publicidad

El día de no comprar nada

El día de no comprar nada

El fin de semana de Acción de Gracias unos compran como locos... mientras otros celebran el día del anticonsumismo.

Una protesta ecologista

Tras sus llamativas campañas contra el uso del automóvil o a favor de no ver televisión por un día, la organización Adbusters han anunciado que ahora se acerca el Día de no comprar nada, o el Buy Nothing Day (BND), a celebrarse este 23 de noviembre en Estados Unidos y Canadá, así como el 24 en todo el mundo.

Como un llamado al no consumismo en favor de la tierra, esta fundación de activistas sociales ya preparan festejos, charlas y protestas para atraer a más consumistas a darle un descanso a sus carteras.

Ambientalistas, activistas sociales y ciudadanos preocupados de más de 65 países, saldrán a las calles a celebrar el Buy Nothing Day, fenómeno cultural originado en Vancouver, Canadá hace 15 años.

Mientras la crisis ambiental lleva a muchas personas a buscar alternativas ecologistas para detener el consumo excesivo, este evento internacional cada vez se vuelve más popular y monumental en todo el mundo.

Programada para que coincida con Acción de Gracias, uno de los fines de semana más ajetreados de compras en Estados Unidos, así como el inicio no oficial de la temporada internacional de las ventas navideñas, el Buy Nothing Day ha tomado muchos rumbos, desde relajadas salidas en familia hasta fiestas callejeras gratuitas y protestas públicas auspiciadas por algún partido. Todo cabe mientras se pase un día sin comprar nada.

publicidad

Otro estilo de vida

"BND no se trata sólo de cambiar tu rutina por un día. Tiene que ver con comenzar con un compromiso de un estilo nuevo de vida. Con más de 6 mil millones de personas en el planeta, es la responsabilidad de los más ricos -el 20 por ciento que consume 80 por ciento de los recursos mundiales- establecer un nuevo camino", afirma Kalle Lasn, co-fundador de la Adbusters Media Foundation.

En años pasados, activistas callejeros han sido particularmente imaginativos en sus celebraciones, organizando marchas vestidos como zombies, destrucciones de tarjetas de crédito masivas, clínicas para compradores compulsivos y pláticas públicas con la intención de exponer las consecuencias sociales y ambientales del sobreconsumo.

"Tanto énfasis se ha puesto en comprar reservas de carbón, bombillas compactas flourecentes y carros híbridos que estamos dejando de lado la principal causa ambiental: estamos consumiendo más allá de lo que necesitamos", dice Lasn.

Una celebración mundial

El primer Buy Nothing Day fue celebrado por anticonsumistas en Vancouver, en 1992, basados en la idea del artista Ted DAve, como un día para que la sociedad examine la problemática del sobreconsumo.

Ahora es Lasn, co-fundador de la Adbusters Media Foundation, el organizador encargado de que el BND se celebre anualmente como un evento global.

Él explica que aunque la mayoría de los participantes suelen utilizar este día como una escapatoria a la comercialización mental y el consumismo frenético de la vida moderna, el enfoque se ha desplazado a lo político ante la nueva situación en torno a los cambios climáticos.

publicidad

Apocalipsis consumista

Pero no sólo las transformaciones del clima y el medio ambiente preocupan a los políticos, también interesan a algunos religiosos como el Reverendo Billy, quien junto con el director Rob VanAlkemade y el productor de cine Morgan Spurloc prepararon para este día de no comprar nada un documental cómico que busca salvar el alma de los consumistas.

Con mensajes espirituales salpicados de humor y música gospel, el Reverendo Billy tituló el filme ¿Qué compraría Jesús?, en donde su misión es cruzar la nación entera para salvar a la Navidad del Shopocalypse -una especie de apocalipsis consumista- emancipando a la humanidad  del consumismo y las llamas de las deudas eternas.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad