publicidad

Cuenta y canjea tus monedas

Cuenta y canjea tus monedas

Es muy probable que en su casa –en monedas abandonadas en cajones, frascos o bajo su sofá- haya más dinero del que piensa.

Rastrea la casa

MIAMI - Quizá le cueste creerlo, pero es muy probable que en su casa –en monedas abandonadas en cajones, frascos o bajo su sofá- haya más dinero del que piensa.

El hogar promedio de Estados Unidos tiene unos $90 en monedas olvidadas, según un estudio de la empresa Coinstar, que fabrica máquinas que cuentan monedas.

La mitad de los estadounidenses van acumulando en algún lugar las monedas sueltas, ya sea en el típico cerdito o en una lata.

Si usted es de los que metódicamente guarda las monedas, seguramente acumule una buena suma y, por supuesto, le será mucho más fácil encontrar y convertir esas monedas en dinero "útil".

Pero además, el 71 por ciento de la gente encuentra monedas en tazas, frascos y otros recipientes. ¿Y quién no ha encontrado monedas bajo los cojines de su sofá? El 19% de los estadounidenses se sientan literalmente sobre su dinero, según la encuesta de CoinStar.

Otros lugares donde puedes encontrar monedas con facilidad:

  • En la secadora: entre las sábanas o en el filtro. El 36% de las personas encuentran allí monedas relucientes.
  • En los cajones: 1 de cada 3 personas recupera allí dinero en metálico.
  • En el automóvil.
  • En bolsillos de pantalones y en bolsos de mano.

Si logras llenar un frasco de 12 oz., tendrás aproximadamente $20. En un frasco de 16 oz., $30. Y si eres capaz de acumular un galón de monedas, fácilmente habrá en él $225. Aunque estas sumas variarán dependiendo del tipo de monedas. Si todas son quarters, tendrás aún más dinero.

publicidad


Cuente y canjee las monedas

Una vez recuperadas las monedas es momento de convertirlas en dinero que realmente nos sea fácil de utilizar, para lo que hay básicamente dos opciones.

La primera es acudir a un banco que ofrezca el servicio de conteo de monedas. No todos los bancos ni todas las sucursales tienen máquinas que cuenten monedas, pero cuando las tienen, suelen ofrecer el servicio gratis.

La segunda opción es llevar las monedas a una de las máquinas automáticas que se encuentran en muchos supermercados, farmacias u otros comercios. Estos quioscos autoservicio tienen una zona en la que depositar las monedas, sin que sea necesario separar las de distinto valor. Se las "traga" y las cuenta.

En el caso de Coinstar, líder en el sector, la máquina emite un recibo del dinero total depositado en monedas menos un 8.9 por ciento de comisión. El recibo es canjeable por efectivo en el mismo supermercado.

En vez de efectivo también se puede optar por recibir una tarjeta de regalo de tiendas nacionales como JCPenney, Amazon.com o Starbucks. En este caso la máquina no cobrará comisión alguna.

Desde la propia máquina también es posible donar el dinero cambiado a organizaciones como la Cruz Roja de Estados Unidos o Unicef. La máquina imprimirá entonces un recibo deducible de impuestos por la donación.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad