publicidad
Tarjetas, el plástico toma el poder

El plástico toma el poder

El plástico toma el poder

El efectivo ha emprendido la cuesta abajo y el plástico ya es algo más que el sistema para sacar dinero o para hacer una transición rápida.

Tarjetas, el plástico toma el poder
Tarjetas, el plástico toma el poder

El dinero pasará de moda

El efectivo ha emprendido la cuesta abajo. Cualquiera tiene al menos dos tarjetas de crédito en su cartera, a las que hay que sumar la tarjeta sanitaria, la de entrada al estacionamiento de la empresa. El plástico ya es algo más que el sistema para sacar dinero y la tecnología se encarga de hacer una transición rápida.

La tarjeta del establecimiento donde compras habitualmente, la de sacar entradas de cine y teatro, la de la biblioteca, la del celular, el carnet de conducir, para sacar películas, un sin fin de tarjetas se acumulan en nuestro monedero a cual más necesaria.

El dinero dejará de pasar pronto de mano en mano para ceder paso a las tarjetas que, incluso de manera electrónica, servirán para identificarnos.

publicidad

De este modo las tarjetas se han convertido en un instrumento común al que su tamaño reducido y versatilidad fomenta su uso indiscriminado en todo tipo de productos.

Una herramienta ecológica

Pensando en el medio ambiente y en el daño que pueden suponer las tarjetas de plástico dos de las grandes compañías japonesas, Sony y Mitsubishi, están desarrollando la que será la primera tarjeta inteligente en el mundo hecha de plástico biodegradable y que tendrá aplicaciones como dinero electrónico, según el diario económico Nihon Keizai.

La producción de las nuevas tarjetas, que usan un 51 por ciento de materiales con base vegetal y se diluyen en la tierra, reducirá en un 20 por ciento las emisiones contaminantes en las manufacturas de esos componentes.

En la actualidad, Sony usa tarjetas de plástico biodegradable en algunos de sus teléfonos móviles y reproductores portátiles de música.

Tarjetas tecnológicas

Por su parte, una entidad financiera, La Caixa, ha lanzado una modalidad de pago que ha denominado contactless, un sistema que agiliza y facilita las transacciones con tarjetas, "sobre todo para compras pequeñas y habituales como las de restaurantes de comida rápida, entradas de cine, farmacias o gasolineras", según comentan los creadores.

Funciona igual que las actuales, pero su uso conlleva utilizar la última tecnología de radiofrecuencia, lo que sustituye a la banda magnética.

publicidad

Para que un lector interprete los datos de  la tarjeta sólo hace falta mantenerla frente al dispositivo, permitiendo así que la compra sea más ágil, pues no requiere ni firma ni comprobante.

Según sus creadores el sistema no incrementa el coste ni para el comprador ni para el vendedor.

Esta nueva tecnología permitirá también su implantación en los teléfonos móviles, desde los que será posible realizar pagos como si fuera una de estas tarjetas Contactless, tan sólo acercando el móvil al dispositivo.

Modernizar métodos de pago

Latinoamérica está modernizando sus sistemas de pago para impulsar el desarrollo económico, según un informe publicado hace algunos meses en la revista británica The Economist Intelligence Unit, sobre las seis principales economías de la región: Argentina, Brasil, Chile, Colombia, México y Venezuela.

Las remesas enviadas por los emigrantes han estimulado las transacciones de dinero en efectivo.

La necesidad de canalizar estos fondos hacia la economía formal y de fomentar el crecimiento, aumentando la velocidad a la que el dinero cambio de manos, ha llevado a los gobiernos latinoamericanos a promover el uso de productos de pago electrónico como las tarjetas de débito y de crédito y las transferencias directas de fondos.

Sin embargo, al defensor oficial de los usuarios de la banca en México, Oscar Levín, durante la presentación de la Segunda Encuesta Nacional sobre las Sociedades de Información Crediticia, indicó que a la Condusef (Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros) le "preocupa mucho el uso indiscriminado de las tarjetas de crédito como una extensión del salario".

publicidad

La idea es que "la tarjeta de crédito se use como una muy clara tarjeta de servicio y que la gente pague por completo (todo el saldo) el día en que le llega el corte", explicó.

Transferencias electrónicas

En el caso de Brasil se ha modernizado el sistema de transferencias electrónicas urgentes, lo que permite el envío de remesas en el mismo día, y el sistema financiero ha llegado a más de 4 mil municipios no servidos hasta ahora por la banca y ha sustituido los vales de comida por una tarjeta de débito.

En Colombia se ha reformado el sistema nacional de pagos para mejorar la eficacia y los controles financieros, que permitirán combatir el blanqueo de dinero y mejorar la reputación internacional del país.

México ha disuadido del uso de cheques, retrasando su procesamiento, y dispone actualmente del más sofisticado sistema de calificación de solvencia de toda la región, que ha permitido acceder a créditos a muchos ciudadanos de bajo nivel de ingresos.

Argentina ha introducido la obligatoriedad de los depósitos directos para las nóminas de la mayoría de los empleados así como un descuento de cinco puntos en el IVA básico del 21 por ciento en el caso de uso de tarjetas de débito y de tres puntos, si se usan tarjetas de crédito.

Chile mejoró enormemente la eficacia de sus transacciones electrónicas mediante un sistema de pago a tiempo real que comenzó a funcionar este mismo año así como gracias a la interconexión de las redes de banda ancha.

publicidad

Por su parte, Venezuela llevó a cabo consultas con el sector financiero privado, que han servido para impulsar importantes mejoras técnicas, ha acelerado los trámites de pago y reducido los costos de ese tipo de operaciones.

Las tarjetas son algo más que dinero, una realidad que nos conecta al mundo.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad