publicidad

Pide o invierte dinero a través de comunidades virtuales

Pide o invierte dinero a través de comunidades virtuales

Ante la sequía del crédito surgen redes sociales en línea donde la gente pide préstamos o invierte dinero prestando.

Qué son los préstamos P2P

Ante la dificultad para acceder a préstamos bancarios están ganando importancia un tipo de redes sociales en línea donde la gente pide préstamos o invierte dinero prestando, con tasas de interésque pueden ser incluso más atractivas que las ofrecidas por los bancos tradicionales.

Conocidos como préstamos P2P ( peer-to-peer o de persona-a-persona), algunos expertos consideran que son el nuevo mercado secundario de préstamos y un pequeño parche a la crisis crediticia mundial.

Diversas compañías virtuales -entre las más conocidas están Lending Club, Prosper y Loanio- conectan a personas que buscan un préstamo económico con otras dispuestas a concederlo como una inversión.

¿Lo atractivo? El tipo de interés que tienen que pagar los prestatarios es más bajo en comparación al que les ofrece -si es que se lo conceden- un banco común o una tarjeta de crédito, y los prestamistas obtienen una rentabilidad mayor que las inversiones tradicionales.

"Por un lado existe una demanda de préstamos, tanto para consumidores como para negocios, que las instituciones financieras no están cubriendo porque han retrocedido en su actividad; y por el otro lado los consumidores están buscando otras alternativas de inversión. En este contexto, el servicio de préstamos de dinero a prestatarios con crédito ofrece esa alternativa", dice Renaud Laplanche, CEO y fundador del Lending Club.

publicidad

"Los préstamos sociales tienen un gran potencial para crecer en el 2009, ante las limitadas opciones financieras tradicionales", augura Arnold Curtis, autor del libro The Complete Idiot's Guide to Person-to-Person Lending (Guía completa del préstamo de persona a persona).

El puntaje de crédito sí importa

El puntaje de crédito, como en las solicitudes de crédito tradicionales, es importante.

En Estados Unidos Lending Club está ofreciendo un mercado secundario de préstamos para gente que tenga un puntaje crediticio por encima de los 640 y un ratio de 25 por ciento o menos de deuda-ingreso.

"Sin embargo, si un individuo tiene una historia crediticia pobre, tendrá más dificultades para obtener un préstamo P2P con una tasa de interés decente. No es que sea imposible, pero sí más difícil", explica Beverly Harzog, co-autora de The Complete Idiot's Guide to Person-to-Person Lending.

Desde mayo de 2007 Lending Club ha logrado $20 millones en préstamos que van desde los $1,000 a los $25 mil con tasas de interés desde 7.37 hasta 19.36 por ciento. Además, el sistema de registro utiliza autentificación de usuario, verificación de cuentas bancarias, corroborador de crédito, reportes crediticios y transferencias de fondos.

Subasta del interés a la baja

Por su parte Prosper -que momentáneamente está en un periodo de pausa mientras promete arreglos en su operaciones a sus usuarios- otorga los créditos por un sistema de subasta a la baja. 

publicidad

Quien necesita el préstamo expone su proyecto, su historial y el dinero que necesita en el sitio web. Los posibles inversores comienzan entonces a ofrecer pequeñas sumas a un interés que ellos mismos proponen.

Pasado ese tiempo de ofertas, quien pidió el crédito recibirá dinero de aquellos inversores que ofrecieron prestarlo a más bajo interés. A ellos, a ese grupo de inversores, les irá devolviendo el dinero.

La reputación, clave

"Los préstamos existen desde el siglo XV, con la invención del concepto de negociar, en donde A le prestaba dinero a B y luego B le vendía o negociaba el préstamos a un tercero, C, y todo el juego recaía en la reputación. El mismo caso se da ahora con empresas como eBay, Prosper y demás, donde más allá de la reputación, todo recae en la calificación del crédito que uno tenga", asegura William Gamble, consultor especializado en mercados emergentes.

En el caso de Folio Investing.com, empresa que se ha asociado con Lending Club, se permite a los prestamistas revender sus notas a otros posibles inversores.

Jonathan Warmund, encargado del departamento de productos financieros de Folio Investing, Inc. explica: "Este servicio le da a nuestros miembros flexibilidad adicional y liquidez, permitiendo que tengan una salida en caso de que algo ocurra".

Ventajas y desventajas

Para Beverly Harzog la principal ventaja de los préstamos P2P es la habilidad de conseguir un préstamo con una tasa de interés más baja que uno podría conseguir en un banco, y que también uno puede mejorar las calificaciones de su historial crediticio.

publicidad

Mientras que para el prestamista, la ventaja es la habilidad de obtener un significante flujo constante de ingresos entrantes.

Aunque muchos aún no confían en este sistema de préstamos, existen numerosas leyes relacionadas con este tipo de créditos que protegen a los individuos que hacen negocio en este tipo de sitios.

Sistemas de control

Si un deudor no paga, los prestamistas no se involucran. Harzog asegura que existen regulaciones estrictas que gobiernan el proceso en que se da un préstamo y usualmente todo está establecido por escrito en el sitio. Pero añade que "para los prestamistas, como en todas las inversiones, siempre hay un riesgo".

Laplanche por su parte asegura que la tasa de préstamos morosos es baja.

"Cuando eso sucede, usamos las mismas técnicas que los bancos utilizan: el reporte de la deuda a los burós de crédito y la utilización de agencias de cobro para recuperar los fondos si es necesario", subraya.

Sin embargo, para Gamble este mercado aún no es realmente de persona a persona, pues se requiere que el prestamista se registre primero. Y además conlleva riesgos.

"Existe un problema con la información, pues en comparación de los bancos -que tienen una mejor idea de quiénes son sus clientes-, en los préstamos P2P el prestatario y el prestamista generalmente quedan en el anonimato y al segundo sólo le resta confiar en el organismo al que se ha afiliado. Pero si un prestatario miente, será el prestamista el que pueda tener un problema", finaliza.

publicidad

Si finalmente quien recibió el dinero prestado no paga, será perseguido y arruinará su historial crediticio, pero eso no asegura que el inversor recibirá su dinero de vuelta.

Razones para pedir un préstamo

Las estadísticas muestran que las razones más comunes para solicitar un préstamo son:

Poner en orden sus finanzas. De acuerdo con Lending Club, cerca del 50 por ciento de los préstamos facilitados son para terminar de pagar los altos intereses de tarjetas de crédito o consolidar las deudas pendientes.

Dar vuelo a grandes proyectos. Desde iniciar nuevas ideas hasta emprender programas de marketing más agresivos, los microempresarios han recibido asistencia financiera de sus pares para dar vuelo a muchos negocios que van desde un supermercado turco en California hasta una academia de béisbol en Massachusetts.

Iniciar o volver a las clases. Padres buscando asistencia para que sus chicos vayan a la universidad, estudiantes graduados persiguiendo educación superior... cerca del 5 por ciento de los préstamos tienen que ver con la educación.

Ayuda para eventos importantes. Bodas, mejoras en el hogar, el nacimiento de un bebé, cuentas médicas inesperadas, y nuevos comienzos en la vida son algunas de las razones por la que se piden préstamos.

Préstamos por una buena causa

Pero los préstamos P2P también pueden tener un alcance altruista. Existen algunas empresas que fomentan los micropréstamos entre particulares con el fin de apoyar a emprendedores en países en vías de desarrollo que necesitan un poco de dinero para iniciar un proyecto.

publicidad

En el caso de Kiva.org, los emprendedores exponen su proyecto -desde comprar una batidora para abrir una panadería en Perú, hasta construir una librería en Nepal-, y el prestamista decide a quién apoyar y con cuánto dinero. Una vez que logran el préstamo, el prestatario va pagando su deuda y el prestamista decide si vuelve a prestar su dinero.

En 2006, MATT.org lanzó un proyecto piloto junto con Admic, en México, y Kiva.org, por medio del cual se han otorgado préstamos por $2 millones a más de 2,700 emprendedores.

Adminc realiza un estudio del emprendedor que pide el dinero, así como del prestatario que necesita el préstamo, para asegurarse que el proyecto sea viable y legítimo, y cuál será el monto del préstamo. Las cantidades van desde los $50 hasta $200, en plazos máximos de 20 semanas, con pagos semanales y un 5 por ciento mensual de interés.

"Los prestamistas pueden ver el impacto social de sus préstamos a través de actualizaciones de los propios prestatarios, quienes reportan cómo les está yendo con sus negocios. Además, dado que los préstamos están hechos con base individual así como a través de grupos solidarios, si un miembro no puede hacer su pago a tiempo, los otros miembros pagarán en nombre del grupo", explica Marissa Gabrysch, portavoz de Matt.org.

Formalizar préstamos entre conocidos

publicidad

Además, en épocas difíciles, la primer fuente de préstamo es un familiar, amigo, jefe, o conocido; pero ya sea por falta de confianza o temor a arruinar la relación, muchas veces estos préstamos se quedan en simples promesas.

Sin embargo dentro de la gama de préstamos P2P, existen productos como Virginmoneyus.com que ofrecen formalizar los préstamos entre familiares y amistades cercanas.

"Muchos familiares están recurriendo a servicios como los de Virginmoneyus porque es una forma de oficializar su préstamo y de escoger las penalidades en caso de que el deudor se atrase en los pagos", explica Stacy Francis, fundadora de Savvy Ladies®, una fundación sin fines de lucro que empodera a las mujeres a través de educación financiera.

En el caso de Virginmoneyus.com las tasas de interés van desde el 2 por ciento y los préstamos ascienden hasta varios miles de dólares.

Francis añade que el mercado está creciendo a pasos agigantados y reemplazando los préstamos bancarios en la medida en que más individuos están teniendo problemas para obtener préstamos.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad