publicidad

Ancianos atrapados en la crisis económica que afecta a EU

Ancianos atrapados en la crisis económica que afecta a EU

La crisis económica que vive EU tiene un gran impacto en la población anciana, cuya situación se ha agravado.

Efecto dominó

NUEVA YORK - La crisis económica que vive Estados Unidos tiene un gran impacto en la población anciana, cuya situación, ya de por sí difícil, se agrava al tener que usar sus ingresos para pagar el alquiler, comprar medicamentos o simplemente comer.

Para muchos ancianos que recibían ayuda económica de sus hijos su situación se ha complicado más ya que han perdido ese ingreso adicional después de que éstos quedaran sin empleo o sin sus hogares.

"Esto es un efecto dominó", comentó Zuleika Cabrera, directora fundadora del Instituto Puertorriqueño/Hispano para Personas Mayores, una organización comunitaria que brinda servicios sociales y legales a este sector de la población.

Aunque la crisis económica ha tocado todas las clases sociales, las minorías están siendo particularmente afectadas, muchos de los cuales viven bajo los niveles establecidos para definir la pobreza por el gobierno federal, de $14 mil anuales para una pareja y de $10,400 al año para una sola persona.

"Los precios de la comida, ropa, luz, vivienda, entre otros artículos de primera necesidad han subido y no tienen lo suficiente para poder vivir. Muchos cuentan sólo con el Seguro Social y el Seguro Social Complementario", comentó Cabrera, quien agregó que desde que se desató la crisis económica ha aumentado el número de personas que acuden al Instituto en busca de ayuda.

publicidad

Cada vez más emergencias

"Cada día tenemos más y más personas con más y más emergencias, con más necesidades y no sólo ancianos (mayores de 62 años), también personas en sus cincuenta, que han perdido el empleo. Las agencias comunitarias estamos haciendo el trabajo del gobierno de ayudarles y con menos recursos", indicó.

Los hispanos que vinieron a EU hace varias décadas y que eran obreros no diestros se emplearon en fábricas, restaurantes, en la agricultura u obreros de construcción con bajos salarios, por lo que hoy sus ingresos de Seguro Social son bajos.

A estas personas, o aquellas que se incapacitaron y no acumularon suficiente tiempo pagando el Seguro Social o aquellas que nunca lo pagaron, aunque trabajaron, reciben lo que se conoce como Seguro Social Complementario.

De acuerdo con el Censo, para 2006 la población de 60 años o más en la ciudad de Nueva York era de 1.35 millones de habitantes, el 16.5 por ciento de sus habitantes.

Para esa fecha, el 49 por ciento de todas las personas de 65 años o más eran minoría, comparado con el 43 por ciento en 2002 y de 35 por ciento en 1990.

Ancianos, sumidos en pobreza

Los datos, provistos por el Instituto Puertorriqueño, indican además que una gran porcentaje de la población anciana de minoría viven en la pobreza: el 30 por ciento de los hispanos, el 29 por ciento de los asiáticos y el 20 por ciento de los negros.

publicidad

El ingreso promedio en el hogar de un anciano en la ciudad para 2006 era de $26,536 al año, por debajo del promedio nacional de $30,200, basado en datos del Censo, pero varía según el grupo étnico.

En el caso de los hispanos, el ingreso promedio por hogar era de $12,500, 62 por ciento por debajo del ingreso de un hogar anglo mientras que para los negros era de $22,500.

Vivir con menos de $1,000 al mes

El puertorriqueño Mario Vivier, de 77 años, vive con su esposa de 73 años en un proyecto de interés social y cuentan con un ingreso en conjunto menor de mil dólares al mes -por debajo del nivel de pobreza- para cubrir sus gastos.

Desde el pasado enero incrementó el alquiler a $305 al mes "y por ahora" -advirtió- no pagan luz ni agua, "pero ya dijeron que habrá que pagar".

El anciano, que trabajó toda su vida en restaurantes y su esposa ha sido ama de casa, aseguró que compran "lo que pueden" para comer. "Yo por lo menos almuerzo en el centro (para ancianos)" al que acude todos los días aunque lamenta que tiene que gastar dos dólares para transporte.

También pagan deducible para medicamentos y agradece que por lo menos vive en un proyecto de vivienda pública. La pareja tiene una hija casada que vive en Pensylvania pero no les ayuda económicamente.

"Tenemos que ver cómo podemos proteger a nuestra gente para que no sigan sufriendo tanto porque ahora los programas (para los ancianos y comunidad en general) han sido reducidos y tenemos menos y menos recursos", señaló Cabrera, cuya organización realizó hoy su convención anual en la que ofrecen diversos talleres educativos a los ancianos sobre salud, finanzas y sus derechos, entre otros.

publicidad

Centros de ancianos, donde se les provee de comida y asistencia social, ubicados en edificios del Departamento de Vivienda, serían cerrados y centralizados los servicios, lo que afectará a esta población.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El relanzamiento del Nokia 3310 después de 17 años es una de las propuestas más curiosas, además Blackberry vuelve también al ruedo tecnológico con el KEYone un poderoso móvil con capacidad de enfrentarse a cualquiera de sus adversarios. Por su parte LG impulsa su nuevo LGG6 un teléfono de una sola pieza a prueba de agua.
La entrega del último galardón de la noche fue una verdadera confusión. Se leyó 'La la land' en vez de 'Moonlight', al parecer porque la tarjeta entregada a los presentadores no era la correcta. La película que finalmente fue reconocida con la estatuilla tomó a actores y directores por sorpresa quienes corrieron al escenario para aceptar el premio.
En 2011 Donald Trump fue blanco de las bromas del Barack Obama tras la polémica por el certificado de nacimiento del presidente y este año, en su primera cena en el cargo, el mandatario anunció que no asistirá.
En medio de su discurso en la Conferencia Conservadora de Acción Política 2017, Trump aseguró que cumplirá lo prometido sobre la construcción del muro de la frontera sur del país y que seguirá con las deportaciones.
publicidad