publicidad

Cómo cancelar una tarjeta de crédito

Cómo cancelar una tarjeta de crédito

Antes de tomar las tijeras tenga en cuenta que para hacerlo correctamente es necesario seguir determinados pasos.

Cómo cancelar una tarjeta de crédito 31721f2e24b940d19d55e0c003e20b63.jpg

Razones para cancelarla

Usted quiere cancelar su tarjeta de crédito, pero antes de tomar las tijeras tenga en cuenta que hacerlo de manera correcta entraña algo más que simplemente cortarla en dos: es necesario seguir determinados pasos para cerrar la cuenta de la tarjeta definitivamente.

La decisión de cancelar una tarjeta de crédito puede tener como fundamento el deseo de escaparse de gastos excesivos impulsados por el hecho de ser titular de demasiadas tarjetas, o la intención de protegerse a sí mismo, ya que el cierre de una cuenta puede evitar tanto el uso de la tarjeta por parte de ladrones de identidad como por usuarios que sí están autorizados (por ejemplo, ex-cónyuges), pero que usted desearía que no tuvieran acceso a la tarjeta.

publicidad

También es razonable cancelar tarjetas que le cuestan dinero innecesariamente. Si bien, en principio, debería tratar de que el emisor de la tarjeta reduzca la tasa de interés, "es lógico que uno quiera cerrar cuentas que tienen tasas de interés muy altas", dice David Jones, presidente de la Association of Independent Consumer Credit Counseling Agencies (Asociación de Agencias Independientes de Asesoramiento sobre Créditos al Consumidor).

Las tarjetas de crédito que cobran tarifas anuales son otro blanco ideal de cancelaciones, si es que el banco ha dejado sentado que no está dispuesto a anular esa tarifa.

Por otro lado, el hecho de abrir una nueva cuenta de tarjeta de crédito puede ser una buena oportunidad para cerrar otra. Si decide aceptar una oferta de transferencia de saldo, considere la posibilidad de cancelar su vieja tarjeta de crédito, aconseja Jones. Antes de abrir la cuenta nueva, no olvide leer la letra pequeña sobre la transferencia de saldos que le propone la nueva oferta.

Impacto de cancelarla

Antes de cerrar la cuenta, considere el posible impacto sobre su calificación crediticia.

En el caso de cuentas abiertas, "los datos crediticios positivos permanecen en el informe de calificación crediticia por tiempo indefinido", dice Craig Watts, administrador de asuntos públicos de Fair Isaac.

Las cuentas cerradas con saldo cero y sin información negativa generalmente permanecen en el historial crediticio durante 10 años desde de la fecha en que se cerraron.

publicidad

"Esto permite que la información positiva permanezca durante más tiempo que la mayor parte de la información negativa", dice Rod Griffin, director de educación pública de la agencia crediticia Experian.

Siete años de historial manchado

Los datos negativos de su informe de calificación crediticia tienen  fecha de vencimiento.

"Los datos negativos, como por ejemplo los pagos en mora y las ejecuciones hipotecarias, por ley tienen que desaparecer del historial crediticio después de siete años", dice Watts.

Según Griffin, "si la cuenta nunca vuelve a ser positiva, fue cancelada y enviada a la división de cobranzas, en ese momento se borra la cuenta original y toda otra cuenta de cobro consiguiente".

Experian ofrece en su sitio web una lista que muestra cómo se borra la información.

Griffin explica: "La quiebra tal como se define en el capítulo 13 del código federal se borra siete años después de la fecha en que se declaró, puesto que requiere al menos el pago parcial de la deuda. La quiebra tal como se define en el capítulo 7 permanece en el historial crediticio diez años desde la fecha de declaración. Los gravámenes por impuestos impagos permanecen en el historial durante 15 años".

