publicidad

Más ayuda para el consumidor

Más ayuda para el consumidor

Un estudio desaconseja a los gobiernos imponer impuestos a las remesas enviadas por emigrantes y motiva el uso de bancos para reducir costos.

Más beneficios para el consumidor

El Diálogo Interamericano, un instituto de estudios con sede en Washington, desaconsejó este martes a los gobiernos imponer impuestos a las remesas enviadas por emigrantes, al tiempo que los alentó a promover la utilización de los bancos para reducir los costos de envío.

"Los gobiernos no deberían intervenir en los flujos de remesas mediante la introducción de impuestos o regulaciones onerosas", aseguró el centro de análisis en el segundo informe de su grupo de trabajo dedicado a las remesas que alcanzan los $60 mil millones de dólares anuales en América Latina.

Los estados que "traten de gravar las remesas" sólo lograrán que los emigrantes "dejen de enviar dinero o utilicen canales fuera del control oficial", alertó el informe, en alusión a iniciativas esbozadas tanto en los países de envío de dinero como en los de recepción.

Por otra parte, los miembros del grupo de trabajo también recomendaron "políticas y consejos por parte de todas las instituciones para alentar a los emigrantes" y sus familiares que se quedaron en el país "a utilizar cuentas bancarias" para las transferencias de dinero.

"Los bancos y las otras instituciones financieras pueden ayudar a reducir el costo de la transferencia, al poder transferir dinero a través de las fronteras de una manera más barata" que las sociedades tradicionales de transferencia de dinero, subrayaron.

publicidad

El envío de remesas es en la actualidad la mayor fuente de capital externo en América Latina. Los $60 mil millones de dólares enviados desde Estados Unidos representan más del 15 por ciento del ingreso nacional para Honduras, Jamaica y El Salvador, y cerca del 5 por ciento de los ingresos de México.

Según el Diálogo Interamericano, en muchos países los miles de millones de dólares que envían los inmigrantes desde Estados Unidos están "combatiendo de frente la pobreza rural y urbana; y en algunos casos, está reduciendo la brecha entre los ingresos de pobres y ricos".

El informe divulgado el martes, titulado Making the Most of Family Remittances, explora formas para ayudar a las familias y sus países de origen a obtener más de las remesas que envían.

Ofrece además una atención especial a los mecanismos bancarios que existen para reducir el costo de transferencias monetarias, pero en particular enfatiza en que aumentar el acceso financiero a las personas que envían y reciben el dinero.

La meta es crear oportunidades

El documento también busca motivar a los gobiernos a crear oportunidades productivas para el uso de esas remesas respetando la privacidad y naturaleza voluntario de las transferencias.

La recomendación más crítica del reporte es que los esfuerzos de cabildeo de todas las instituciones deberían enfocarse en motivar a las personas que envían y reciben remesas a utilizar cuentas bancarias.

publicidad

A parte de facilitar las transferencias de dinero, "los bancos ofrecen una variedad de productos relevantes -incluyendo cuentas de ahorros que acumulan intereses y préstamos- que ayudan a los inmigrantes y sus familias a convertirse en ciudadanos económicos y promover el desarrollo en sus países", reiteró el informe.

Entre las recomendaciones adicionales que incluye el reporte se destacan:

  • Las Organizaciones para la Transferencia de Dinero (MTOs, por sus siglas en inglés) deben ser motivadas u obligadas a proporcionar información actualizada y válida sobre sus costos y métodos de operación.


Esta transparencia en precios y servicios le permitiría a los que envían y reciben remesas a comparar las diferentes MTOs y seleccionar la compañía que mejor cumple con sus necesidades.

Del mismo modo, una mayor transparencia en precios y servicios resultaría en un mayor nivel de competencia, costos más bajos y mejores servicios.

  • Una mayor cooperación entre los bancos y las MTOs: Los bancos ofrecen una mayor cantidad de servicios que las MTOs, así como una cobertura geográfica superior tanto en Estados Unidos como en el exterior.
  • Los MTOs tienden a ser vistas como entidades confiables en los ojos de los que envían y reciben remesas, y ofrecen una mayor experiencia en la industria de las transferencias y un mejor conocimiento de las comunidades en las que operan.

    publicidad

    Una colaboración mutua resultaría en un aumento en el uso de bancos para el envío de dinero a sus países de origen.

  • Los gobiernos y organizaciones internacionales deberían de invertir más recursos para investigar el impacto de las remesas en América Latina y el Caribe.
  • Es tiempo de generar la información y el análisis necesarios para entender el flujo de las remesas, cuánto contribuyen para el desarrollo, y qué políticas pueden hacerlas más vulnerables a ambos, los que envían y los que reciben y sus comunidades y parientes.

  • Los gobiernos no deberían de intervenir en el flujo de las remesas imponiendo impuestos o regulaciones burocráticas. Los envíos de dinero son transferencias voluntarias entre individuos y sus familiares.

  • publicidad
    Contenido Patrocinado
    En alianza con:
    publicidad
    publicidad