de Fraude de TransUnion.

Sin embargo, algunos oficiales federales sugieren que el número de personas presentando quejas al respecto todavía es relativamente pequeño.

"Si bien el robo de identidad a menores es un problema bastante serio, no está ocurriendo a un nivel tan significante", aclaró Betsy Broker, portavoz de la FTC.

Jonathan Lasher, subsecretario adjunto de la oficina del Inspector General de la Oficina del Seguro Social, indicó que el uso de números de menores de edad ocurre de vez en cuando, pero no ha visto un aumento dramático.

publicidad

Ahora bien, hay otros que no están de acuerdo, como Paul Stephens, analista de política del Privacy Rights Clearinghouse.

"Estamos viendo solo el principio", manifestó Stephens. "Puede haber un plazo de tiempo bastante amplio entre el momento que uno pierde la identidad hasta que lo descubre, particularmente con los niños".

La senadora Hillary Rodham Clinton, demócrata de Nueva York, hace poco reconoció el peligro que enfrentan los niños.

La también candidata a la presidencia de Estados Unidos presentó dos propuestas que le darían mayor participación a los consumidores en torno a cómo las empresas compran, venden y mercadean su información personal, y a la vez proporcionan mayor protección a los consumidores que tienen mal crédito o que pierden sus tarjetas de débito o crédito.

"El robo de identidad y el robo de nuestra información personal está fuera de control", apuntó Clinton. "Nadie está seguro, ni siquiera los niños y los adolescente, mientras los ladrones de identidad cometen robos electrónicos que le pueden costar a las personas dinero y afectar su historial de crédito".

Para hacerle frente al problema, la FTC está dando pasos firmes para informarle a la gente sobre su crédito a través de una campaña educativa.

De acuerdo con Crane, la agencia federal ha estado distribuyendo a maestros y líderes comentarios folletos educativos sobre cómo prevenir el robo de identidad y qué hacer en caso de convertirse en víctima de robo de datos.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El emblemático espectáculo estadounidense no ha podido hacer frente a los cambios del gusto del público y anunció el sábado que su última función será en mayo.
José Batista llegó a la frontera de Nuevo Laredo-Laredo para pedir los beneficios del reglamento estadounidense que le permitiría ingresar legalmente a este país. Lo que no sabía es que estando en pleno proceso el gobierno de Obama eliminaría la estipulación administrativa. Hubo otros detrás de él que por unas horas se quedaron fuera.
La noticia del fin de los beneficios a los migrantes de Cuba llegó como un balde de agua fría para los últimos en llegar. Este grupo espera sus papeles con la incertidumbre de si podrá reencontrarse con los familiares que dejaron en la isla.
En la madrugada de este jueves se votó el primer paso para revocar la ley de salud, que entre otros beneficios ha otorgado servicio de salud a más 20 millones de personas. El ‘sí’ ganó, pero los demócratas (y un republicano) hicieron lo posible por defenderlo.
publicidad