publicidad
Un problema en el sistema de reservación provocó el retraso.

Fallo en el sistema de Volaris deja a cientos varados en LAX

Fallo en el sistema de Volaris deja a cientos varados en LAX

Decenas de personas pretendían viajar de Los Ángeles a Guadalajara para ver a sus familias este Día de las Madres, pero debido a problemas técnicos de la empresa Volaris, tuvieron que posponer sus vuelos o buscar otras compañías para lograr su plan.

Un problema en el sistema de reservación provocó el retraso.
Un problema en el sistema de reservación provocó el retraso.

LOS ÁNGELES, California.- Cientos personas que planeaban viajar a Guadalajara, México, con la compañía Volaris, se quedaron varadas desde la noche de este lunes hasta la mañana del martes, cuando se anunció que los viajes serían cancelados en el Aeropuerto Internacional de Los Ángeles (LAX) a causa de una falla en el sistema de reservación.

La compañía detalló en un comunicado que tres vuelos tuvieron problemas, dos rumbo a Guadalajara y uno a la Ciudad de México.

Cientos de personas pasaron la noche en la calle del aeropuerto LAX.
Cientos de personas pasaron la noche en la calle del aeropuerto LAX.

“Para los clientes que viajaban hacia Guadalajara, el personal de Volaris en el aeropuerto les ofreció la opción de cambios de vuelo y fechas sin costo vía Call Center. Además, en próximas horas serán contactados para ofrecerles un voucher electrónico con una compensación económica por el retraso“, aseguró la compañía.

Uno de los afectados, Ulisses Sánchez, relató a Univisión Los Ángeles que acompañó a su papá al aeropuerto desde las 10 de la noche del lunes para el vuelo que saldría a la 1:10 de la madrugada.

“De los más de 200 que estábamos ahí, la mayoría iba por el Día de las Madres, algunos otros a funerales. Mi papá, por ejemplo, iba a dar el pésame a mi familia por el fallecimiento de mi prima y a ayudar con gastos del sepelio”, lamentó.

publicidad

Sánchez dijo que el personal de la compañía se limitó a decir que tenían problemas técnicos y para procesar a los usuarios lo hacían a puño y letra, mientras otra persona se comunicaba por teléfono para pasar los datos a una estación de la compañía.

Consideró que entre 3 y 4 de la mañana la mitad de las personas pudieron subir a un avión y al resto les dijeron que en el transcurso de la madrugada les darían respuesta.

“Hubo muchas irregularidades y contradicciones, pero lo peor fue que nos dijeran que había un vuelo a las 11 en el que podíamos ir. Llamé al número que nos dieron los trabajadores de Volaris, pero al otro lado de la línea nos dijeron que no sabían de qué hablábamos”, explicó.

Los usuarios, recriminó, esperaron por horas y no fue si no sobre las 7 de la mañana que les infomaron que su vuelo se había cancelado.

“Nos ofrecieron regresarnos nuestro dinero y 200 dólares para otro viaje. Mucho aceptamos el reembolso, pero no les aceptamos el dinero para otro viaje porque no pensamos volver a volar con Volaris. Yo llevo más de 30 horas sin dormir”, lamentó.

No alcanzó a ver a despedirse de abuelita
Sánchez recordó que en la cola de quienes esperaban subir al avión, un joven esperaba llegar a tiempo a Guadalajara para pasar los últimos minutos de vida con su abuelita, pero debido al retraso y cancelación del viaje, no pudo conseguir su cometido.

publicidad

En el transcurso de la madrugada, lamentó, el joven recibió una llamada. Era su familia en México, explicándole que su abuelita acababa de fallecer.

“Si hubieramos salido a tiempo, si no hubiera retraso, si nos hubieran acomodado, quizá el muchacho habría llegado para despedirse de su abuelita en Guadalajara”, dijo.

Lea también:


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad