publicidad
De acuerdo con la teoría de Chen, las personas que hablan español o inglés tienden a ser menos ahorrativas.

¿El idioma que hablas influye en tu forma de ahorrar?

¿El idioma que hablas influye en tu forma de ahorrar?

Quien habla idiomas que usan el presente para señalar actos en futuro son más ahorrativas.          

De acuerdo con la teoría de Chen, las personas que hablan español o ingl...
De acuerdo con la teoría de Chen, las personas que hablan español o inglés tienden a ser menos ahorrativas.

Si hablas español o inglés serías menos ahorrador: Economista

En muchas ocasiones se ha escuchado que el ser una persona ahorrativa es producto de la forma en la que nuestros padres nos enseñaron esa relación con el dinero, pero ¿crees posible que el idioma que hablas determine si ahorrarás más o menos para tu vejez, que una persona que habla cualquier otro idioma? Pues eso es lo que afirma una reciente teoría del economista Keith Chen.

¿Consideras verdadera la teoría de Keith Chen? ¡Opina!

De acuerdo con la teoría del economista conductual Keith Chen, aquellas personas que hablan idiomas que utilizan únicamente el presente para referirse al futuro son propensas a ahorrar más dinero que aquellas que usan un tiempo verbal diferente, señaló BBC.

publicidad

Por lo tanto, el simple hecho de hablar español o inglés ya habría determinado si eres una persona menos ahorradora que aquellas que hablan alemán o mandarín.

"El acto de ahorrar está relacionado fundamentalmente con entender que el 'yo' futuro, la persona para la que ahorras, es en algún sentido equivalente a tu 'yo' presente", comentó Chen a la BBC.

Y agregó: "Si el idioma separa el futuro y el presente en su gramática, eso, aparentemente, hace que uno disocie un poco el futuro del presente cada vez que habla (...) y eso efectivamente hace que sea más difícil ahorrar".

Según Chen, sus investigaciones en el tema comprueban que la gramática del lenguaje además de afectar el tema financiero, también es determinante en la salud.

La teoría de Chen muestra que los que hablan inglés o español hacen menos ejercicio y fuman más que si hablan mandarín, malayo o yoruba.

Economistas y lingüistas no han tardado en criticar las afirmaciones de Chen, afirmando que existen razones sociales, económicas y culturales que provocan que los hablantes de distintos idiomas se comporten de manera distinta, apuntó BBC.

Uno de los críticos es Morten Lau, director del Centro de Economía Conductual de la Universidad de Durham, quien afirma que el lenguaje no tiene nada que ver con cuánto se ahorra.

"En mi propio trabajo sobre el ahorro, son las tasas de interés las que determinan el comportamiento", señaló Lau.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad