publicidad
Aunque Mauro y Olena tenían un plan de negocios sólido, en el momento de buscar financiamiento para su nuevo emprendimiento se encontraron con muchas puertas cerradas.

Clínica La Esperanza, un sueño cumplido para dos emprendedores

Clínica La Esperanza, un sueño cumplido para dos emprendedores

Aunque les cerraron puertas, Mauro Nava y Olena Dziuba sacaron adelante la Clínica La Esperanza.       

Aunque Mauro y Olena tenían un plan de negocios sólido, en el momento de...
Aunque Mauro y Olena tenían un plan de negocios sólido, en el momento de buscar financiamiento para su nuevo emprendimiento se encontraron con muchas puertas cerradas.

Salieron adelante a pesar de estar contra la corriente

Aunque vienen de mundos diferentes, socios Mauro Nava y Olena Dziuba vieron una necesidad en el Valle del Sur de Nuevo México y la están satisfaciendo. "Durante los últimos dos años, seis clínicas han cerrado en la zona", dice Mauro. "Los hospitales no quieren hacer negocios aquí porque la mayoría de la gente no puede pagar los gastos del hospital. Esta gente está desatendida".

¿Qué te ha impedido abrir tu propio negocio? ¡Opina!

En la región del Valle Sur faltaba una clínica de salud, y se necesitaba una que fuera adaptada para el demográfico principal de hispanohablantes. Siendo ellos mismos inmigrantes, Mauro y Olena conocen los desafíos de orientarse en un país nuevo con un idioma diferente.

publicidad

Clínica La Esperanza, proyecto para los más necesitados

Mauro, nacido en la Ciudad de México, ha trabajado en la industria sanitaria como proveedor de equipo médico desde 1976. Pasó diez de esos años trabajando en hospitales, y dice que nunca le preguntaron cómo mejorar el sistema. Hoy, esa es su misión fundamental. Cuando conoció a Olena, una brillante graduada de la escuela de negocios, reconoció en ella el conocimiento empresarial que necesitaba para realizar su objetivo. Juntos abrieron Clínica La Esperanza, una clínica de salud completamente bilingüe que no rechaza a nadie.

Aunque Mauro y Olena tenían un plan de negocios sólido, en el momento de buscar financiamiento para su nuevo emprendimiento se encontraron con muchas puertas cerradas.

Éxito luego de las dificultades

Durante el proceso de abrir la clínica, que duró un año, agotaron sus ahorros y su crédito se vio afectado. "En lugar de un sueño, se convertía en una pesadilla" recuerda Mauro. Entonces se acordó de Acción. "Había trabajado con Acción hacía seis años, y sabía que nos ayudaría".

En efecto, Acción Nuevo México Arizona Colorado reconoció los años de experiencia que tenía Mauro en el sector médico y el fuerte plan de negocio que Mauro y Olena habían preparado. Con estos antecedes, a los socios se les concedió un préstamo. Con esta ayuda pudieron comprar el equipo que requerían para abrir las puertas de su clínica.

publicidad

En octubre de 2011, Clínica La Esperanza recibió su primer paciente. Se convirtió en un éxito casi instantáneo; en tan solo ocho meses, la clínica recibió más de 3,000 pacientes. En adición a Mauro y a Olena, la clínica tiene un empleado de tiempo completo y tres proveedores de salud de tiempo parcial. Tienen previsto contratar a un médico adicional, pero tras menos de un año, el edificio ya queda pequeño para la clínica. Mauro y Olena están considerando una expansión, y esperan ofrecer pronto otros servicios.

"Cuando nos acercamos a Acción no teníamos el capital para pagar el alquiler", recuerda Mauro. "Ahora estamos creando buenos empleos. Estamos orgullosos de esto y hemos logrado muchísimo en un corto periodo de tiempo".

Hoy la clínica acepta la mayoría de las formas de seguro médico. Una visita cuesta tan solo $69, un tercio menos que las clínicas cercanas. También emplea la tecnología más moderna. Por ejemplo, los médicos utilizan un iPad para reducir la necesidad de introducir los registros dos veces. "Aunque veamos nada más que un cliente adicional al día por nuestra tecnología, vale la pena", dice Mauro.

"Nosotros pensamos que ofrecemos un gran servicio a la comunidad", añade Olena. "Para nosotros es muy satisfactorio; proporcionamos trabajos y proporcionamos servicios. Todos ganamos".

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Las sustituciones engañosas de mariscos pueden traer riesgos de salud y el medio ambiente muy peligrosos.
El presidente enumeró varios ataques terroristas en Europa y entre ellos mencionó a Suecia país donde no ha ocurrido ningún incidente violento. Las autoridades suecas han pedido explicaciones sobre estas declaraciones del presidente Donald Trump.
El artefacto explotó alrededor de las 10:30 de la mañana (hora local) y se reportan al menos 29 heridos en su mayoría policías.
Durante una conferencia de prensa, el mandatario estadounidense le preguntó al periodista de CNN Jim Acosta si tenía relación con su nuevo nominado a secretario de Trabajo, Alexander Acosta. Le dijo a una reportera afroestadounidense si podía organizar una reunión con congresistas negros y aseguró no ser racista o antisemita.
publicidad