publicidad
.

No hace falta Seguro Social logo-noticias.6bcb5218ff723b30f6c272bb9bfc7b...

No hace falta Seguro Social

No hace falta Seguro Social

Bank of America lanzó un programa que ofrece tarjetas de crédito a indocumentados que carecen de número de Seguro Social e historial de crédito.

Sólo hace falta abrir una cuenta

En un intento por conquistar el creciente mercado hispano de Estados Unidos, Bank of America (la segunda entidad bancaria del país), extendió un programa que ofrece tarjetas de crédito a inmigrantes indocumentados que carecen de número de Seguro Social e historial de crédito, reportó el martes el periódico Wall Street Journal.

El plan, que inició el año pasado en cinco sucursales de Los Angeles, es parte de una creciente tendencia que en años recientes ha motivado a instituciones financieras en diferentes partes de Estados Unidos a otorgar cuentas bancarias y hasta préstamos hipotecarios a personas sin estatus legal migratorio en el país.

El problema radica en que al carecer de un Seguro Social, los inmigrantes sin papeles por lo general no pueden construir un historial crediticio ni tampoco tienen alternativas para solicitar tarjetas de crédito o préstamos personales.

Tradicionalmente, los indocumentados estaban limitados a recibir crédito únicamente de usureros y tiendas locales. Eso empezó a cambiar cuando algunos bancos empezaron a otorgar préstamos hipotecarios a indocumentados.

El único requisito para estas entidades financieras era probar un empleo e ingreso estable, y el pago anual de impuestos al Servicio de Rentas Internas (IRS), preparando una declaración fiscal con un ITIN o número individual de identificación fiscal.

publicidad

El nuevo programa de Bank of America, que se da a conocer en un momento cuando el Congreso estadounidense debate un posible cambio a las leyes de inmigración que regularizaría los más de 11 millones de indocumentados que viven en Estados Unidos, promete precisamente otorgar tarjetas a individuos que carecen de ambos: Seguro Social e historial crediticio.

El requisito para calificar para la nueva tarjeta de crédito, que porta el logo de Visa, es abrir una cuenta de cheques y mantener un balance positivo y sin sobregiros durante un periodo de tres meses.

Bank of America empezó el programa el año pasado en cinco sucursales en Los Angeles. La semana pasada lo expandió un total de 51 filiales de esa área metropolitana, donde reside una alta concentración de inmigrantes indocumentados, según el Wall Street Journal.

"Estamos dispuestos a otorgarle crédito a alguien que no tenga un historial de crédito", afirmó Lance Weaver, jefe de servicios de tarjetas internacionales de Bank of America. Según el diario, esta es la división asignada a coordinar el programa debido a su experiencia en otros mercados fuera de Estados Unidos.

Es una tarjeta bastante cara

Pero no todo lo que brilla es oro, y en este caso "buen plástico". Las tarjetas de crédito que ofrece Bank of America para inmigrantes indocumentados tienen una elevada tasa de interés y además exigen una cuota de inscripción.

publicidad

El interés variable anual de la tarjeta es de 21.24 por ciento, superior al promedio nacional de 18.1 por ciento que cobran las instituciones de crédito por préstamos no asegurados, según el Nielsen Report, una firma que analiza el mercado crediticio.

"Un interés del 21.24 por ciento es sin dudas elevado", comentó David Robertson, editor del Nielsen Report, según el Wall Street Journal. "Si esa es la tasa de interés que te ofrecen, es seguro afirmar que perteneces a un grupo de alto riesgo".

Para obtener la nueva tarjeta Visa de Bank of America con una línea de crédito de $500 dólares, el solicitante debe poner un depósito de seguridad de $99 dólares.

Si sus compras se mantienen dentro del límite establecido de $500 dólares y cada mes realiza sus pagos a tiempo, en un plazo de tres a seis meses, el banco le devolverá el depósito inicial de $99 dólares y podría aumentar su límite de crédito.

Para otorgar crédito a clientes sin Seguro Social ni historial crediticio, el banco utiliza un método en el cual se evalúa el potencial del individuo en base a su historial laboral e ingresos, en vez de los datos financieros acumulados en un reporte tradicional de crédito.

Un problema controvertido

La idea de "facilitar crédito" a inmigrantes sin papeles ha sido criticada por algunas organizaciones en Estados Unidos que opinan que Bank of America está ofreciendo un producto que beneficia a personas que violan las leyes migratorias de Estados Unidos.

publicidad

"Ellos [Bank of America] están claramente cruzando la línea; en realidad están ayudando y albergando a gente que violó la ley", señaló Mehlman, portavoz de la Federación Para una Reforma Inmigratoria, una entidad que aboga por combatir la inmigración ilegal.

Pero Bank of America, por su parte, defiende su producto y asegura que cumple con todas las regulaciones bancarias y leyes antiterroristas de Estados Unidos.

Ejecutivos de la empresa citados por el Wall Street Journal dijeron que la iniciativa "no es un tema político", sino un plan que busca satisfacer las necesidades de un grupo de potenciales clientes.

En busca del mercado hispano

"Estas personas están viniendo [a Estados Unidos] en busca de una mejor calidad de vida, y merecen que alguien les ofrezca la oportunidad de lograr esa calidad de vida", manifestó al Wall Street Journal, Brian Tuite, director de las operaciones de tarjetas para América Latina de Bank of America y uno de los arquitectos del programa.

Lo cierto es que con el rápido crecimiento de la comunidad hispana, y en especial el aumento de la población indocumentada (se estima que cerca de medio millón de inmigrantes entran de forma ilegal a Estados Unidos), hay miles de millones de dólares en juego.

Bank of America, que tiene sucursales en 31 estados del país, estima que en Estados Unidos hay un mercado de 28 millones de hispanos hábiles para tener cuentas bancarias, pero que menos del 50 por ciento de ellos (sin importar su estatus migratorio) carece de una.

publicidad

"Si no crecemos a la par del [mercado] hispano, nosotros no vamos a crecer" como un banco, destacó al Wall Street Journal Liam McGee, jefa bancaria del consumidor y pequeños negocios de Bank of America.

El banco espera que con esta nueva tarjeta de crédito, cientos de miles de hispanos se motiven a abrir nuevas cuentas, ya sean corrientes o de ahorros.

Productos financieros dirigidos a beneficiar inmigrantes indocumentados "refuerzan la necesidad de un programa temporal de trabajadores", señaló Russ Knocke, portavoz del Departamento de Seguridad Interna, haciendo referencia al plan migratorio que la administración del presidente George W. Bush ha estado promoviendo desde enero de 2004.

Dicho plan, que nunca ha sido presentado formalmente ante el Congreso, promete un mejor control de los trabajadores inmigrantes que entran y salen a Estados Unidos, y almacenaría información fiscal y datos personales que facilitarían el proceso de crédito, precisó el funcionario.

Luego de los ataques del 11 de septiembre de 2001, las autoridades estadounidenses impusieron una serie de drásticas regulaciones de seguridad que obligaban a los bancos a verificar la identidad de sus clientes y a estar pendientes de transacciones sospechosas.

No obstante, estas regulaciones no obligan a los bancos establecer si el individuo está viviendo de forma legal en Estados Unidos.

Para abrir una cuenta la mayoría de los bancos únicamente requieren una tarjeta de Seguro Social o un número ITIN, acompañados de una identificación otorgada por una entidad gubernamental como un pasaporte, matricula consular o licencia de conducir.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El presidente Donald Trump firmó para iniciar el retiro del propuesto Acuerdo Transpacífico, cumpliendo así con otra de sus promesas de campaña y 18 muertos es el saldo de un sistema de tormentas que han afectado al sur de Georgia y Mississippi.
El portavoz del gobierno de Trump intenta suavizar su relación con los medios tras unas declaraciones polémicas sobre la comparación de multitudes que asistieron a la toma de posesión de Donald Trump el pasado 20 de enero y la de Barack Obama en enero de 2009.
El incidente ocurrió en un avión de Alaska Airlines que cubría la ruta de Baltimore a Seattle. El video fue publicado por Scott Koteskey, un partidario del presidente Donald Trump que venía de celebrar la investidura del magnate inmobiliario.
Sean Spicer, portavoz de la Casa Blanca comentó que se están haciendo todos los esfuerzos para tener todas las áreas de la página web en funcionamiento lo más pronto posible. Todo esto surge luego que desde el nombramiento del presidente Trump el sitio oficial de la Casa Blanca no cuenta con su versión en español.
publicidad