publicidad

Esperanza en tiempos de crisis

Esperanza en tiempos de crisis

Con un cambio de actitud se puede superar la difícil situación económica y ver las oportunidades detrás de las adversidades.

"Esto es una temporada. A veces las temporadas son más largas de las que uno quiere. Son ciclos económicos, políticos como están los huracanes. Estamos viviendo un huracán político-económico mundial, que nuestra economía depende del petróleo y de un sin número de circunstancias", dijo el motivador J. R. Román, presidente de Motivando Nuestra Gente, Inc.."Detrás de cada adversidad hay oportunidades, de esas crisis vamos a crecer, porque el crecimiento regularmente produce dolor", aseguró.Este experto y autor de varios libros como Motivando a nuestra gente, Somos la fuerza del cambio, Los retos del líder en el siglo XXI, El arte de servir, sirviendo al cliente con efectividad, entre otros, cuenta con 28 años de experiencia como conferenciante en las áreas empresariales, profesional y personal.Dijo que todo panorama depende de la manera como se miran las cosas y depende a quién se le pregunte.La época "más exitosa""Si le preguntas a un dueño de ferretería o los que venden hielo cómo le va en los tiempos de huracanes, dirán que es la época más exitosa. Éste será el mejor momento para comprar casa, por los embargos, pero en cambio, es un momento de desaliento de depresión para los que pueden perder sus casas, todo cambia si uno es afectado por esa crisis", dijo.De hecho, el tema del dinero y trabajo son dos de las mayores fuentes de estrés en casi el 75 por ciento de las personas en la nación, según datos de la encuesta "Estrés en América 2007" realizada por la Asociación Americana de Psicología (APA, por sus siglas en inglés).Por lo que el motivador señaló que las personas deben cambiar y reprogramar sus recursos en su computadora mental."En tu mente, en tu computadora hay un caudal de recursos, hay que sacar la información contaminada, limpiarla. Tenemos que sanarnos. Tiene que aprender cosas nuevas que les permita sacarle provecho", señaló.Advirtió que las personas no pueden vivir del pasado, ni quejarse de

publicidad

sus males, sino más bien enfocarse en planes nuevos para vencer los

obstáculos y ver las oportunidades como un medio de salida.

Sobre la ansiedad y agobio que viven las familias hoy en día sobre los

temas presupuestarios, los exhortó a que replanteen su plan de metas y

se decidan a salir adelante en bases a esos planes.

"En las crisis tienes dos opciones: asumes responsabilidades o esperas

que la crisis defina tu destino. Entonces, hay que aprender a ver la

crisis, organizarse, sanar la autoestima y tener un plan de trabajo",

precisó.

Recomendó que las personas sigan trabajando fuerte, que es la única

clave para el éxito y visualizarse como empresarios o trabajando en

franquicias u organizaciones que les provean mejores ganancias

económicas.El éxito, una aptitud

"El éxito es una aptitud. El éxito se construye y depende del precio

que cada uno pague. Se paga al contado y por adelantado. Los que

publicidad

trabajan mucho, tienen mucha suerte y si Dios me dio la vida, El tiene

un propósito en mi vida, yo tengo que hacer mi trabajo", dijo.

Este experto dijo que él mismo aprendió a superar una fuerte crisis

personal cuando sufrió un accidente en 1989 que lo dejó sin trabajar

por seis meses.

"No podía pagar la renta, no podía trabajar, tuve que recurrir a la

familia y amigos para vivir esos seis meses. Entonces, me preguntaba

qué podía hacer para que los próximos cinco años sean diferentes y

volví a mi plan de metas. Identifiqué los problemas, que era gente que

me rodeaba que no me apoyaba en mis metas, pero si eran expertos en

identificar problemas, supe que tenía que salir de ese ciclo", explicó.

Así, el conferenciante reconoció que el mercado hispano en la nación era un potencial para desarrollar y llevó sus conferencias a casetes de audio, luego a cds y escribió cinco libros.Hoy en día sigue con el propósito de formar líderes que motiven e influyan de forma positiva sus comunidades a través de sus charlas y proyectos de su empresa."Las cuatro llantas""Gracias a esa rotura de pierna, me di cuenta que estaba desbalanceado, lo comparo como las cuatro llantas del auto, así el ser humano tiene cuatro gomas (llantas)", advirtió.La primera goma es la personal que incluye lo emocional físico y espiritual; la segunda: familia, pareja e hijos; la tercera: el trabajo y la cuarta llanta: las finanzas."Hay que empezar a trabajar para que las personas identifiquen como están sus gomas, si están vacías o blanditas y trabajar en cada uno de sus planes para lograr ese equilibrio", dijo.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad