publicidad

No hagas caso a "lo que dice la gente" cuando se trata de dinero

No hagas caso a "lo que dice la gente" cuando se trata de dinero

Los consejos de "amigo" sobre dinero de alguien que no es un experto pueden tener consecuencias negativas.

La mayoría no sabe de qué habla

En nuestra cultura existe la tendencia de buscar consejos de nuestros parientes y amistades cercanos. ¿Tienes un problema con tu esposo? Pregúntale a mamá. ¿Tu novia ya no muestra interés en ti? A ver qué dice tu hermana mayor. ¿Estás pensando mudarte a otra ciudad? Consúltalo con tus primos.

Con asuntos familiares y decisiones personales, éstas pueden ser excelentes fuentes de consejos sabios basados en la experiencia. Uno no tiene que tener ningún título o entrenamiento especial para compartir su opinión sobre estos asuntos. Y tú estás libre para tomar los consejos o rechazarlos.

Pero desde el comienzo de la recesión, ha habido un incremento en la tendencia preocupante de personas con problemas financieros acudiendo a estas mismas personas para obtener información y consejos acerca de finanzas. Ahí sí hay un problema.

Lamentablemente, la gran mayoría de las personas no tienen suficiente formación financiera para arreglar sus propias circunstancias y menos para tratar de arreglar la situación de un tercero. Muchas veces tienen buenas intenciones y lo que quieren es ayudar, pero en verdad pueden estar haciendo mucho daño con los consejos que dan.

Muchas veces los consejos que estos no profesionales brindan están basados en las experiencias de terceros.

"La prima de mi jefe no pudo pagar la nota de su auto y sólo entregó el vehículo al banco y no pasó nada", es el consejo que uno recibe. Si actúa basado en esta información, se encontrará con la gran sorpresa de que realmente no es así y puede ser responsable por miles de dólares y también quedar con un historial de crédito dañado. Pero ya será muy tarde porque uno tomó acción basado en el mal consejo.

publicidad

Quizás la persona que te da el consejo no entiende bien o sólo recibió información parcial o simplemente no esperó a ver cuáles eran los resultados finales. No importa la causa del error, sigue siendo un consejo erróneo. 

Dependen las circunstancias de cada uno

También los consejos financieros varían dependiendo de las circunstancias de uno. Puede ser que el banco le perdonó una parte del saldo de la hipoteca a tu prima después de haber llenado cierto formulario, pero eso no quiere decir que tu propiedad, tu banco, tu nivel de ingresos y tu historial de crédito ameriten el mismo trato. Quizás existen otros programas para ti, o puede ser que tu caso no tenga una resolución positiva, y tienes que aceptar eso.

Por eso, si no eres un experto en finanzas, el mejor consejo que puedes darle a alguien –especialmente si es un ser querido– es recomendarle que se asesore bien con un verdadero experto. También tiene responsabilidad la persona que busca consejos de las personas equivocadas.

Si tienes un contador, asesor financiero o abogado en tu familia, ellos te pueden orientar, no por ser parientes tuyos, sino por la formación y experiencia que tienen.

Pero si no cuentas con alguien así y optas por hacer lo que te dice una persona sin preparación, tienes que vivir con las consecuencias y no tienes a quién echarle la culpa.

Mike Periu, experto financiero, es el editor de DINEROyCREDITO.com . Puedes hacerle preguntas ahí. ©2009 EcoFin Media, LLC

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad