Administra el dinero de tus padres sin volverte loco

Administra el dinero de tus padres

Thinkstock LLC/Picture Quest

Si por alguna razón hoy tuvieras que hacerte cargo de las finanzas de tus padres, ¿sabrías qué hacer?

Una planeación que puede resultar incómoda, pero es necesaria

Imagina que tu madre se cae o sufre un derrame cerebral, y ya no puede hablar. Si tuvieras que hacerte cargo de sus finanzas, ¿sabrías qué hacer? Cuidar de la frágil salud de los padres es muy estresante en sí. Y tener que manejar las finanzas al mismo tiempo puede resultar abrumador, especialmente si tienes problemas para encontrar los documentos que necesitas.


Empieza desde ahora

Lo ideal sería, por supuesto, preparar planes a largo plazo antes de que tus padres necesiten ayuda, insiste Bradley Frigon, abogado especialista de la tercera edad en Denver y presidente electo de la National Academy of Elder Law Attorneys, una asociación profesional. De lo contrario, tus padres tal vez ya no sean capaces de decirte cómo les gustaría que se manejaran sus finanzas o se prepararan los documentos necesarios para realizar sus deseos.

Ten una plática con ellos. Es necesario hablar al respecto, aunque el hecho de analizar las finanzas con tus padres pueda resultar incómodo "ya que ellos podrían pensar que hablar del tema es algo prematuro o entrometido-, afirma Linda Fodrini-Johnson, terapeuta en temas de familia con certificación en Walnut Creek, California, y presidenta de la Asociación nacional de administradores de atención geriátrica profesional, cuyos miembros están capacitados para evaluar la capacidad de un adulto mayor para realizar diversas actividades de la vida diaria, tales como el pago de facturas, entre otros.

Asimismo, incluye a tus hermanos si es posible con la finalidad de hacerlos partícipes de la situación y evitar futuros resentimientos.


Una manera de empezar es “hablar sobre tu situación”, sugiere Steve Hartnett, director asociado de educación en la Academia estadounidense de abogados especialistas en planificación testamentaria.

Hartnett manifiesta: "Puedes empezar por comentarles que tú y tu cónyuge recientemente hablaron sobre lo que le pasaría a la familia si algo te sucediera, y preguntarles si han pensado en algo parecido".

Si tus padres son receptivos, podrías empezar por hablar sobre cómo les gustaría que sus finanzas fueran administradas en el caso de que necesitaran ayuda en el futuro, y a quién designarían para que tomara las decisiones financieras por ellos.

En el caso de que no estén dispuestos a hablar, puedes pedir a un profesional que ellos conozcan: su abogado o contador, por ejemplo, para que se reúna contigo y tus padres. "A menudo, a los padres les resulta más fácil hablar de los asuntos financieros con sus hijos, si un asesor de confianza está presente", indica Fodrini-Johnson.


Recopila documentos importantes. Es necesario que cuentes con un poder notarial duradero (Durable power of attorney, DPA) o un fideicomiso revocable para hacerte cargo de las finanzas de tus padres mientras están vivos. Ambos deberán denominar a quien se hará cargo, en caso de que uno de los cónyuges ya no pueda manejar sus finanzas, y asimismo, denominar a los hijos que tomarán decisiones si ambos padres quedan incapacitados.

Estos documentos deben cumplir con las leyes del estado en el que viven tus padres. Así que si ellos no cuentan con un abogado ahora, deberán encontrar uno que se especialice exclusivamente en la planificación testamentaria y la ley del adulto mayor. Puedes encontrar uno en naela.org.

Un DPA es un documento más simple y podría costar aproximadamente $1,000 prepararlo para uno de los padres o $1,500 para los dos. Si las finanzas de tus padres son bastante simples (el dinero de ellos se encuentra en cuentas bancarias, fondos de inversión a corto plazo y certificados de depósito) y el testamento no representa un problema, los PND deberían ser suficiente, según indica Hartnett.

Un fideicomiso revocable, por otro lado, también retiene acciones que recibirán los beneficiarios sin pasar por el testamento. Elaborar uno podría costar aproximadamente $3,000 por un padre o alrededor de $3,500 a $4,000 por un fideicomiso conjunto. “Si cree que tendrá que lidiar con la venta de la casa familiar u otro bien inmueble en algún momento”, señala Hartnett, “un fideicomiso podría ser mejor, porque las compañías de títulos prefieren uno en lugar de un poder notarial duradero”.


Prevenir los abusos

Para evitar el abuso por parte de un hijo y para hacer que los padres se sientan más cómodos, cualquiera de los documentos puede incorporar la supervisión, al añadir una segunda persona con la cual la primera tendría que actuar de manera conjunta. Esa persona podría ser otro hermano.

El poder del hijo responsable de cambiar la voluntad de los padres o las designaciones de beneficiarios podría también ser limitado.

Recopila información adicional necesaria. Si no lo has hecho, pídeles a tus padres que hagan una lista de los lugares donde guardan los documentos importantes, como el título de propiedad de su casa, declaraciones de impuestos, testamentos y poderes notariales.


También debería incluir el nombre y los números de contacto de sus bancos, médicos, contador, abogado, compañía hipotecaria, planificador financiero y agencia de valores. La persona que asuma la responsabilidad de sus finanzas necesitará también saber de dónde provienen sus ingresos (pensiones, Seguro Social y retiros de la cuenta de jubilación individual, por ejemplo), y necesitará los números de Seguro Social de ellos, así como los números de sus bancos y cuentas de inversión, y las pólizas de seguro. Tus padres pueden conservar esta información en un lugar seguro en casa, y archivar una copia con su abogado.

Cuando llega el momento

¿Ves alguna notificación de pagos retrasados en el escritorio de tus padres? ¿Se quejan ellos sobre los cobradores que llaman con referencia a facturas que ellos saben que ya han pagado? ¿Están tus padres incómodos con todas las contraseñas en línea que, al parecer, no pueden recordar? Si de manera constante observas estos comportamientos, puede significar que ellos ya necesitan algún tipo de asistencia financiera.

Involúcrate lentamente. Si eres quien brinda la asistencia, hazlo de un modo que preserve la dignidad de tus padres, indica Fodrini-Johnson. Una de las formas es sugerir que puedes asumir el cargo de una de sus responsabilidades financieras, como el pago de facturas, de modo que ellos tengan más tiempo para hacer lo que disfrutan. De ser posible, no los dejes sin ninguna responsabilidad financiera de inmediato.


Salvo que sus habilidades mentales se hayan deteriorado, analiza con tus padres todo aquello relacionado con sus finanzas antes de que tomes cualquier decisión o hagas cualquier cambio.

Asegúrate de que ellos entiendan que solo deseas ayudarles en lugar de quitarles su independencia. Recuerda que legalmente eres un fiduciario si eres la persona encargada de la toma de decisiones designada en el fideicomiso revocable o el DPA. En todo momento, tienes la obligación de actuar en el mejor interés de tus padres.

Documenta todo lo que haces. Manten registros meticulosos y comparte toda la información con tus hermanos. Dicha comunicación puede evitar tensión e incluso disputas legales más adelante.

Por ejemplo, si pagas las facturas de tu mamá, conserva las copias de cada cheque que escribes o de cada pago en línea que realizas. Conserva los estados de cuenta también. Si pagas cualquier cosa con el dinero en efectivo de tu mamá, conserva los recibos. Si te reúnes con un asesor o planificador financiero, toma notas completas de lo que te aconsejan y lo que les pagaste.


Considera la posibilidad de armar un equipo financiero. Puedes contratar a alguien para manejar las tareas financieras del día a día. Si no, tú puedes asumir esa tarea. Un administrador de atención geriátrica certificado puede ayudarte a encontrar personas cualificadas en tu localidad, o puedes hacer una búsqueda por código postal en caremanager.org.

Los planificadores financieros, preparadores de impuestos y abogados pueden ayudarte a evitar errores comunes, y costosos. También pueden ayudarte a decidir cómo hacer un presupuesto del dinero de tus padres o determinar si un padre enfermo puede sobrevivir con sus ahorros.

Además, tus hermanos pueden sentirse más cómodos sabiendo que no estás tratando de manejar las inversiones financieras de tus padres por tu cuenta.

¿Qué pasa si no tienes esa conversación?


¿Qué pasa si un padre se niega a hablar de sus finanzas contigo o se vuelve incapaz de hacerse cargo de los asuntos financieros antes de poder hablar de sus deseos? Si no existe un poder o fideicomiso testamentario revocable firmado, tendrás que ir a los tribunales.

Para ser nombrado como tutor, que te permitirá controlar las finanzas de tus padres, tendrás que demostrar que tu padre es física o mentalmente incompetente, que no es un proceso agradable ni rápido, dice Kerry Peck, abogado especializado en leyes para adultos mayores en Chicago. “Nosotros litigamos estos casos casi todos los días”, afirma Peck, “y muchos conflictos familiares salen a la luz”.

En la mayoría de los casos vas a necesitar, por lo menos, que un médico certifique que un padre ya no puede realizar gestiones por sí solo. Un juez determinará si puedes manejar los asuntos de tu padre. El proceso podría costar $10,000 a $20,000, y tomar varios meses o más, dice Steve Hartnett de la Academia Estadounidense de Abogados en Planificación Patrimonial.

Si un juez no nombra a un tutor temporal, las facturas de tus padres no serán pagadas a menos que tú o tus hermanos se encarguen de ellas y busquen reembolso cuando se resuelva el caso.


Si se te nombró tutor de uno de tus padres, probablemente tendrás que convertirte en un detective financiero para descubrir los detalles y poder actuar en su nombre. Si tu madre guarda su información financiera en un lugar fácil de encontrar, considérate afortunado. De lo contrario, lo mejor es encontrar su más reciente declaración de impuestos.

“La mayoría de las pistas estarán en la Lista B, en la que figuran los dividendos e ingresos por intereses y los nombres de las instituciones financieras”, indica Peck. Si sospechas que tu padre trabajaba con un contador, abogado o asesor financiero, ponte en contacto con esa persona para que te ayude a reunir toda la información financiera.

Comentarios

ARTICULOS MÁS POPULARES

Ultra HD: las mejores imágenes hasta ahora

Ahora que has equipado las habitaciones de tu casa con un HDTV aparecen los televisores de ultra alta definición (UHD).

Detergentes que limpian bien y cuestan menos

No tienes que sudar la gota gorda intentando mantener todas esas prendas lavables de tu armario como nuevas.

Las cinco ciudades de EEUU más baratas

Aunque el promedio de gastos es más elevado que en muchos países de AL, hay ciudades que son la excepción.

Cómo nos afecta el alza al dólar

Tras la profunda crisis de 2008, la economía de EEUU se recupera a una velocidad que parece vertiginosa.

Cómo hacer que te paguen el dinero que ...

Si has confiado en otro al prestarle dinero y no te ha pagado, aquí te damos las claves para reclamar lo que te deben.

Encuentra la mejor lavadora y secadora

Cómo encontrar la mejor lavadora y secadora, mantener funcionando bien lo que tienes y conseguir que tu ropa quede limpia y sin arrugas.

LO ÚLTIMO

Estudiantes mueren baleadas en Arizona

Las jóvenes de 15 años de edad cursaban el segundo año de secundaria en un suburbio de Phoenix

¡Amor para dar y compartir! Despertamos con...

Nueva York, Los Ángeles y Miami fueron testigos de la unión de tres parejas de enamorados.

El Zika y Chikungunya ataca al elenco de La...

Los actores se enfrentan al Fenómeno del Niño y al brote de peligrosos virus.

¡Como en un cuento de amor!

Nuestros talentos viven día a día un hermoso cuento de amor. ¡Acompáñanos a conocer su historia!

Los momentos más 'animados' de Despierta Amé...

Momentos de risas y diversión, en los mejores "gifs" de Despierta América.

Revive los mejores momentos de Hoy

Esta semana estuvo llena de sorpresas, juegos e invitados especiales. ¡No te pierdas los mejores momentos!