publicidad

Engañosos programas de puntos

Engañosos programas de puntos

Los programas que ofrecen puntos para ahorrar resultan atractivos, pero pueden ser engañosos. Aprende a usarlos

No valen la pena

“ Gane 25 mil puntos después de su primera compra con la tarjeta o $100 en una tarjeta de regalo”.

Infinidad de tarjetas de crédito, supermercados, farmacias, gasolineras, y muchos minoristas utilizan leyendas como éstas para hacer que sus clientes vuelvan y gasten más.

¡Pero cuidado!, Consumer Reports apunta que no es fácil encontrar verdaderos ahorros, y hasta los programas más generosos tienen límites para lo que el consumidor quiera ahorrar.

De acuerdo con Consumer Reports, en estos tiempos de vacas flacas, los consumidores precavidos pueden usar los programas que les ofrecen puntos para estirar su dinero cuando van a comprar lo básico.

Sin embargo, de acuerdo a uno de su más recientes estudio, cada vez es más difícil lograrlo pues junto con la  enorme cantidad de programas que existen, se han complicado las reglas, las restricciones y los límites en lo que el consumidor puede ahorrar.

“Si lleva consigo las tarjetas adecuadas y se deshace del resto, el consumidor puede ahorrar un poco en sus compras, pero es importante escoger programas que vayan de acuerdo con su estilo y forma de gastar”, nos dice Amanda Walker editora de proyectos de Consumer Reports.

Los resultados de la encuesta del Consumer Reports Money Adviser demuestran que cerca del 85 por ciento de las familias estadounidenses participa al menos en un programa de recompensa y que 41 por ciento de ellos lleva de tres a cinco de esas tarjetas, mientras que otro 10 por ciento tiene espacio en su cartera para llevar 10 ó más.

publicidad

Tarjetas de crédito

Ahora también uno puede tener algunas tarjetas de crédito que funcionan como tarjetas compensatorias, ya sea pagar la gasolina o el supermercado, por ejemplo. Estas te pueden brindar alivio para los artículos esenciales más caros, pero con frecuencia tienen tasas anuales de interés más alto que las tarjetas de crédito tradicionales.

Consumer Reports encontró que entre las tarjetas de crédito con programas de recompensa, las tasas variaban entre 9.74 por ciento  y tanto como 19.99 por ciento.

“Si las tasas son tan altas, el costo de tener un saldo va a nulificar cualquier ahorro que el programa de recompensa le ofrezca”, dijo Amanda Walker.

Tips para sacarle provecho

Para el consumidor que busca aprovechar al máximo las recompensas y evitar las trampas, Consumer Reports ofrece los siguientes consejos:

Fíjate dónde compras. Ahorra espacio en tu llavero o en tu billetera para las tarjetas que te permitan ganar recompensas en las tiendas que más frecuentas.

Planifica tus gastos. Calcula convirtiendo mentalmente en efectivo o en puntos, dependiendo del programa, la cantidad que gastarás. Si son puntos, averigua cuántos necesitas para obtener algo que te gustaría tener.

Si utilizas una tarjeta de crédito, réstale la cuota anual, si hay una. Si ese cálculo te demuestra que tendrías que gastar una fortuna para ganar una miseria en recompensas, olvídate de esa tarjeta.

publicidad

Te conviene más la que paga efectivo. Las tarjetas que pagan en efectivo tienden a ser más generosas con sus recompensas, según la investigación de Consumer Reports.

Evítalas si tienes saldo pendiente. Las tarjetas de crédito de recompensa con frecuencia cobran tasas de interés más elevadas, lo que reduciría tu recompensa y aún más si mantienes un saldo. El banco también puede retenerte los puntos o dejar de agregarlos si no pagas a tiempo.

Cuidado con los programas de donaciones. Las tarjetas que entregan su recompensa a organizaciones benéficas ( do-good programs), pagan en general entre 25 y 50 centavos por cada $100 que gastes. Además, no podrás deducir la donación en tus impuestos. Tanto tú como a la organización benéfica les iría mejor si utilizan una tarjeta de recompensas con más beneficios. En este caso es mejor guardar el dinero y mandarle un cheque a la organización benéfica.

Usa las millas de viajero pronto. Sacar provecho de las recompensas de viajero frecuente se ha vuelto más difícil debido a que las aerolíneas han reducido sus vuelos y tienen pocos asientos disponibles. Así que clasifícalas y utilízalas lo más pronto posible.

Las aerolíneas también cambian sus reglas a menudo y varias de las grandes compañías aéreas se han declarado en quiebra recientemente.

publicidad

Evita la tentación. Las investigaciones han demostrado que las personas que utilizan tarjetas de recompensa gastan más. Es fácil gastar más de la cuenta sólo para ganar una cámara digital o un set nuevo de equipo de golf. Ten cuidado.

Para ver algunas de las tarjetas de crédito con puntos en efectivo, de gasolina, y de recompensa en el supermercado puedes visitar el sitio de Consumer Reports.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad