publicidad

Ahorra, invierte, organízate

Ahorra, invierte, organízate

Un millón de dólares ya no es sinónimo de lujos y extravagancia. Los millonarios modernos ahora se preocupan también por su futuro financiero.

Ahorra, invierte, organízate

"Deseos de champaña y sueños de caviar"... No hay dudas de que la mayoría de nosotros sueña en convertirnos en " millonarios". Y es que por lo general, el hacerlo es sinónimo de una vida de lujos, extravagancias y estabilidad financiera. Pero para muchos de los que en la actualidad han logrado esa envidiable meta, el haber conquistado las "siete cifras" no los hace sentir particularmente ricos.

Hasta hace muy poco, la palabra "millonario" era de inmediato asociada con imágenes de largas limosinas, jornadas extravagantes de compras y yates elegantes.

No obstante, el millonario de hoy puede ser cualquier persona -quizás un vecino o pariente tuyo- que supo ahorrar con cuidado o montó su propio negocio, pero que todavía se preocupa por cubrir los gastos de la universidad de sus hijos, cuidar de sus padres en la tercera edad y de tener suficiente para su retiro.

Un informe divulgado el año pasado por TNS Financial Services, reveló que el número de familias millonarias en Estados Unidos aumentó un 8 por ciento en 2005 y alcanzó la cifra récord de 8.9 millones.

Dicho estudio incluyó en la categoría de millonarios a familias con una riqueza calculada en al menos un millón de dólares, sin contar el valor de la residencia principal.

Aunque en muchos casos, se trata todavía de individuos que tienen que trabajar y a la vez preocuparse sobre durante qué tiempo les durará su riqueza.

publicidad

"Yo sé que tengo más dinero que muchas otras personas. Pero eso no me hace sentir más tranquila", afirmó a la Associated Press, Renee Weese, quien logró convertirse en millonaria gracias a la venta de una empresa aseguradora que creó y luego vendió.

"Tengo muchos años por delante, y además ayudo a económicamente a mis padres, a mis hijos y a mis nietos", añadió la mujer de 51 años y quien reside en Atlanta.

Para las personas que viven de cheque en cheque o que no han ahorrado lo suficiente -que es la mayoría de la población de Estados Unidos-, un millón de dólares es una cifra que parecería inalcanzable.

Lo cierto es, sin embargo, que un creciente número de estadounidenses están acumulando esa cantidad de dinero con más frecuencia.

Alrededor de 2.9 millones de personas en Estados Unidos y Canadá tienen un patrimonio neto de un millón de dólares, según un estudio reciente realizado por Merrill Lynch & Co. y la firma de consultoría Capgemini.

Al igual que en la investigación de TNS Financial Services, las empresas -ambas con sede en Nueva York- cuantificaron todos los bienes financieros de los individuos sin incluir el valor de su residencia principal.

La Associated Press entrevistó hace poco a Micah Porter, un asesor financiero de Atlanta que ha trabajado con Weese, y quien estima que alrededor del 70 por ciento de sus clientes pudientes ha acumulado su dinero a través del desarrollo de sus propios negocios y ahorrando gran parte de sus salarios.

publicidad

La ansiedad financiera no muere

El resto de los clientes en su firma, la Minerva Planning Group, son individuos que obtuvieron sus bienes y riquezas a través de una herencia.

El experto insistió, sin embargo, que tener mucho dinero no necesariamente significa que desaparecen las ansiedades financieras.

"Les preocupa mucho cuánto tiempo les va a durar el dinero porque se han acostumbrado cierto nivel de vida que podría ser difícil de mantener cuando dejen de trabajar", indicó Porter.

En realidad, un millón de dólares no llega hoy tan lejos como antes. El primer factor es la inflación -alguien que compró bienes por un valor de un millón de dólares en 1957 necesitaría $7.3 millones para adquirir lo mismo en la actualidad, según cifras de la Reserva Federal de Estados Unidos.

El millón de dólares es también vulnerable a la longevidad. Los estadounidenses hoy están viviendo más años, y eso quiere decir que necesitan una mayor cantidad de recursos para costear su retiro.

Interesantemente, es el enfoque de los trabajadores en querer ahorrar para su retiro que hace que Dan Sontag, un ejecutivo para la división global privada de clientes de Merrill Lynch, pronostique que un creciente número de estadounidenses sobrepasen la meta del millón de dólares.

El experto destacó que muchos baby boomers -aquellos nacidos entre 1946 y 1964- han estado contribuyendo a sus planes de retiro 401(k) y otros programas similares de ahorro durante los últimos 25 años, "y los balances en esas cuentas se han multiplicado".

publicidad

Por otro lado, muchas de estas personas también son propietarios de casas que han adquirido valor debido al auge en el mercado de bienes raíces en años recientes.

"Pienso que si los boomers revisan los números, entre lo ahorrado en su 401(k) y la plusvalía acumulada en su hogar, es probable que ya sean millonarios, o estén cerca de serlo", apuntó Sontag a la Associated Press.

Pero el ejecutivo también entiende por qué aquellos que acumulan esa cantidad de dinero no sientan que su futuro financiero esté iluminado por una luz verde a la tranquilidad.

"Tu padre y mi padre tenían un ingreso fijo garantizado por sus pensiones", precisó. "Pero los retirados de hoy no tienen ese ingreso garantizado. Ellos garantizaron un bloque de sus bienes que tienen que crear ingresos en contra". Eso sin duda se traduce en incertidumbre, señaló.

Dos baby boomer que hace poco alcanzaron la marca del millón de dólares son Liz Pulliam Weston, una experta financiera de 44 años, y su esposo Will, de 53 y quien trabaja como profesor en el Art Center College of Design en Pasadena, California.

Provoca un "sentimiento agradable"

En una columna reciente, publicada en MSN.com, Weston escribió: "el día que mi esposo y yo nos convertimos en millonarios, se sintió casi igual a cualquier otro día".

De hecho, la asesora dijo en una entrevista reciente, que un día estaba actualizando la contabilidad de la familia en su computadora y "como cuando el odómetro de un auto comienza en cero de nuevo, su patrimonio neto sobrepasó las siete cifras".

publicidad

Alcanzar ese hito para Weston produjo un "sentimiento agradable", pero a la vez la ayudó para precisar algunas lecciones prácticas:

  • El individuo promedio puede sentir que un millón de dólares es inalcanzable, pero Westón señala que ella acumuló su reserva monetaria "guardando un poquito de cada cheque pase lo que pase".


  • Alcanzar la marca del millón de dólares no significa que es hora de dejar de ahorrar. La pareja tiene una hija que enviar a la universidad, y con parientes longevos en la familia, es muy probable que tengan un largo retiro que subsidiar.
  • "Encima de eso, tenemos un estilo de vida bastante caro, viviendo como vivimos en el sur de California", le comentó Weston a la Associated Press.

    Pero David Bach, autor de " El Millonario Automático" y otros textos de asesoría financiera, señala que del "99 por ciento de los estadounidenses que no tiene un millón de dólares -para ellos, un millón es una fortuna".

    Para las millones de personas que viven en diferentes partes del mundo con un dólar o menos al día, pensar en un millón "es inconcebible", añadió.

    Su preocupación es que hacer que la gente piense que no pueden tener una buena vida o un retiro placentero sin esa cantidad de dinero es contraproducente.

    "Tomemos a un baby boomer que tiene menos de $50 mil dólares ahorrados -que es la cantidad que tiene guardada el baby boomer promedio- y dile que necesita un millón de dólares para sobrevivir su retiro", argumentó Bach. "Para eso regálale una pistola y dile que se dispare en la cabeza".

    publicidad

    Si bien Bach opina que un millón de dólares es una meta alcanzable, en especial para aquellos que ahorran de forma persistente, él también piensa que no debería ser la única meta para alcanzar.

    "Para la mayoría de las personas, tener entre $50 mil y $100 mil dólares en ahorros es algo que cambiará sus vidas para algo mejor", concluyó.

    publicidad
    Contenido Patrocinado
    En alianza con:
    publicidad
    El Dr. Roberto Lozano, director de educación migrante de las escuelas públicas de Las Cruces, habla si jóvenes indocumentados corren el riesgo de que su información personal sea revelada a agentes de inmigración.
    Windy Lopez-Aflitto, vocera de Be A Learning Hero, habla de las opciones que tienen los padres a la hora de colaborarle a los pequeños con los deberes escolares.
    El gobierno mexicano aseguró que no dudará en acudir a las Naciones Unidas para defender a los inmigrantes. Las declaraciones del secretario de relaciones exteriores mexicano hizo la advertencia antes de la reunión que tendrá esta semana con altos funcionarios estadounidenses.
    El secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Kelly, se reunió este miércoles con el presidente guatemalteco, Jimmy Morales, para discutir asuntos relacionados con la seguridad fronteriza antes de la reunión en México a la que se le unirá el secretario de Estado, Rex Tillerson.
    publicidad