publicidad
Los costos universitarios están por las nubes, y ahorrar para esa cuenta gigantesca es bastante difícil.

Paga la universidad y consigue una excención fiscal al mismo tiempo

Paga la universidad y consigue una excención fiscal al mismo tiempo

Los costos universitarios están por las nubes, y ahorrar para esa cuenta gigantesca es bastante difícil.

Los costos universitarios están por las nubes, y ahorrar para esa cuenta...
Los costos universitarios están por las nubes, y ahorrar para esa cuenta gigantesca es bastante difícil.

Haz lo adecuado y aumenta la elegibilidad de tus hijos para recibir ayuda financiera

Los costos universitarios están por las nubes. De acuerdo al Consejo Universitario (College Board), los gastos totales en instituciones privadas y en programas de cuatro años sin fines de lucro alcanzaron un promedio aproximado de $40,000 en el año escolar 2012-2013. Ahorrar para esa cuenta gigantesca es bastante difícil; elegir la forma fiscal más eficiente para pagar las cuentas, a través del plan de ahorro 529 con impuestos diferidos, cuentas, préstamos y otros medios sujetos a impuestos, añade un nivel totalmente distinto de complejidad.

El objetivo es reducir tu cuenta fiscal mientras te aseguras que tu hija, por ejemplo, califique para recibir ayuda financiera en la medida de lo posible. Suponiendo que ella está bajo tu cargo como dependiente, y cuenta con pocos ingresos y activos, tu elegibilidad dependerá principalmente de los ingresos y activos tuyos, como consta en la Solicitud Gratuita de Ayuda Federal para Estudiantes o FAFSA. Completa el formulario al inicio de cada año calendario en fafsa.ed.gov.

publicidad

Por lo general, en la solicitud debes reportar además de tu residencia principal, las cuentas bancarias, inversiones, fondos fiduciarios y propiedades. Las excepciones incluyen pensiones, cuentas individuales de jubilación, plan 401(k), y el valor de los automóviles y de los intereses de pequeñas empresas familiares. No se necesitan reportar activos en la solicitud si los padres cuentan con un ingreso bruto ajustado menor a $50,000 y reúnen los requisitos para presentar el formulario 1040A o 1040EZ del Servicio de Impuestos Internos.

Si tus ingresos son altos: Emplea el plan 529

Las familias con ingresos relativamente altos deben recurrir a las cuentas de ahorro 529 para pagar la universidad antes de solicitar préstamos. Los declarantes conjuntos con más de $180,000 en ingreso bruto ajustado modificado (MAGI), ingreso bruto ajustado antes de deducir la matrícula y pensiones, pertenecen a este grupo. Lo mismo ocurre con los solteros y jefes de familia con un MAGI mayor a $90,000.

Puedes emplear la cuenta 529 de tu hijo para pagar los costos “calificados” de la universidad: matrícula, cuotas, libros, útiles y usualmente alojamiento y comida. Los retiros de la cuenta 529, dinero invertido inicialmente más las ganancias añadidas, estarán libres de impuestos, siempre y cuando no excedan la cantidad de costos calificados que pagas en un año calendario. “Usar tu cuenta 529 fija la exención fiscal sobre cualquier ganancia”, afirma Joe Hurley, contador público certificado y fundador de Savingforcollege.com.

publicidad

Con una cuenta 529 no tienes que reportar las ganancias en la FAFSA. Además, disponer de una cuenta 529 reducirá los activos que tienes que reportar; así, mediante el uso de los fondos de la cuenta 529, aprovechas una exención fiscal, mientras mejoras potencialmente la elegibilidad de tu hijo para recibir ayuda financiera en el siguiente año escolar.

Revisa nuestra guía para padres de cómo ahorrar para la universidad y aprende más sobre tus opciones y por qué deberías empezar a ahorrar con anticipación.

Si tu ingreso no es tan alto: Considera las exenciones fiscales

Si tu MAGI está entre $90,000 y $180,000, podrías calificar para una exención fiscal denominada Crédito Tributario de Oportunidades Estadounidenses (AOTC) o puedes deducir hasta $4,000 en matrícula y pensiones en tu declaración de impuestos a la renta. Sin embargo, no puedes reclamar ambos beneficios para el mismo estudiante en el mismo año.

El AOTC es un crédito que se descuenta directamente de tus impuestos. Solicitarlo puede reducir tus impuestos hasta $2,500 al año por estudiante. Por el contrario, la deducción por matrícula y pensiones reducirá tu ingreso bruto ajustado hasta $4,000 al año; si se encuentra en la categoría del 25%, podría ahorrar $1,000. El Software de impuestos seleccionará automáticamente la mejor opción para ti. “La mayoría de programas indican que el AOTC reducirá tu cuota tributaria por encima de la deducción de matrícula y pensiones” afirma Deborah Fox, directora de Fox College Funding, una empresa de planificación en San Diego.

publicidad

Pero el software de impuestos no toma en cuenta que solicitar la deducción de matrícula y gastos puede permitirle a tu hijo calificar para recibir más ayuda financiera, afirma Fox. Para decidir cuál exención funciona mejor tendrías que revisar las cifras con un asesor financiero. Ten en cuenta que no se pueden reclamar exenciones fiscales por los mismos gastos cubiertos con los retiros de la cuenta 529. Si lo haces, algunas ganancias de la cuenta 529 serán consideradas como “no calificadas” es decir, sujetas a impuesto.

Si tienes múltiples planes 529: Administra los retiros

Si tienes más de un plan 529 para el mismo estudiante, retira primero el dinero de la cuenta con las ganancias más altas. Generará mayores ganancias libres de impuestos.

Las cuentas pertenecientes a los abuelos no deben ser indicadas como un activo en la FAFSA, lo que puede ayudar al nieto a calificar para obtener más ayuda estudiantil, señala Mark Kantrowitz, editor en Edvisors.com, una red de sitios web sobre planificación y pagos para la universidad. ¿Cuál es la trampa? Pagar las pensiones de la universidad desde una cuenta 529 perteneciente al abuelo puede reducir la elegibilidad para recibir ayuda financiera hasta la mitad de la cantidad retirada de la cuenta.

Kantrowitz sugiere transferir la titularidad de la cuenta del abuelo al padre o al estudiante, una transacción permitida por la mayoría de los estados. Además, afirma que el cambio afectará un poco la elegibilidad para recibir ayuda financiera, pero menos que si se hubieran pagado las pensiones de la universidad con el plan 529 del abuelo; o sugiere, que se debe esperar antes de realizar distribuciones de la cuenta del abuelo hasta después de que se presente la FAFSA para el último año de universidad, cuando ya no tenga que presentar futuras solicitudes FAFSA.

publicidad

Hurley tiene una opinión diferente, está a favor de usar el dinero de la cuenta 529 del abuelo lo más pronto posible para pagar las pensiones de la universidad. “Usualmente es mejor usar el dinero de otras personas antes de perder esa oportunidad” afirma.

Porque en Univision Contigo sabemos lo importante que es para ti lograr tus metas financieras, queremos que la Prosperidad esté a tu alcance. Por ello, te invitamos a que uses esta herramienta que te ayuda a saber y hacer lo necesario para que aprendas a ahorrar y logres así tus metas financieras.

Haz click aquí y olvídate de solo soñar con la Prosperidad.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad