publicidad
.

Puerto Rico realiza primarias a la sombra de la crisis logo-noticias.6bc...

Puerto Rico realiza primarias a la sombra de la crisis

Puerto Rico realiza primarias a la sombra de la crisis

El Gobierno de PR solo pudo aportar $300 mil debido a la crisis, por lo que se abrieron muy pocos centros de votación.

Votar en Puerto Rico

Jessica Pérez Cámara
@jessicamperez

Marcada por una gran crisis económica , la apatía y la desorganización, se llevó a cabo la primaria presidencial republicana en Puerto Rico este domingo, 6 de marzo.

Con un limitado presupuesto de $300 mil, se pudieron habilitar solo 110 centros de votación (uno por cada precinto electoral), lo que contrasta acentuadamente con la primaria celebrada en 2012 cuando hubo 3,226 centros. Para ese año, Comisión Estatal de Elecciones (CEE), asignó $2.3 millones de los cuales solo se utilizaron $610 mil. Este año se esperaba la asignación de $600 mil, pero eso no ocurrió, según detalló la presidenta del Partido Republicano de Puerto Rico (PRPR), Jenniffer González Colón.

Aunque la primaria transcurrió sin mayores problemas, según informó la presidenta de la CEE, Liza García, se reportó que muchos ciudadanos se quedaron sin votar debido a las largas filas, producto de la escasez de centros abiertos.

De acuerdo con el comisionado electoral del PRPR, Edwin Mundo, esto se debe a la profunda crisis económica en que está sumida la Isla, marcada por una multimillonaria deuda que se estima al día de hoy en $69 mil millones.

Marco Rubio ganó la primaria al obtener la mayoría de votos, superando a Donald Trump, quien lidera la carrera primaristaen los Estados Unidos y quien había ganado adeptos en las pasadas semana s.

publicidad

Con tan pocos centros de votación, la expectativa era recibir entre 25 mil y 30 mil votantes, pero se registró un total de 38,699 votos para una participación electoral de 1.37% de los electores inscritos en la Isla, según cifras oficiales de la CEE.

El gobernador Alejandro García Padilla, quien es demócrata, no vaciló en criticar la escasa participación electoral en el comicio. Y escribió en inglés un mensaje en Twitter que decía:"Sobre el 98% de los votantes registrados optó por no participar en la primaria republicana hoy en Puerto Rico".


Proceso acentuado por la situación política

La mayoría de los militantes del Partido Republicano en la Isla son adeptos del Partido Nuevo Progresista (PNP), que promueve la anexión de Puerto Rico como el estado 51 de la nación. Para ellos, este tipo de elección especial representa, quizás, la única oportunidad de votar por un posible mandatario estadounidense y un acercamiento al ideal.

“Aunque no votemos por el presidente directamente, podemos hacer escuchar nuestra voz en estos comicios”, expresó sobre el asunto la presidenta local del partido.

Por su parte, Mundo dijo en entrevista con WKAQ-580 (Univision Radio) esta semana que el ejercicio es “importante. Es la única oportunidad que tenemos de buscar compromiso (con los candidatos presidenciales)”.

Pero por otro lado, la elección especial ha generado gran apatía y críticas entre quienes se oponen a la anexión de la Isla a los Estados Unidos.

publicidad

Bajo la premisa de que esta primaria “no tiene ninguna trascendencia para el país”, el Secretario General del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), Juan Dalmau y el candidato a Comisionado Residente por dicha colectividad, Hugo Rodríguez Díaz aseguraron que buscarán presentar legislación para ponerle fin al financiamiento de este tipo de evento electoral en Puerto Rico.

“No es otra cosa que un simulacro de la estadidad y jugar a ser americano por un día. Se trata de un evento patético, bochornoso y quienes participan en él diciendo ser anticolonialistas, lo que realmente demuestran ser es una caricatura del colonialismo: votan en primarias por aspirantes por los cuales no pueden votar luego para la presidencia de los EEUU”, dijo Rodríguez Díaz en comunicado de prensa.

Para el precandidato a Comisionado Residente en Washington por el PPD, Héctor Ferré, esta primaria es un ejercicio fútil.
“Los candidatos presidenciales vienen a Puerto Rico, levantan dinero, endosan la estadidad o al ELA y después se olvidan de Puerto Rico”. Agregó que Puerto Rico está en su peor momento “y todavía ni un republicano o un demócrata ha presentado un plan coherente y real que vaya dirigido a ayudar a nuestra isla. Hoy veo cómo políticos de Puerto Rico respaldan a ciegas a candidatos estadounidenses que hacen señalamientos en contra de nuestra isla, y esos mismos ‘líderes’ puertorriqueños los aplauden como focas”, sentenció.

publicidad

Lo mismo expresó la presidenta del Cocejo de la Ciudad de Nueva York, Melissa Mark- Viverito en su cuenta de Twitter. "El colmo que Rubio enseña la cara en la isla despues de decir "p'al carajo a ustedes" y se le da un abrazo. #QueMal", publicó la concejal, quien es puertorriqueña y ha sido muy vocal en asuntos sobre el estatus y la política isleña.

Los residentes de Puerto Rico, como territorio no incorporado de los Estados Unidos, no tienen derecho a votar por el presidente de los Estados Unidos, aunque los puertorriqueños residentes en cualquiera de los 50 estados, sí pueden hacerlo. Sin embargo, expertos sostienen que la Isla juega un papel determinante en unas primarias como estas donde se establece el total de delegados que tendrá cada candidato.

Puerto Rico tiene 23 delegados, tres de ellos superdelegados. Para Mundo, el hecho de que la Isla vote antes que bastiones latinos, como California, Nueva York, Nueva Jersey y Florida es representativo y puede “enviar un mensaje a los puertorriqueños y latinos que están en esos sitios de la importancia que tiene el voto latino y cuál es la preferencia>

Incluso, se ha mencionado que gracias a la enorme migración de puertorriqueños a estados como la Florida, los boricuas podrían decidir las elecciones.

Confusión y desorganización
La posible implementación de la llamada Ley Seca durante este proceso no solo avivó el debate sobre la pertinencia de la primaria en la Isla, sino que provocó cuestionamientos sobre la necesidad de prohibir el expendio y venta de bebidas alcohólicas en procesos eleccionarios.

publicidad


Primero, se indicó que la prohibición entraría en vigor a las 12:01 de la medianoche del domingo, pero el viernes a última hora, esa información fue desmentida. Incluso, el mismo día de la primaria todavía había desconocimiento y preocupación sobre su implantación, sobre todo por el efecto que representa sobre la economía.

Por eso, han sido varios los políticos que han reclamado una revisión - o la derogación de este estatuto, entre ellos, la propia González Colón, quien dijo que mediará legislación para ello. Otro de los que han sido más vocales al respecto es el
representante penepé Urayoán Hernández Alvarado, quien incluso propone estudiar el efecto real que ha tenido la ley Seca durante los comicios, tanto primaritas como generales, en la Isla durante los últimos 30 años.

El político dijo que el impacto de la Ley Seca en los comercios es demasiado fuerte para continuar con su implementación.

"Desde varias semanas han sido muchos los propietarios de pequeños y medianos comercios, la inmensa mayoría, puertorriqueños, que se nos han acercado para infórmanos sobre sus preocupaciones del impacto negativo en la economía que tendrá esta disposición de ley”, comentó.

Agregó que “el dinero que deja de entrara a nuestra economía es sustancial y no equivale los alegados beneficios de la Ley".

publicidad

En la regla se exceptúan los restaurantes y barras de cruceros, hoteles y paradores certificados por la Compañía de Turismo de Puerto Rico, cuando los establecimientos sean parte de los servicios o amenidades que éstos ofrecen a sus huéspedes o visitantes y participantes de convenciones y la venta, expendio o distribución de bebidas alcohólicas.

Más:
En medio de la polémica, republicanos celebran primaria
Marco Rubio no apoya la bancarrota para Puerto Rico
Voto de castigo para Donald Trump


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Donald Trump y Barack Obama no solo tienen conceptos diferentes en política, sino también a la hora de tratar a sus esposas.
En 2009, la ex primera dama le dio un regalo a Laura Bush y pasó desapercibido, pero la reacción de Michelle Obama al obsequio de la nueva primera dama no dejó a nadie indiferente.
De Ciudad de México a Washington DC, decenas de miles de manifestantes marcharon por las calles contra la toma de posesión del ahora 45° presidente de Estados Unidos. En algunas capitales, se registraron disturbios y enfrentamientos.
La exprimera dama se emociona visiblemente al escuchar el himno nacional de EEUU en la base aérea Andrews.
publicidad