publicidad
vacaciones

Infórmate antes de comprar...

Infórmate antes de comprar...

Los tiempos compartidos garantizan la oportunidad de tomar vacaciones al menos una vez al año. Sin embargo, no siempre son la mejor alternativa.

vacaciones
vacaciones

Infórmate antes de comprar

Con la idea de "para qué alquilar una habitación cuando puedo comprar un hotel", muchas personas han adquirido propiedades de " tiempo compartido" o " time shares" para, al menos una vez al año, disfrutar de unas merecidas vacaciones.

Y es que el concepto del " time share" podría satisfacer las necesidades de aquellos cuyo pasatiempo es viajar. Pues permite ser el "propietario" de un pomposo apartamento durante una o dos semanas al año.

Lo malo de los "tiempos compartidos", sin embargo, es que son simplemente un lujo y no una inversión, como el vendedor probablemente querrá hacerte pensar.

Además del precio que pagarás por tu "propiedad temporal" (que ascenderá a decenas de miles de dólares dependiendo del número de habitaciones y localización geográfica que elijas), cada año tendrás que incurrir en gastos adicionales de impuestos, cuotas de mantenimiento y membresías, entre otros.

publicidad

Por eso es imperativo que antes de comprometerte en la compra de un " time share" debes -además leer y entender bien el contrato-, evaluar tus necesidades y estilo de vida. Pregúntate si en realidad tendrás la oportunidad -y el presupuesto- para tomar vacaciones al menos una vez al año.

Al adquirir un "tiempo compartido" estás comprando "el derecho" de utilizar una propiedad (por lo general un apartamento o cabaña amueblada) durante un periodo de tiempo especifico.

Ser "dueño" de un " time share" no significa que puedes empacar tus maletas y montarte en un avión cuando gustes para "ir a visitar tu apartamento en la playa o tu cabaña en las montañas".

Tus vacaciones como propietario de un tiempo compartido es un proceso que requerirá bastante coordinación y planificación previa.

Digamos, por ejemplo, que te ofrecen una propiedad compartida en los alrededores de Orlando, Florida, para usarla una vez al año durante la segunda semana de junio. Ahora bien, ¿en realidad querrás viajar a Orlando todos los años?, y por otro lado, ¿podrás siempre obtener vacaciones para estar fuera de la oficina en el mes de junio?

La respuesta a estas dos preguntas probablemente será negativa.

Para contrarrestar esta monotonía de viajar todos los años al mismo lugar, la empresa que te vende tu " time share" te ofrecerá adquirir una membresía anual a un "club de vacaciones" que te otorga la posibilidad de intercambiar tu propiedad para hospedarte en cualquier parte del mundo en cualquier época del año.

publicidad

El problema con esto, sin embargo, es que si deseas ir a esquiar a Aspen, Colorado, durante la tercera semana de septiembre, tus vacaciones tienes que planearlas con varias semanas de antelación y dependerán exclusivamente de la disponibilidad de las unidades en esa fecha.

No olvides tampoco que como estarás visitando un " time share" ajeno, deberás pagar una cuota adicional de hospedaje (además de los costos de avión para llegar allí).

¿Cuánto dinero necesitas?

El dueño de una "propiedad compartida" gasta un promedio de $1,334 dólares en alojamiento durante una estadía de ocho noches en unas vacaciones para cuatro personas, según un estudio divulgado en septiembre de 2006 por la American Resort Development Association International Foundation.

Esta cifra de $1,334 dólares se traduce en $166.75 por noche, sin incluir el costo total de tu "propiedad", ni los impuestos, ni la membresía, ni los gastos de mantenimiento, ni el transporte, ni las comidas.

Lo cierto es que si te pones las pilas, buscas descuentos en la internet o en una agencia de viajes, probablemente podrás disfrutar de una vacación similar pagando menos dinero. También está la posibilidad de alquilar el "tiempo compartido" de otra persona, y eso sin dudas saldrá más económico.

Pese a todas las restricciones y altos costos en torno a los " time shares", la industria es una de mayor crecimiento. A nivel mundial, la venta de "tiempos compartidos" genera cerca de $12 mil millones de dólares anuales, según Interval Internacional, una de las principales compañías en la venta de "tiempos compartidos".

publicidad

La misma empresa asegura que en Estados Unidos, alrededor de 4 millones de familias son propietarios de una "propiedad compartida" y al menos 90 por ciento de los dueños están satisfechos con su compra.

No obstante, la industria ha sido duramente criticada por grupos defensores de los derechos del consumidor, por las tácticas engañosas que utilizan algunas empresas para presionar a los clientes a comprar.

La mayoría de las quejas están relacionadas a que muchos propietarios se sienten atrapados por los elevados gastos de mantenimiento (los cuales hay que pagarlos uses la propiedad o no), y porque son propiedades difíciles de vender y que dejan pérdidas al momento de transferírselas a un nuevo dueño.

Antes de firmar un contrato para comprar un tiempo compartido, asegúrate de que exista un periodo de varios días de rescisión para pensar bien la compra (no te dejes influenciar por las tácticas de ventas bajo presión).

Si cambias de idea durante este periodo, todo lo que tienes que hacer es informarle al vendedor que no estás interesado.

Eso sí, asegúrate de darle seguimiento a la cancelación de tu transacción con una llamada telefónica y de solicitar una carta liberándote de cualquier compromiso legal o financiero.

Recuerda que usualmente los tiempos compartidos son regulados por la comisión de bienes raíces del estado en donde está localizada la propiedad. Eso quiere decir que si tienes alguna queja, esa será la entidad que deberás contactar.

publicidad

Si deseas reportar alguna discrepancia, puedes además llamar la división para la protección del consumidor de tu estado para solicitar información y ayuda.

Prepárate a responder preguntas, por lo que debes tener a mano todos los documentos relacionados a la propiedad y la transacción.

Lo malo de los "time shares"

  • Los compradores de forma equivocada, piensan que están adquiriendo una propiedad de inversión.


  • Al no serlos, esto significa de que no recibirán beneficios económicos de su compra. Incluso, más allá de los días de descanso y las fotos de recuerdo, espera un retorno negativo.
  • Otro factor negativo: Si no pagas tu tiempo compartido al contado, prepárate a pagar altos intereses de financiamiento.
  • Dile adiós a tus amigos. Si bien es "tu propiedad" durante una semana específica del año. El número de personas que puedes llevar el limitado.
  • Estás obligado a pagar gastos de mantenimiento y membresía, incluso si no usas la propiedad.
  • Probablemente podrías disfrutar de una vacación similar pagando menos dinero y alquilando el "tiempo compartido" de otra persona.
  • En vez de comprar un "time share" de otra persona, invierte tus fondos en una cuenta que te permita ahorrar dinero para tus planes vacacionales. De esa forma no estarás atado a restricciones y viajarás cuándo quieras y dónde quieras...

  • publicidad
  • Además, y contrario al "time share", no te costará nada si un año decides quedarte en casa y no viajar.

  • publicidad
    Contenido Patrocinado
    En alianza con:
    publicidad
    publicidad