publicidad

Prevalece el caos y frustración entre votantes de Miami-Dade

Prevalece el caos y frustración entre votantes de Miami-Dade

Aún después que cerraran las urnas para la votación temprana en Miami-Dade, la confusión reina entre el electorado en el condado más poblado de la Florida.

MIAMI, Florida - Millones en la Florida se quejaron de que ocho días de votación anticipada no fueron suficientes para estas elecciones tan cruciales, y por eso en el más poblado de sus condados, Miami-Dade,  el caos y la frustración reinan entre los votantes.

El tiempo para votar por adelantado cerraba el sábado a las 7 p.m., pero debido a esperas en fila de hasta ocho horas para sufragar, varios centros de votación permanecieron abiertos hasta la 1 a.m. La biblioteca J.F.K. en Hialeah fue uno de estos sitios donde la fila para sufragar por adelantado era interminable.

Video: Espera promedio de cinco horas para votar temprano

Después que el Partido Demócrata presentara una demanda de emergencia el domingo, pidiendo horas extendidas para votar en Palm Beach, Broward y Miami-Dade, los ánimos se caldearon entre un grupo de aproximadamente 200 personas afuera de las sedes del departamento de elecciones de Miami-Dade, ubicado en el Doral. Ellos se aparecieron a las oficinas esperanzados de que se les diera la oportunidad para votar antes del 6 de noviembre este domingo.

Primero tuvieron buenas noticias, cuando los oficiales de elecciones anunciaron que abrirían sus puertas de 5 a 9 p.m. para que pudieran pedir y entregar boletas ausentes, pero no todo fue como esperado.

“Finalmente voy a votar, porque si no, no hubiera tenido otra oportunidad, pero mi prima estuvo aquí por tres horas, y se quedó por tres horas esperando y dijeron que lo abrieron y cerraron,” dijo Juliete Velazquez, la última persona que entregó su boleta ausente el domingo cuando cerró el centro a las 9p.m.

publicidad

Decenas protestaron a gritos, “¡Déjenos votar! ¡Déjenos votar!" después que cerraran las puertas con llave.

Muchos también se quejaron de que sus boletas ausentes no les llegó por correo, y por eso se aparecieron en persona para quejarse y pedir una boleta el domingo.

Rosy Pastrana, la subdirectora del departamento de elecciones en Miami-Dade explicó lo que pasó.

"Cerramos las puertas temporalmente, pudimos ver que los electores no se iban, que todo el mundo estaba entusiasmado para votar, que es lo que queremos”, dijo Pastrana. “Pudimos conseguir más equipo; pudimos traer más personal”.

Pero después las autoridades revelaron que hubo un mal entendido entre el Alcalde Carlos Gimenez y la administradora del condado Alina Hudak. Gimenez no supo del plan de abrir las oficinas hasta el domingo por la mañana. La decisión de abrir las oficinas por cuatro horas ese día para que los votantes pidieran, llenaran y entregaran boletas ausentes fue tomada por Hudak tras un pedido por Penélope Townsely, la supervisora de elecciones en Miami-Dade.

Cuando supo lo que pasaba, Gimenez pidió que se suspendiera la operación mientras recibía el informe sobre el acuerdo con el departamento de elecciones.

Por ahora los votantes de Miami-Dade tienen dos opciones: votar en persona en sus recintos asignados el 6 de noviembre, o pedir una boleta ausente en persona y entregarla en el departamento de elecciones.

publicidad

Para los que votan ausente, tienen entre el lunes y el martes para pedir una boleta ausente de último minuto en el centro de elecciones localizado en el Doral. Una identificación válida es necesaria. Tienen hasta el martes a las 7 p.m. para entregarla en persona.

INFORMACION: Departamento de elecciones de Miami-Dade

INFORMACION:Departamento de elecciones de Broward

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad