publicidad

Compra una casa casi sin dinero

Compra una casa casi sin dinero

Si no tienes dinero para comprar una casa y estás dispuesto a colaborar en construirla, piensa en Habitat for Humanity.

Habitat for Humanity (en español, Habitat para la Humanidad) tiene programas de ayuda para familias que necesitan reparar su vivienda y también para personas que quieren donar parte de su tiempo ayudando a otras más. Desde 1976, la organización Habitat for Humanity ha construido más de 300 mil casas en todo el mundo. El trabajo de miles de voluntarios y el apoyo de distintas organizaciones comunitarias hacen posible que muchas familias consigan un hogar propio."Como pareja siempre deseamos tener un lugar propio, nuestro, donde crecieran nuestros niños, pero para ellos parecía imposible. Fue difícil", contó la señora Lorena a las cámaras de Primer Impacto.Aunque fue una situación difícil, con un buen crédito y una constancia de empleo a tiempo completo, la señora Lorena y su esposo calificaron para ingresar al programa. Después solo debieron demostrar que les hacía falta una vivienda más amplia y podían cumplir con los pagos."Estamos buscando familias que necesitan una mano, no caridad... solamente, una mano de ayuda para poder comprar esa casita, para poder dar una a su familia que tal vez no es posible sin nuestra ayuda", explicó un vocero de Habitat for Humanity.Préstamo sin interesesEste proceso puede tardar hasta seis meses. El dinero se presta sin intereses y los pagos nunca exceden el 35% de los ingresos familiares mensuales. "Primero tienen que venir a una orientación, recibir la información. Ahí le damos una aplicación que pueden llevar a su casa, llenarla, entregarla a tiempo con los documentos que les pedimos. También vamos a visitarlos a sus casas a entrevistarlos", agregaron los de Habitat for Humanity.La organización evalúa las condiciones en que vive la familia y da prioridad a las que viven en arriendo, en casas en mal estado o en condiciones de hacinamiento, algo que es común en Los Ángeles. "Tenemos personas que viven en garajes, que viven en un apartamento con cinco, siete hijos. Yo conozco personas que han tenido en su casa niños en sillas de ruedas y desde un segundo piso tienen que cargar al niño. Cuando se construye la casa se toma en cuenta todo eso. Se hace de acuerdo a lo que la familia necesite", dijo María Teresa Santillán, alcaldesa de Lynwood.Otro requisito muy importante es que los beneficiados participen directamente en la construcción de la casa con un mínimo de 500 horas de trabajo voluntario."Desde un principio fuimos parte de la construcción, desde que se levantaron los cimientos hasta que se terminó el techo de la casa. Fuimos parte de clavar, hicimos un poquito de todo", finalizó la señora Lorena.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad