publicidad
Es la mayor multa impuesta por Bruselas sobre competencia.

Apple pide anular orden de desbloquear iPhone pues violaría sus derechos constitucionales

Apple pide anular orden de desbloquear iPhone pues violaría sus derechos constitucionales

La compañía tecnológica se pone firme ante el gobierno. Insiste en llevar el tema de las cortes al Congreso

Es la mayor multa impuesta por Bruselas sobre competencia.
Es la mayor multa impuesta por Bruselas sobre competencia.

Por Diego Graglia @TheDailyDG, corresponsal de Silicon Valley
Apple se mantuvo firme este jueves en su pelea con el gobierno sobre un iPhone bloqueado, al pedir a la Justicia que anule la orden de desbloquearlo.

Así, formalizó su negativa a crear un software que su director general había llamado horas antes "el equivalente del cáncer".

La empresa con sede en California pidió a la Corte del Distrito Central de ese estado que anule la orden de la jueza Sheri Pym de la semana pasada. Ésta le exige ayudar al FBI a desbloquear el teléfono de uno de los autores de la masacre de San Bernardino.

Cumplir la orden violaría sus derechos constitucionales, afirmó la fabricante del iPhone en su presentación.

La obligaría a hacer cosas que no quiere —desarrollar un software que vulnere sus propios productos— y violaría su libertad de expresión al forzarla a defender una postura contraria a la suya, que según dijo es priorizar la seguridad y privacidad de sus clientes.

Son derechos protegidos por la Primera y la Quinta Enmienda de la Constitución, argumentaron sus abogados.

Cook: que Apple cree un programa para desbloquear el Iphone sería 'igual a un cáncer' /Univision


"Poder peligroso"
"El Departamento de Justicia y el FBI buscan por medio de las cortes un poder peligroso que el Congreso y el pueblo estadounidense no han cedido: la capacidad de obligar a empresas como Apple a vulnerar la seguridad y privacidad básicas de cientos de millones de individuos en todo el planeta", aseguró la empresa en la moción.

El gobierno quiere obligar a Apple a hacer algo que el Congreso no ha autorizado, dijeron ejecutivos de la empresa durante una conferencia telefónica con periodistas. Y, al forzar el caso de San Bernardino por la vía judicial, impide un debate público necesario sobre el tema.

Desde que el caso estalló la semana pasada, la empresa pide que el debate se resuelva en el Congreso con una ley federal y no caso por caso en las cortes.

publicidad

"Piensa en qué más nos pueden pedir hacer", planteó el miércoles su director general Tim Cook en una entrevista con la cadena ABC. "Podría ser un sistema operativo para vigilancia, podría ser que las agencias puedan encender la cámara (de un teléfono). No sé hasta dónde podría llegar, pero lo que sé es que esto no puede suceder en este país, no puede suceder en Estados Unidos".

"Debería haber una ley que nos obligue a hacerlo", agregó. "Debe ser aprobada a la luz del día y el pueblo estadounidense debe poder opinar".

Habría precedente, admite el FBI
El gobierno, obviamente, no está de acuerdo con la perspectiva de Apple.

Aunque el director del FBI James Comey reconoció este jueves en una audiencia en el Congreso que los teléfonos inteligentes albergan “nuestras vidas enteras”, aseguró que lo que busca su agencia es acceso a “un solo teléfono en una investigación muy importante”.

Sin embargo, interrogado por Mike Honda, el congresista demócrata que representa la zona de Silicon Valley, donde está la sede de Apple, Comey terminó por aceptar que el caso sentaría un precedente para otros jueces y que en el futuro habrá más teléfonos que las fuerzas de seguridad querrán desbloquear.

“Este tema —dijo— es muy importante para las agencias estatales y locales”.

publicidad

Comey defendió la posibilidad de las autoridades de seguir recurriendo a la Justicia para poder revisar un teléfono, al igual que lo hacen con viviendas o vehículos.

“¿Cómo será un mundo a prueba de órdenes de cateo?”, planteó.

El argumento de Apple
Apple —que espera presentaciones judiciales en su apoyo de otras empresas— asegura que la demanda del gobierno viola sus derechos según la Primera Enmienda de la Constitución.

Si obedeciera la orden, debería abandonar su postura en favor de defender ante todo la seguridad y privacidad de sus clientes. Estaría tomando la posición contraria y eso violaría su libertad de expresión, argumentaron sus ejecutivos.

La noche del miércoles, antes que se conociera la presentación judicial, Cook decía en ABC: "Tenemos que pararnos firmes en base a nuestros principios. Nuestro trabajo es proteger a nuestros clientes".

Éstos, recordó, tienen en sus teléfonos información médica y financiera, conversaciones íntimas o la ubicación de sus hijos: "No se trata sólo de privacidad, sino también de seguridad pública. Nadie querría que esta información esté disponible. Nadie querría una llave maestra que abra cientos de millones de cerraduras".

La empresa también cree que en este caso la protege la Quinta Enmienda. Al forzarla a desarrollar tecnologías que vulneren sus propios productos, el gobierno la estaría privando de su libertad, asegura.

publicidad

El cáncer del software
Desde que el caso salió a la luz la semana pasada, Cook argumenta que desbloquear un iPhone significará abrir la puerta a que las agencias de seguridad de Estados Unidos y otros países busquen acceso a cada vez más información privada de los usuarios, tanto en investigaciones de terrorismo como en crímenes comunes, accidentes o casos de personas extraviadas.

Apple agregó en su moción del jueves que, una vez creado el software para el desbloqueo, sería imposible evitar que ladrones de identidad, hackers y espías extranjeros lo consiguieran.

"En nuestra perspectiva, sería el equivalente al cáncer del software", aseguró Cook, que agregó que espera hablar del tema con el presidente Barack Obama.

"La tecnología puede hacer muchas cosas, pero hay muchas que nunca deberíamos permitir que haga. Y la manera en que no las permites es no crearlas".

Un problema muy complejo
Cook aseguró que este caso ha sido uno de los desafíos más grandes de su carrera como director general.

"He enfrentado muchos retos —dijo— pero nunca antes había sentido la maquinaria del gobierno".

Llamativamente, Comey, del FBI, dijo casi lo mismo apenas unas horas después.

"Es —dijo a los congresistas— el problema más difícil que he enfrentado en el gobierno".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad