publicidad

Promueve sindicato magisterial de Chicago huelga en las escuelas

Promueve sindicato magisterial de Chicago huelga en las escuelas

Integrantes del sindicato magisterial Chicago Teachers Union empezaron a informar esta semana en las escuelas públicas sobre la posibilidad de ir a huelga.

CHICAGO, Illinois- Integrantes del sindicato magisterial Chicago Teachers Union (CTU), empezaron a informar esta semana en las escuelas públicas sobre la posibilidad de ir a huelga de no alcanzar un acuerdo satisfactorio con el municipio en su negociación salarial.

Los docentes se instalaron afuera de varios planteles que ya están en clases repartiendo volantes informativos, en los cuáles explican su reclamo de solución a las autoridades antes del 4 de septiembre próximo cuando inician labores el total de las escuelas públicas.

El CTU informó en un comunicado de prensa que esta acción que inició el lunes no interfiere con las labores en las escuelas ni distrae a su personal. Aclaró, además, que tiene desde el viernes pasado ya impresos más de 20 mil carteles con la frase "En huelga".

"Después del Día del Trabajo queremos estar a donde pertenecemos, en el salón de clases. Sin embargo, si continúan las pláticas como hasta ahora vamos a estar donde tenemos que estar, en huelga”, expresó en el comunicado la dirigente del sindicato de maestros, Karen Lewis.

Pese a la actitud de CTU, las autoridades del Distrito Escolar de Chicago insisten en declarar a los medios informativos locales que las negociaciones salariales van por buen camino.

"El tono de las negociaciones ha sido positivo y hemos hecho progresos significativos en las últimas semanas", dijo a una televisora la portavoz de Chicago Públic Schools, Becky Caroll.

publicidad

El contrato de los maestros expiró el 3 de junio pasado, sin embargo, la amenaza de huelga disminuyó en julio cuando ambas partes llegaron a un acuerdo sobre la implementación de una jornada más amplia en las escuelas, con el compromiso del municipio de contratar a 477 docentes para atender el tiempo extra.

Fue entonces que las negociaciones se concentraron en la demanda salarial, donde los maestros ajustaron su reclamo de un aumento del 30 por ciento, ante la recomendación de un mediador privado, del 25 por ciento en dos años. A la fecha el municipio elevó su oferta del 2 por ciento de incremento al ocho en cuatro años.

De acuerdo con los tiempos, en cualquier momento el sindicato puede emitir su aviso de huelga a ocurrir por lo menos después de diez días, lo que se especula sucedería el viernes próximo para iniciar el paro el 4 de septiembre con el comienzo formal del año escolar.

En tanto, La Junta Escolar discutirá y votará este miércoles su presupuesto, que incluye el manejo de un déficit de 665 millones de dólares, y en el cual debe incluir el aumento salarial a los maestros, e incluso un plan de emergencia para atender a los estudiantes en caso de que estalle la huelga.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad