publicidad

Edmond Mulet: Latinoamérica renueva compromiso con el mantenimiento de la paz

Edmond Mulet: Latinoamérica renueva compromiso con el mantenimiento de la paz

Al margen de la Asamblea General de la ONU, más de 50 países refrendaron su compromiso con la paz y la seguridad en el mundo

Edmond Mulet: Latinoamérica renueva compromiso con el mantenimiento de l...


Por Edmond Mulet, Sub-Secretario General de las Naciones Unidas, Operaciones (*)

Las operaciones de mantenimiento de la paz de la Naciones Unidas están viviendo un momento histórico. El pasado 28 de septiembre, al margen de la 70ª Asamblea General en Nueva York, mandatarios de más de 50 países –incluyendo al presidente Obama y varios presidentes latinoamericanos– se reunieron para refrendar su compromiso con la paz y la seguridad en el mundo. Los resultados sobrepasaron nuestras expectativas. Más de 40 mil efectivos policiales y militares fueron puestos a disposición de la ONU, junto a capacidades técnicas especializadas, así como ofrecimientos para entrenar y capacitar a otros países contribuyentes.

América Latina demostró su rotundo apoyo a las operaciones de mantenimiento de la paz durante esa Cumbre a través de anuncios hechos por Brasil, Chile, Colombia, El Salvador, México, Perú y Uruguay (este último fue uno de los coorganizadores). Sus compromisos incluyeron helicópteros y unidades médicas –capacidades especiales sumamente necesitadas–, así como  batallones de infantería y efectivos policiales. Estas contribuciones van más allá de la solidaridad hemisférica ya demostrada a través de las participaciones a nuestra misión en Haití, MINUSTAH. Dichos aportes son una señal clara de la intención de América Latina de ampliar su participación en misiones de mantenimiento de la paz a través del mundo.

La presencia de América Latina en misiones fuera del continente refuerza la universalidad y legitimidad de estas operaciones de la ONU y demuestra la naturaleza global de nuestra labor para proteger a las poblaciones más vulnerables y reconstruir sociedades destruidas por la guerra. La participación en dichas operaciones también deja entrever la creciente influencia de América Latina y demuestra su compromiso para promover la paz y seguridad más allá de sus fronteras. Es un proceso en ambas direcciones: al contribuir a las operaciones de la ONU en otras partes del mundo, los países latinoamericanos aprovechan de una valiosa experiencia que podría ayudar a esfuerzos internos, como por ejemplo el combate al crimen organizado, el cual se rige por complejas dimensiones transnacionales.

Hace más de 60 años, Argentina, Brasil, Chile y Colombia formaron parte de los países que enviaron observadores militares a las primeras operaciones en el Medio Oriente. Desde entonces, el perfil de nuestras operaciones ha evolucionado y nuestros esfuerzos ahora se focalizan en apoyar la implementación de acuerdos de paz, proteger a la población civil de la violencia y ayudar a reconstruir instituciones de Estados en situación de post conflicto para que puedan servir mejor a sus ciudadanos. Actualmente, más de 125,000 efectivos están desplegados en dieciséis misiones de mantenimiento de la paz en cuatro continentes.

América Latina tiene una contribución única por hacer debido a su exitosa experiencia en gestionar transiciones políticas. Mi propio país, Guatemala, acogió una misión de mantenimiento de la paz en los años noventa. Con el apoyo de las Naciones Unidas, y beneficiándose de los cambios relacionados al fin de la Guerra Fría, Guatemala pudo vencer las diferencias históricas internas que castigaron con inseguridad y violencia a sus ciudadanos. El Salvador también se benefició del apoyo de Naciones Unidas al implementar acuerdos de paz que soldaron las bases para la paz y democracia en Centroamérica.

Los países latinoamericanos tienen un récord de distinguido servicio y compromiso con el mantenimiento de la paz. Los cascos azules uruguayos jugaron un papel crucial al proteger civiles en contra de grupos armados en el noreste del Congo en 2003. Cascos azules argentinos han contribuido a monitorear el cese al fuego en Chipre por más de veinte años y en Haití, cuando estuve al mando de MINUSTAH, el contingente brasileño ayudó a la policía nacional a restablecer el estado de derecho en barrios plagados de bandas criminales en Puerto Príncipe. Fui testigo de la humanidad y empatía con las cuales los cascos azules latinoamericanos interactuaron con el pueblo haitiano, organizando conciertos, partidos de fútbol y asegurándose de estar al tanto de las necesidades de la comunidad.

También reconocemos el papel que juegan los Estados Unidos al apoyar nuestras misiones de mantenimiento de la paz, incluyendo programas de cooperación como la Iniciativa Global de Operaciones de Paz. El Presidente Obama publicó recientemente un memorando presidencial indicando la intención de su Gobierno de reforzar las ya considerables contribuciones financieras y materiales a las operaciones de mantenimiento de la paz de la ONU.

La Cumbre del 28 de septiembre es un punto de partida de la nueva y revigorada alianza por el mantenimiento de la paz. Hoy, nuestro desafío es convertir las ofertas hechas durante la Cumbre en acciones tangibles que conduzcan hacia la estabilidad y una paz duradera. El compromiso renovado por América Latina a las misiones de mantenimiento de la paz de la ONU es un signo fuerte de la voluntad de la región de estar a la altura de este desafío.

Al mismo tiempo que los conflictos siguen arrasando en muchos lugares del mundo, y que niños, mujeres y hombres siguen padeciendo el flagelo de la guerra, la ONU y los cascos azules continúan siendo convocados para contribuir a la causa de la paz. Esperamos que los países de América Latina nos sigan apoyando para responder a este llamado.

(*) Edmond Mulet, guatemalteco, Sub-Secretario General de las Naciones Unidas a cargo de las Operaciones.

Nota: La presente pieza fue seleccionada para publicación en nuestra sección de opinión como una contribución al debate público. La(s) visión(es) expresadas allí pertenecen exclusivamente a su(s) autor(es) y/o a la(s) organización(es) que representan. Este contenido no representa la visión de Univision Noticias o la de su línea editorial.


publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad