publicidad

Procurador angelino en la mira

Procurador angelino en la mira

El vocero del procurador angelino desminitó un reporte de prensa y acusó a sus oponentes de "asesinato político".

Lapsos éticos

LOS ÁNGELES – Las autoridades federales que investigan al procurador angelino Rocky Delgadillo y a su esposa están buscando información sobre su negocio de consultoría y sus impuestos, según un reporte.

Fiscales federales y agentes del FBI han expresado interés en al menos dos compañías que contrataron a Michelle Delgadillo – California Litho-Arts, una compañía impresora basada en Los Ángeles, y Diane Castano-Sallee & Associates, dijeron fuentes cercanas al caso al diario Los Angeles Times.

Una fuente distinta le dijo al rotativo que una de las líneas de investigación federal es si la esposa de Delgadillo pagó impuestos sobre los ingresos que generó con su negocio.

La presidenta de California Litho-Arts, Helen Mars, recientemente le dijo al Times que su compañía había recibido una citación.

California Litho-Arts tenía contratos con la ciudad por un total de $36,945 entre 1993 y 2002, con la mayoría de esos contratos expirando antes de que Rocky Delgadillo tomara posesión como procurador en 2001, según el diario.

El negocio de Castano-Sallee ha recibido más de $350 mil en contratos con la procuraduría angelina de 2001 a 2004, reportó el Times. Hace dos semanas, su esposo le dijo al diario que Castano-Salle no había recibido una citación federal. Cuando se le preguntó el martes si su cita aún era exacta, su respuesta al diario fue "No use eso".

publicidad

El año pasado, el Times reportó que el negocio casero de Michelle Delgadillo, C.R.D. Inc., no había reportado impuestos estatales y operado por años sin un certificado de registro de contribuyentes. La junta estatal de recaudación clausuró el negocio en 2005 por no reportar impuestos.

Delgadillo dijo que ni él ni su esposa han sido contactados por las autoridades; tampoco negaron saber de alguna investigación, según su vocero Nick Velásquez.

Sin embargo, la contralora de Los Ángeles, Laura Chick, dijo el martes que agentes y procuradores se reunieron con ella hace dos semanas para hablar sobre Delgadillo.

Investigación con base en San Francisco

Citando fuentes cercanas a la supuesta investigación, el San Francisco Chronicle reportó el lunes que agentes basados en San Francisco realizaron recientemente entrevistas en Los Ángeles en relación a una amplia investigación de Delgadillo.

El diario reportó que la investigación se estaba realizando desde San Francisco para evitar conflictos de interés, dado que el fiscal federal en Los Ángeles en ocasiones trabaja en conjunción con el procurador de la ciudad.

"Cualquier acusación de fechoría no es nada mas que basura", dijo Velásquez el martes, asegurando con certeza que los oponentes políticos de Delgadillo estaban detrás de dichas afirmaciones. Delgadillo, quien actualmente sirve su segundo término de cuatro años, planea lanzarse como candidato para procurador del estado.

publicidad

Velásquez dijo que su jefe era una víctima de "asesinato político clásico".

Culpando al artículo del Chronicle de incluir informes pasados sobre los lapsos éticos del procurador, Velásquez acusó al diario de "calumnia" mediante una nota "exagerada y desagradable". El FBI se negó a confirmar o desmentir la investigación.

El año pasado Delgadillo admitió que reparó con fondos públicos la camioneta que le asignó la ciudad después de que su esposa, quien manejaba con una licencia expirada, la chocara contra un poste en un estacionamiento. Delgadillo reembolsó a la ciudad tres años después, cuando el diario Los Angeles Times reportó el incidente.

El procurador también aceptó que había encomendado a empleados de la ciudad con mandados personales, pidiéndoles incluso que cuidaran a sus hijos. No obstante, Delgadillo afirmó entonces que los empleados habían realizado dichos favores a título personal y en su tiempo libre.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad