publicidad
El cambio oficial de hora ocurrirá el domingo a las 2 a.m. (es decir a esa hora deben atrasarse una hora a la 1 a.m.).

Escápate de deudas en 24 horas

Escápate de deudas en 24 horas

Si estás entre los millones de estadounidenses que acumulan deudas, aquí tienes un agresivo plan que puedes implementar desde hoy mismo.

El cambio oficial de hora ocurrirá el domingo a las 2 a.m. (es decir a e...
El cambio oficial de hora ocurrirá el domingo a las 2 a.m. (es decir a esa hora deben atrasarse una hora a la 1 a.m.).

Toma medidas inmediatas

Si te estás metido en deudas hasta la coronilla, no te preocupes: Millones de estadounidenses también han acumulado miles de millones de dólares en deudas. Pero no preocuparse no significa no hacer nada al respecto.

En tus manos está mantener la calma y buscar un plan de acción inmediato para sacarse ese peso de encima. Lo primero es comprender la seriedad del problema y la urgencia por solucionarlo.

Esto significa que para librarse de las deudas hay que tener en mente dos preceptos básicos: Uno, nada de dilaciones, hay que iniciar un plan ya y tratar de finalizarlo lo antes posible; y dos, no se debe ser complaciente con ningún gasto, por pequeño que sea, sobre todo si se trata de un gasto fijo o recurrente.

¿Por dónde empezar? Por las tarjetas de crédito, por supuesto. Mucha gente tiene la manía de acumular varias tarjetas. El primer paso es dejar de usar las que cobren más intereses.

publicidad

"No sólo hay que destruirlas, es necesario darles de baja, avisando al banco u organismo emisor que no queremos más su plástico", opinó Jim Tehan, experto financiero de MyVesta, una organización sin fines de lucro dedicada a las finanzas personales.

Busca un menor interés

Cuando busques una tarjeta, elige una de un banco que cobre menos intereses. Luego comunícate con tu banco y diles que estás dispuesto a cambiarte al otro.

Lo más fácil es que en ese mismo momento te rebajen la tasa y no necesites siquiera hacer el cambio.

Próximo paso: Haz la cuenta de cuánto es el máximo que puedes pagar cada mes sin ahogarte y arma un plan para eliminar ese pasivo lo antes que puedas.

No olvides que los intereses son altísimos y que esa deuda es un drenaje inútil de fondos.

Ten cuidado con la hipoteca

Si has acumulado miles de dólares en deuda y tienes una hipoteca, puedes pedir una ampliación de tu hipoteca para pagar la tarjeta. En ese préstamo puedes incluir también las cuotas del carro y de cualquier otro crédito que estés pagando.

Como los préstamos hipotecarios suelen llevar el menor interés de plaza, te saldrá mucho más barato ampliar esa deuda y cancelar todas las otras. Es lo que se conoce como "consolidación de deuda".

Eso sí, ten cuidado. No agrandes tanto la deuda que arriesgues tu propio techo.

publicidad

La deuda debe mantenerse en niveles racionales. No sea cosa que si uno se queda sin trabajo pueda perder la casa por no poder pagar a tiempo, advierte Tehan.

Pero si obras con sensatez, con todo lo que ahorras en tarjetas y otros créditos tendría que alcanzarte para pagar una hipoteca más alta y aún sobrarte una diferencia a tu favor.

Cuando hayas pagado esa tarjeta, cámbiala por una de débito, que te obliga a pagar toda la deuda cada mes, o simplemente ten la disciplina de pagar el total de tu tarjeta en cada vencimiento. De esa manera tendrás en tu billetera un aliado en lugar de un enemigo.

"Si pagas la cuenta completa cada mes, la tarjeta de crédito puede ofrecerte una forma conveniente de comprar cosas con un préstamo a corto plazo y sin interés", dice Eric Tyson, autor del celebrado libro Personal Finance for Dummies (Finanzas Personales para Tontos).

"Pero si comienzas a acumular deuda de un mes a otro con altas tasas de interés, la tarjeta te conducirá a vivir más allá de tus propios límites", señaló.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad