publicidad

Ayuda al comprador compulsivo

Ayuda al comprador compulsivo

Si la situación va de mal en peor y sus hábitos están arriesgando al ahorro familiar, aquí te damos algunas ideas para detenerlo.

Adicción a los aparadores

Tu pareja llega a casa cargando las compras que acaba de hacer y tú no sabes dónde las va a meter. ¡Si el clóset está lleno de ropa que aún tiene la etiqueta y la casa está forrada de artículos innecesarios!

Esta situación va de mal en peor pues sus hábitos están arriesgando el ahorro familiar y no sabes cómo parar al potencial comprador compulsivo junto al que duermes.

Aquí tienes algunas ideas para detenerlo.

En Estados Unidos existen más de 10 millones de personas que sufren de algún modo de compulsión por las compras, según un estudio de la Universidad de Medicina de Stanford. Tal vez tú vivas con una de ellas y no estás tomando cartas en el asunto.

"El comprador compulsivo es alguien preocupado por ir de compras en momentos que no debería estar pensando en eso. No pueden sacarse ese pensamiento de la cabeza y adquieren cosas que no usan, no necesitan o que no van a poder pagar", explicó Lorrin Koran, profesor de psiquiatría de la Universidad de Standford, en una entrevista radiofónica para ABC.

Los expertos dicen que esta adicción es como cualquier otra, en la que la persona puede sentirse deprimida, enojada y frustrada si no tiene una adquisición nueva al final del día, y en ocasiones lo hacen a escondidas para que sus seres queridos no las reprendan.

Las mujeres no son las únicas

publicidad

Pero a pesar de que la mujer es catalogada como amante de las compras por naturaleza, de acuerdo con el estudio realizado, tan sólo un 6 por ciento de ellas padece de esta adicción frente a un 5.5 por ciento de hombres.

También se ha demostrado que aunque en todos los niveles y estatus sociales existen compradores compulsivos, son los más jóvenes y los que perciben ganancias debajo de los $50 mil los que más frecuentemente caen en dichos hábitos.

Por eso, antes de que esta actividad compulsiva termine en irremediables problemas financieros, un despido laboral o hasta un divorcio, existen algunos consejos útiles para que ayudes a tu pareja a enfrentar el problema.

Cambios graduales y básicos

Como toda adicción, para poder luchar contra ella es necesario que tu pareja sea quien dé el primer paso aceptando que tiene un problema y esté dispuesto a poner de su parte para detener sus compras.

Lo primordial será establecer metas, desde cuánto podrá gastar hasta cómo. Con tu ayuda logrará salir adelante de sus deudas.

  • Un plan de gastos: Hagan juntos una lista semanal de las necesidades primordiales con el fin de dar claridad y balance a los gastos de la casa, así forzarás a que sea más realista en cuanto a lo que compra. Pueden clasificar los gastos en diferentes rubros, como comida, transporte, doctor, etc., y establecer una suma límite en cada uno para no pasarse de esa cantidad.
publicidad

Dentro de este plan puedes establecer una suma específica para que tu pareja haga con ella lo que quiera, siempre y cuando respete el resto de la lista al pie de la letra el resto del mes.

  • Un diario de compras: Para crear en él o ella el hábito de la cordura financiera, además del plan de gastos, una excelente opción es un récord diario de lo que desembolsa y sus logros, es decir, que cada vez que se abstenga de comprar algo lo anote.


Al termino de la semana revisen juntos la lista y vean en dónde gastó más y cuántas veces pudo dejar de comprar algo. Con esto empezará a tomar el control de sus compras y verá los avances positivos de sus nuevas actitudes.

  • Un plan para pagar las deudas: En este plan el objetivo será desarrollar una lista específica de acciones para hacer desaparecer lo números rojos en su tarjeta de crédito, mejorar la situación financiera y alcanzar las metas sin meterse en nuevas deudas.


Un alto forzado

En algunos casos, el problema es tan grave que la pareja afectada tiene que retirar las tarjetas de crédito y chequeras a disposición del otro para ponerle un alto definitivo al incremento del adeudo. Aquí unos breves consejos:

  • No canceles: Los expertos recomiendan que antes de cancelar sus tarjetas, investigues si pueden restringir por un tiempo sus operaciones, en lo que logran pagar las deudas, ya que de lo contrario más allá de liberarte del endeudamiento, incrementarás el peso de la deuda sobre el valor total de la línea de crédito.
publicidad
  • Investiga si tiene otras tarjetas: Solicita un historial de crédito a las tres agencias de reportes existentes (Experian, Equifax y TransUnion). Puede que tu pareja tenga cuentas crediticias que tú ni siquiera conozcas.
  • Apoyo moral

    Antes de acudir con un especialista o a un grupo de ayuda, piensa si en pareja pueden buscar más soluciones, como acompañarla cada vez que tenga ganas de comprar algo.

    Quizá en las primeras ocasiones tan sólo lograrás persuadirla para que en vez de comprarse cinco cosas se compre una.

    En la siguiente ocasión pídele que intente entrar a la tienda y sólo mire los objetos que desea, sin comprar nada. Si es mucha su desesperación, acepta que deje encargado el objeto, pero no dejes que lo compre, y en casa cuestiónale si en verdad era básico que hiciera esa compra.

    Nadie puede negar que de vez en cuando es sano darse un gusto y salir de compras, pero cuando esto se convierte en un hábito que no sólo perjudica a quien lo padece, sino también a sus seres queridos, hay que actuar inmediatamente.

    publicidad
    Contenido Patrocinado
    En alianza con:
    publicidad
    publicidad