En los últimos cinco a seis años, los prestamistas se han centrado más en el crédito que aún se sigue usando después de haberse cancelado la tarjeta. Esto se debe a que tanto a las agencias crediticias como a los prestamistas les interesa lo que se conoce como la relación saldo-límite, también denominada relación de utilización, que compara el nivel de crédito utilizado con el total de crédito a disposición del prestatario.

publicidad

Consejo: para compensar el cierre de una cuenta, solicite un límite más alto de crédito en otra cuenta que le permita mantener la relación. 

Saldo cero

Dependiendo del crédito total disponible, el cierre de esa cuenta podría perjudicar su calificación crediticia.

"Para cerrar cuentas de tarjetas sin impactar de modo negativo en la propia calificación, en su informe crediticio debe constar sólo saldo cero para todas sus tarjetas de crédito activas. La razón es que si usted tiene saldo cero, su índice de utilización de crédito será cero y, por lo tanto, no puede aumentarlo (y potencialmente perjudicar su calificación crediticia) al cerrar una o más cuentas de tarjetas activas", dice Watts.

Tener acceso excesivo al crédito también puede indicar un problema. "Es mejor no tener una disponibilidad de crédito superior a sus ingresos", dice Jones. Eso podría hacer dudar a los prestamistas. "Si existe el riesgo de gastar de más, lo tendrán en cuenta", dice Jones.

La antigüedad de la tarjeta de crédito también es algo que se debe considerar. "El tiempo que una cuenta se ha mantenido abierta es un factor de peso en las calificaciones crediticias", dice Griffin. "Un largo historial de crédito es beneficioso para la calificación crediticia. De aquí que, en teoría, cerrar una cuenta antigua podría tener mayor impacto negativo".

publicidad

¿Cuán negativo? No hay una sola respuesta a esta pregunta, dice Griffin. "Las calificaciones crediticias consideran todos los detalles del historial de crédito de una persona según el caso. Por consiguiente, cerrar una cuenta antigua puede suponer para una persona un riesgo más alto que para otra, debido únicamente a la naturaleza singular del historial crediticio de cada una de ellas".

Pasos a seguir

Si ya analizó las razones anteriores, usted está listo para cancelar su tarjeta. Cerrar una cuenta de manera acertada lleva tiempo, paciencia y organización. Pero es importante hacer todo lo necesario para cancelar su tarjeta de crédito correctamente. Siga los siguientes pasos:

1. Sepa a quién contactar

Para iniciar el trámite de cierre de una cuenta, anote el número de atención al cliente y la dirección postal que necesitará. El número 800 figura en su tarjeta y en el estado de cuenta y la dirección postal se indica también en el estado de cuenta.

2. Pague el saldo pendiente antes de avisar

"Cancelar una tarjeta de crédito que tenga un saldo pendiente no es una decisión muy inteligente", dice Jones, presidente de AICCCA. Si usted informa al emisor de la tarjeta que piensa cerrar la cuenta, el prestamista podría aumentar las tasas de interés sobre el saldo pendiente. Así que pague el importe total del saldo pendiente de antemano.

publicidad

En cuanto a los emisores de tarjetas de crédito, "no es prudente avisarles que va a cerrar una cuenta", dice Jones. "No vale la pena, especialmente con las actuales cláusulas universales por mora". Además, puesto que no hay realmente ningún beneficio en decirle al banco que tiene previsto cerrar la cuenta, "¿por qué un cliente debería hacer algo que no le reporta ninguna ventaja?", se pregunta Jones.

3. Llame al banco

Una vez que contacte al representante de atención al cliente del banco, comience por confirmar que el saldo de la tarjeta de crédito es cero. A continuación, infórmele que desea cancelar la tarjeta. Si bien algunas compañías le permitirán cancelar una tarjeta sin ni siquiera hablar con un representante, otras pueden ser menos serviciales.

"Prepárese para que el representante intente persuadirlo de que no le conviene cerrar la cuenta. Actuará de manera muy convincente, así que si esa es su decisión final, repítaselo y hágale saber que quiere cerrar la cuenta inmediatamente", dice Lou Rodríguez, fundador de la National Association of Credit Responsibility and Accuracy (Asociación Nacional para la Responsabilidad y la Defensa del Crédito, NACRAonline.org), un grupo de apoyo al consumidor en lo relativo a los informes de calificación crediticia.

La razón de esta técnica de venta agresiva es sencilla: a los bancos les cuesta más conseguir clientes nuevos que retener a los existentes titulares de tarjetas. Si usted está seguro de que su intención es cancelar la tarjeta, manténgase firme. Dígale al representante que quiere que quede registrado que la cuenta se ha cerrado a petición suya.

publicidad

Solicite el nombre y la dirección donde poder enviar una carta que informe al emisor acerca de la cancelación de la tarjeta y anote estos datos junto con los detalles de la llamada, incluidas la fecha, la hora y alguna manera de identificar al representante con el que habló.

Pasos a seguir (II)

4. Envíe una carta

Para estar más seguro (en caso de que el representante de atención al cliente cometa un error), escriba una breve carta de cancelación y envíesela al emisor de la tarjeta, dirigida a la persona que le indicaron. Solicite que le confirmen por escrito el cierre de la cuenta. "Esto debe hacerlo sí o sí junto con la llamada telefónica", dice Rodríguez.

La carta debe incluir su nombre, dirección, número de teléfono y detalles de la llamada telefónica previa. Mencione también que desea que su informe de calificación crediticia refleje que la cuenta se "cerró a petición del cliente".

Ahora que las cuentas de tarjetas de crédito se abren y cierran con tanta frecuencia, las calificaciones crediticias no penalizan tanto a los clientes por cerrar una cuenta. Sin embargo, es bueno asegurarse de que nadie llegue a creer que fue el emisor quien dio de baja la cuenta, dice Jones.

Ser excesivamente cauteloso no es malo. Junto con la carta, incluya el número de cheque (o una copia del cheque cancelado u otra verificación de pago) que utilizó para pagar el saldo total de la cuenta, así como la fecha en que se cobró el cheque en su banco.

publicidad

Conserve una copia de la carta como comprobante. También puede incluir su tarjeta de crédito destruida dentro del sobre junto con la carta. Envíe la carta por correo certificado o con servicio de acuse de recibo para tener un comprobante de que la compañía la ha recibido.

5. Tenga paciencia

A continuación, ármese de paciencia. La cancelación de una tarjeta puede tardar un mes o más, ya que los emisores funcionan con una "enorme burocracia", dice Jones. Pasado este tiempo, solicite una copia de su informe de calificación crediticia para asegurarse de que la cuenta está clasificada como "cerrada".

Si la cuenta aparece abierta, repita los mismos pasos: llame al servicio de atención al cliente para informar del error, envíe una carta por correo certificado (incluyendo una copia de su carta original en la que solicitaba el cierre de la cuenta) y luego verifique su informe de calificación crediticia nuevamente.

No desista. No es responsabilidad de la agencia de información comercial asegurarse de que su informe esté correcto, así que usted debe verificar que los datos suministrados por los emisores sean exactos.

6. Tome notas

Cuando inicie el trámite de cancelación de la tarjeta de crédito, tome notas minuciosas indicando con quién habló, qué le dijeron y cuándo. De esta manera, si surge algún problema, tendrá todo apuntado. Cuando tenga en su poder el acuse de recibo de la carta certificada, guárdelo junto con sus notas y apunte la fecha en que llegó.

publicidad

Aunque vale la pena posponer temporalmente la cancelación de una tarjeta si piensa solicitar un préstamo o una hipoteca, cerrar la cuenta de una tarjeta de crédito no debería suponer una preocupación para el consumidor con buen historial de crédito, puesto que cualquier impacto sobre su calificación crediticia probablemente sea mínimo y provisional.

"Generalmente no se trata de un impacto duradero", dice Griffin. "Si usted tiene una calificación muy buena, el cierre de una cuenta no debería tener ningún impacto en su capacidad de conseguir un préstamo a una tasa de interés razonable. Una vez que quede claro que simplemente cerró la cuenta de una tarjeta de crédito, su calificación crediticia volverá a subir", explica Griffin.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad