publicidad

Busca tu signo financiero...

Busca tu signo financiero...

La forma en que gastas tu dinero o ahorras para el futuro podría estar siendo influenciada por los astros y los signos del zodíaco.

Hay cinco grupos de gastadores

¿Eres un Toro impulsivo o un Elefante pausado? El animal que eres define la forma en  que atiendes tus finanzas, gastas tu dinero o ahorras para el futuro. La clave está en uno de los Cinco Grupos Gastadores que incluyen a los 12 diferentes signos del Zodíaco.

En efecto, los signos zodiacales se agrupan en cuatro elementos fundamentales, cada uno de los cuales presenta una característica predominante.

Los de Fuego, por ejemplo ( Aries, Leo y Sagitario) tienden a la acción impulsiva y a la agresividad que puede ser positiva, o negativa.

Por su parte, los signos de Tierra ( Tauro, Virgo y Capricornio) son más conservadores, reflexionan antes de tomar decisiones importantes y tienden a dar pasos concretos sin dejarse llevar por emociones o impulsos del momento, a diferencia de los fogosos signos anteriores.

Los del elemento Aire ( Géminis, Libra y Acuario) son volátiles, muy ágiles de mente y siempre están buscando la innovación y lo novedoso, aunque también suelen ser muy indecisos o imprevisibles.

Finalmente los de Agua ( Cáncer, Escorpión y Piscis) son altamente intuitivos, se guían más por el corazón que por la cabeza, por lo que sienten más que por lo que piensan.

En cuestiones de negocios, sin embargo, estas cualidades se yuxtaponen y combinan entre sí y nos dan cinco tipos fundamentales de personalidades zodiacales, que pueden ser de alguno de los elementos o signos anteriores y que, según su tendencia, caen dentro de lo que puede llamarse Los Cinco Gastadores: El Toro, el Avestruz, el Pulpo, el Canguro y el Elefante.

publicidad

Cada grupo tiene sus tendencias muy definidas y se puede ser de un signo zodiacal determinado y, sin embargo, tener cualidades de uno o dos de esos grupos gastadores.

Conocerlas e identificarlas te permitirá descubrir tus propias debilidades dentro del campo de las finanzas, y qué puedes hacer para superarlas.

El agresivo Toro financiero

Estos son los compradores agresivos, los que se lanzan a las nuevas aventuras sin medir las consecuencias. Los Toros los encontramos entre muchos arianos y sagitarianos, también en Leo, aunque no son privativos de esos signos.

El problema básico de los Toros es que no entienden la diferencia que existe entre el buen ánimo y el optimismo, cualidades positivas altamente deseables en los negocios, con las "ilusiones" o pensar que todo va a salir bien puesto que tienen suerte y una buena estrella.

En ese sentido es necesario ubicarse en el justo medio: Tener la cabeza bien puesta sobre los hombros, con la mirada hacia arriba para alcanzar metas superiores, pero los pies muy bien plantados sobre la Tierra a la hora de tomar las decisiones.

Recomendación: Una cosa es la iniciativa y otra es correr riesgos innecesarios. No debes confundir el ser agresivo sin causa, y exageradamente optimista.

El entusiasmo es imprescindible en todo lo que hagamos, pero dejarse llevar por la emoción del momento sin considerar las causas y efectos que pueden provocar las mismas tampoco es recomendable.

El escurridizo Avestruz...

publicidad

En el horóscopo financiero, las personas "avestruces" tienen la misma característica que el ave que lleva ese mismo nombre, esconden la cabeza frente a las dificultades financieras.

Su forma de resolver los problemas es ¡endeudándose más! Cuando se ven asediados por los acreedores, tratan de conseguir otra tarjeta de crédito, o simplemente se dejan deprimir y entonces todo lo que han venido haciendo durante meses lo dejan escapar sumiéndose en un pago de intereses enormes, que les suele deprimir.

Los vemos en algunos signos de Agua como Piscis o Cáncer, aunque en este último prevalece siempre la parte intuitiva y después de un período de angustia se yerguen y salen adelante exitosamente.

Debido a esta cualidad pueden pensar que un golpe de suerte en el azar, ya bien sea una lotería, un premio o un regalo inesperado, les va a sacar las castañas del fuego, y mientras esto ocurre no encaran la realidad que tienen en sus finanzas.

Recomendación: Es imperativo que enfrentes tu situación financiera y no descuides los detalles. Lo mejor que puedes hacer, si caes dentro de esta categoría, es ajustarte el cinturón y no esconderte de la realidad.

Si estás atravesando una circunstancia difícil toma el teléfono y habla con tus acreedores, establece planes de pago que te ayuden a congelar los intereses y salir en poco tiempo de las grandes deudas.

publicidad

Deberás confiar en tus recursos y no continuar esperando el "milagro" del azar. Si llega, bien, pero no lo tomes como la única vía para solucionar tus dificultades.

El ambicioso Pulpo...

Los que se encuentran dentro de esta categoría quieren abarcarlo todo y piensan que sus recursos son ilimitados. El "optimismo infantil" de los Pulpos es exagerado y suelen ser poco realistas.

Los vemos en muchos acuarianos y geminianos, que se sienten favorecidos por la suerte y piensan que pueden gastar y comprar sin problemas porque siempre aparecerá el dinero en el momento que más lo necesiten.

Estas tendencias del Pulpo también surgen en signos de Fuego como Leo y Sagitario y particularmente en arianos, que tratan de ser siempre el Número Uno, y no atienden los consejos de los más experimentados.

También encontramos muchos Pulpos dentro de los escorpiones. Sin embargo, en este caso hay una inclinación a pensar que van a tener dificultades y se enredan en sospechas y temores que luego limitan su crecimiento económico.

Recomendación: Antes de seguir adelante tienes que resolver tu situación presente. No es posible la diversificación si no se cuentan con los recursos sólidos que permitan inversiones seguras.

Deberás resistir la tentación de involucrarte en muchos negocios simultáneamente si no cuentas con una infraestructura económica adecuada y todo lo que tienes son deudas y proyectos que aún no se han realizado.

publicidad

El Canguro saltarín...

Este es el conjunto de los que avanzan de salto en salto, pero sin saber exactamente lo que harán después ni donde van a caer en su próxima pirueta. La indecisión marca este grupo en el que figuran muchos librianos y también piscianos.

Los Canguros suelen dar pasos atrevidos dentro de sus finanzas, pero al mismo tiempo, retroceden al cometer errores de cálculo confiando en personas que se les acercan prometiéndoles lo que no pueden cumplir.

Las características del Canguro

Muchos acuarianos también figuran dentro de los Canguros y en ese caso su carácter imprevisible suele confundirles y crearles situaciones inestables dentro de su economía.

Otra característica del Canguro es que salta de un negocio a otro en lugar de concentrar su energía en una sola actividad lo cual causa dispersión y dificultades financieras.

Recomendación: Antes de dar el próximo paso, dejar bien claro el anterior. El tipo Canguro se enreda en problemas que puede evitar si es precavido.

Debe evitar diluir su tiempo en actividades que no sean las que le conduzcan a sus metas y ser más consciente de la forma en que está empleando e invirtiendo sus recursos sin lanzarse a empresas para las cuales no está preparado ni cuenta con los recursos adecuados.

El pausado Elefante...

Pausado y lento para sus cosas elude las contingencias. Se evita problemas y no toma iniciativas sino simplemente sigue lo que le indican los demás. Su avance es calmo y reposado.

publicidad

La prudencia de Capricornio y Tauro, unida al sentido analítico de Virgo son características del grupo Elefante que caminan económicamente con paso seguro, pero temen hacer algo novedoso que pueda poner en peligro su estatus o la seguridad financiera de la que gozan en un momento determinado.

Generalmente tienen éxito, pero a largo plazo, y el mismo se basa más en su experiencia y actitud conservadora que en la iniciativa o el impulso para correr riesgos.

Recomendación: Echar a andar la iniciativa. Una cosa es ser precavido y no lanzarse en aventuras que no prometen nada, y otra es no arriesgarse nunca.

La diferencia entre la persona mediocre y la exitosa es que la primera no tomó ningún riesgo, mientras la segunda sí lo hizo. En el caso del Elefante se precisa un impulso extra, un toque de coraje y decisión para dar ese paso que puede significar la diferencia entre el triunfo y el fracaso.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad