publicidad
.

Líos para T.J. Maxx y Marshall logo-noticias.6bcb5218ff723b30f6c272bb9bf...

Líos para T.J. Maxx y Marshall

Líos para T.J. Maxx y Marshall

La empresa dueña de las tiendas T.J. Maxx y Marshall informó que en un plazo de 18 meses le robaron información de 46 millones de tarjetas.

Problemas para T.J. Maxx y Marshall

La empresa de ventas al por menor TJX Cos., propietaria de reconocidas cadenas de tiendas como T.J. Maxx y Marshall, reveló esta semana que le robaron información de al menos 45.7 millones de tarjetas de crédito y débito durante un periodo de 18 meses.

El incidente, que también afectó a más de 455 mil clientes que devolvieron mercancías sin recibo, incluyendo los números de sus licencias de conducir.

En total, clientes de las ocho cadenas con las que opera TJX en Estados Unidos, Puerto Rico, Canadá, el Reino Unido, Irlanda -en estos dos últimos países opera 210 tiendas- han sido afectados por el robo de hasta un centenar de archivos con la información y perpetrado por piratas informáticos.

Éstos accedieron a los sistemas de varios puntos de Estados Unidos y Gran Bretaña y tomaron los datos de clientes de las tiendas de TJX entre diciembre del 2002 y noviembre del 2003, según informaron medios británicos.

La compañía, que comenzó a sospechar del robo hace tres meses e informó de él hace dos, aseguró en un comunicado no estar segura de la magnitud del robo ni del modo que afecta a sus clientes.

"Desconocemos el contenido de los archivos por los programas informáticos utilizados en la intrusión y por el sistema de eliminación de archivos que llevamos a cabo en el curso normal de nuestro negocio", dijo la portavoz de TJX Sherry Lang.

publicidad

Lang aseguró que tres cuartas partes de las tarjetas robadas ya estaban caducadas cuando se robaron los datos.

"Desde que descubrimos lo que había pasado, no hemos dejado de trabajar para proteger a nuestros clientes y fortalecer la seguridad de nuestros sistemas", aseguró el presidente de TJX, Ben Cammarata.

TJX, que ha puesto un servicio de atención al cliente especial por el caso, pide a sus clientes que revisen extractos de sus cuentas para comprobar si han sido objeto de estafa.

No se sabe la magnitud del robo

Los nombres y las direcciones los clientes no forman parte de los datos robados, puesto que no se almacenan en los sistemas, mientras que tampoco se cree que se haya tenido acceso a los códigos de identificación personal o PIN de las tarjetas.

Los bancos y las compañías de tarjetas de crédito han encontrado "pruebas preliminares" de fraude con el uso de datos robados de TJX.

La semana pasada, la policía detuvo en Florida a seis personas que utilizaban tarjetas que podrían pertenecer a clientes de las tiendas afectadas y con las que hicieron compras por valor de un millón de dólares.

Avivah Litan, vicepresidenta de investigaciones de la consultora Gartner Inc., manifestó que se trata del ''mayor robo de tarjetas que se haya registrado''.

''Obviamente esto fue realizado en un período de tiempo largo, en muchos lugares'', expresó. ''Ha causado un daño considerable''.

publicidad

El robo superaría al mayor robo de datos personales confidenciales conocido hasta ahora, cuando algo más de 40 millones de registros de CardSystems Solutions fueron puestos en peligro en el 2005.

La compañía estadounidense TJX, que ingresó $16 mil millones de dólares en el 2005, cuenta en todo el mundo con 2,500 tiendas de sus distintas cadenas, entre las que además de TJ Maxx y TK Maxx, figuran Marshalls o HomeGoods.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El emblemático espectáculo estadounidense no ha podido hacer frente a los cambios del gusto del público y anunció el sábado que su última función será en mayo.
José Batista llegó a la frontera de Nuevo Laredo-Laredo para pedir los beneficios del reglamento estadounidense que le permitiría ingresar legalmente a este país. Lo que no sabía es que estando en pleno proceso el gobierno de Obama eliminaría la estipulación administrativa. Hubo otros detrás de él que por unas horas se quedaron fuera.
La noticia del fin de los beneficios a los migrantes de Cuba llegó como un balde de agua fría para los últimos en llegar. Este grupo espera sus papeles con la incertidumbre de si podrá reencontrarse con los familiares que dejaron en la isla.
En la madrugada de este jueves se votó el primer paso para revocar la ley de salud, que entre otros beneficios ha otorgado servicio de salud a más 20 millones de personas. El ‘sí’ ganó, pero los demócratas (y un republicano) hicieron lo posible por defenderlo.
publicidad