publicidad

Prevención obesidad infantil

Prevención obesidad infantil

Un problema cada vez mayor en las familias de EU. Cuide su salud y no permita que su vida sea mermada por la obesidad.

Un gran reto

Hay una epidemia de niños obesos en EU y no hace falta leer los periódicos o mirar la televisión. Basta con salir a la calle y encontrarlos en algún centro comercial, en el patio de la escuela o montando bicicleta.

Las cifras son cada vez más alarmantes. Cerca del 20 por ciento de los niños estadounidenses padece de obesidad, un porcentaje que se triplicó en 40 años.

Por ello, la doctora González participa activamente en campañas nacionales contra la obesidad infantil y es co-autora del libro  Gordito No Significa Saludable. Ella aconseja a los padres hispanos a fomentar en sus hijos una dieta saludable y a la actividad física.

Baja de peso con Mi Dieta

Historias de retos

Para Betty, bajar de peso, más que un sueño es todo reto. "Me gustaria pesar 100 libras porque peso más de 200 libras", refiere Betty quien a sus 12 años es prediabética.

"Ronca mucho, a veces tengo que hablarle para que se despierte porque como que se quiere ahogar", explica la madre, Vianey Brincas.

Betty tiene manchas en su cuello conocidad como nacarosis, un síntoma de la prediabetes y que delatan el avance de su enfermedad.

Pero ella sólo forma parte del 14 por ciento de menores de edad que padecen obesidad.

Mientras, Alejandro y Ashley se encuentran en otro 14 por ciento de niños que están en camino a la obesidad. Sus padres y muchos otros viven con la preocupación y la incertidumbre de lo que podría pasar. Un pronóstico reservado.

publicidad

Y es que el problema de la obesidad en Texas es tan grave que en una escuela de Richardson, casi la mitad de los estudiantes tienen sobrepreso.

"Aquí en esta escuela hay bastante yo diría que el 40 por ciento de alumnos aumentó de obesidad", dice preocupada la enfermera de la escuela, Elizabeth Yañez.

De ellos, 30 por ciento son hispanos. La raza y el patrón cultural, según los expertos, pueden estar asociados a la obesidad ya sea por el tipo de alimentación, viendo televisión o los videojuegos que reemplazan a los juegos al aire libre.

Para Estela Galicia, nutrióloga del Hospital Parkland, un plato saludable incluye medio plato de vegetales, medio de almidón y medio de tortillas, acompañado de por lo menos una hora de ejercicios al día.

"Es preocupante, porque el 90% de niños que atiendo son por obesidad", subrayó la nutrióloga.

¡Todos a ejercitarse!

Y es en la esta escuela anterioremente mencionada, en donde los padres y niños combaten la obesidad bailando o caminan, todo ello a través de un programa integrado por autoridades escolares, la administración de drogas y alimentos, y el servicio de alimentos y nutrición.

Los padres se han unido para reducir las cifras que ubican a Texas como el estado de tiene laos índices más altos de obesidad infantil.

Según los expertos, los jóvenes que hoy en día son la primera generación que tendrá expectativas de vida más corta que la de sus padres.

publicidad

Se registran 300 mil muertes por año asociadas con la obesidad en todo el país.

Betty está preocupada. Yo le digo a mi mamá que tengo que hacer la lucha porque no quiero morir a esta edad.

Con una alimentación balanceada y con largas caminatas, Betty asegura estar preparada para realizar su sueño, estar delgada y vencer a la báscula.

Consejos prácticos

¿Cómo creamos conciencia de una buena alimentación a un niño?

  1. Que los padres sean un ejemplo de una nutrición balanceada, que exhiban costumbres saludables, como el comer frutas y vegetales y granos integrales. 
  2. Que se ofrezcan alimentos saludables una y otra vez, y a veces hasta el cansancio, hasta que el niño se sienta familiarizado con ellos y que entienda 'que en casa se hace lo mejor posible para alimentarse saludablemente'.
  3. Que se hable de la nutrición como algo esencial de la vida, en lugar de usar los alimentos como amenaza o un premio a una acción que el niño deba hacer.


¿Qué podemos hacer si nuestro hijo se rehúsa a comer vegetales y frutas?

Es normal que los niños se rehúsen, sin embargo tenemos que continuar ofreciéndolos y darles diferentes alternativas para su consumo y nunca darnos por vencidos. Por ejemplo:

• Tener frutas y vegetales cortados y disponibles para una merienda rápida. Se pueden comer con un yogur bajo en grasa o un queso requesón tipo cottage

publicidad

• Ofrecerles opciones atractivas y saludables, como es el caso de los jugos cien por ciento naturales que no contienen azúcares ni aditivos.

• Lo bueno de buscar alternativas prácticas es de ofrecer los mismos beneficios nutricionales pero en diferente empaque, es decir intercambiar entre las frutas y vegetales frescos con jugos cien por ciento natural.

¿Qué aconseja frente a la inevitable atracción del fast-food ?

Mi consejo como nutricionista es que no se debe evitar por completo ya que los niños la disfrutan y al fin y al cabo van a tener acceso a esa comida. Lo mejor es educar al niño, por ejemplo, pedir las porciones más pequeñas, compartir las papas fritas o dulces.

Ordenar bebidas que provean beneficios nutricionales, como la leche y los jugos naturales, y no olvidarnos que los restaurantes de comida rápida están ofreciendo ensaladas y frutas frescas como parte de sus menús.

Platos atractivos para niños

Brochetas deliciosas: Las frutas y verduras tienen muchísimos nutrientes y deben ser una parte importante de la dieta diaria de los niños.

Córtalas en trocitos (mango, pepino, fresa, melón, piña, uvas) y evita que tus niños se aburran al crear mini brochetas colocando fruta en palillos de dientes o brochetas de madera. Pídeles a tus hijos que te ayuden a preparar estas delicias como una actividad divertida.

publicidad

Licuados de fruta: Coloca en la licuadora dos envases de 6.5 onzas (184 gramos) de Juicy Juice de naranja con mandarina, un paquete de 10 onzas (284 gramos) de fresas congeladas, 2 plátanos, ½ taza de leche, ½ taza de yogur de vainilla de bajo contenido graso y hielo molido. 

Licúa todos estos ingredientes hasta obtener una mezcla cremosa. Sirve en vasos alegres con una pajita o popote. Rinde 4 porciones.

Refrigerio rápido: ¿No tienes tiempo de preparar jugos de fruta fresca durante el verano o después de la escuela?  Mezcla un envase de 6.5 onzas (184 gramos) de Juicy Juice con ½ taza de hielo picado y cúbrelo con crema batida dietética. Si nuestro hijo pasa demasiadas horas mirando televisión, ¿cómo podemos convencerlo de hacer actividad física?

El ambiente en que crecen hoy en día los niños ha cambiado mucho. Ellos ya no salen a la calle o parques como nosotros lo hacíamos en nuestra niñez. Estas actividades lo mantendrán en forma: •

Baile al ritmo latino: Diviértete bailando música disco, rancheras, merengue o hip-hop.  Tú y tu niño quemarán calorías al mover su cuerpo.  • ¡Sal de tu casa!  Camina por el vecindario con tus hijos y muéstrales puntos de interés locales como la biblioteca, el parque o tu casa favorita.

publicidad

Planifica actividades divertidas para entretenerlos mientras caminan, como encontrar un carro amarillo o una casa con una puerta roja. Tus hijos pueden caminar, andar en bicicleta o patinar a tu lado.  •

Deportes y actividades divertidas: Inscribe a tus hijos en actividades y deportes divertidos ofrecidos en el YMCA o escuelas locales, incluyendo clases de natación en el verano, ligas juveniles de fútbol y softbol, campamentos de béisbol u otros deportes. 

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
En su primer mitin político desde que asumió la presidencia, Trump arremetió contra la prensa, su oposición política, entre otros. Sus seguidores aseguran que el mandatario cumplirá todas sus promesas de campaña.
Durante una conferencia de prensa, el mandatario estadounidense le preguntó al periodista de CNN Jim Acosta si tenía relación con su nuevo nominado a secretario de Trabajo, Alexander Acosta. Le dijo a una reportera afroestadounidense si podía organizar una reunión con congresistas negros y aseguró no ser racista o antisemita.
Something as everyday as walking to the supermarket becomes a risk students like Jose Reza can no longer take. The possibility alone that police departments can share information with immigration agencies has immigrant communities across the nation on high alert, especially at universities.
Una actividad cotidiana, como ir al supermercado, ahora es un riesgo que Jose Reza no puede darse el lujo de tomar. La sola posibilidad de que la policía pueda compartir información con las agencias de inmigración tiene en alerta a las comunidades de inmigrantes, sobre todo en las universidades.
publicidad