publicidad

Presuntos Zetas tras las rejas sin fianza

Presuntos Zetas tras las rejas sin fianza

Cuatro hombres fueron acusados de homicidio premeditado. Tres son mexicanos y estarán tras las rejas sin derecho a fianza.

Tres de ellos, son mexicanos

Cuatro hombres acusados de homicidio premeditado _entre ellos tres mexicanos_ por la muerte a disparos del conductor de un camión que transportaba marihuana deben permanecer encarcelados sin derecho a fianza, ordenó el pasado miércoles un juez.

Policías locales y federales investigan la posible relación de la delincuencia organizada en el caso.

Varias agencias policiales seguían el lunes un tractocamión cuando varios sospechosos se pararon a su lado y abrieron fuego, matando al conductor e hiriendo a un agente local encubierto.

Agentes federales y locales habían estado vigilando el camión como parte de una investigación de tráfico de drogas desde el Valle de Río Grande. Houston es conocido desde hace mucho tiempo como un importante centro de distribución de embarques de droga provenientes de México, y los cárteles mexicanos del narcotráfico emplean a menudo pandillas callejeras y de prisiones de Estados Unidos para que les ayuden.

Los investigadores no han podido confirmar si los sospechosos de la balacera están vinculados al crimen organizado, aunque dos de ellos son de Nuevo Laredo, ciudad fronteriza controlada por el cártel de los Zetas, quienes eran sicarios del Cártel del Golfo pero decidieron separarse para dedicarse también al tráfico de drogas.

"Sabemos que había una organización de tráfico de droga violenta y que hay pandillas aquí, y hasta el momento ... no sabemos la asociación exacta con las pandillas aquí", dijo Lisa Webb Johnson, vocera del Departamento Estadounidense Antinarcóticos (DEA). Agregó que la investigación no ha confirmado ni negado todavía un posible vínculo con los Zetas.

publicidad

La DEA y agentes de la oficina del alguacil del condado de Harris están tratando de armar las piezas del incidente ocurrido el lunes, en el cual mataron al conductor del camión, un presunto narcotraficante, y lesionaron a un agente del alguacil que estaba trabajando encubierto. El agente recibió un disparo en una pierna y se espera que se recupere totalmente, dijeron las autoridades. Su nombre no fue revelado.

Los cuatro hombres arrestados, Fernando Tavera, Eric de Luna, Ricardo Ramírez y Rolando Reséndiz comparecieron el pasado miércoles en una corte de Houston. Este martes 29 de noviembre serán acusados formalmente de homicidio premeditado, Tavera y de Luna. Reséndiz recibirá la sanción el miércoles 30 de noviembre.

Registros de la corte indican que todos, menos Tavera, son ciudadanos mexicanos. No se sabía de inmediato su estatus de inmigración ni si los sospechosos tenían abogado. Una llamada de la AP al consulado mexicano en Houston no fue respondida inmediatamente. Documentos de la corte muestran que tres de los detenidos solicitaron que se notificara a su consulado.

Los registros identifican al chofer como Lawrence Chapa, a quien la DEA había catalogado como presunto traficante, señaló Webb Johnson. La agencia no dio más detalles.

De Luna, de 23 años, nació en Nuevo Laredo, México. Al momento de la balacera estaba libre bajo una fianza de 40 mil dólares después de haber sido acusado en octubre de asalto agravado con un arma letal, de acuerdo con documentos de la corte. De Luna había recibido una sentencia diferida en el 2005 por un cargo de asalto agravado con un arma letal, según registros de corte del condado de Harris. Las llamadas de la AP a su afianzador y a un número telefónico de De Luna que consta en su fianza no fueron respondidas de inmediato.

publicidad

Tavera, de 19 años, y Ramírez, de 35, tienen cargos previos de delito menor en el condado de Harris relacionados con posesión de marihuana. Ramírez también nació en Nuevo Laredo, y Reséndiz, de 28 años, nació en Matamoros, México.

Emboscada, balacera y muerte en el Condado Harris

Una operación encubierta permitió dar con los presuntos narcotraficantes cuando estaban a punto de entregar la mercancía. La misión "entrega vigilada" consistió en que el informante se hizo pasar por conductor del camión que transportaba el cargamento de marihuana.

De acuerdo a la versión del periódico local, Houston Chronicle, las cosas se salieron de control, poco antes de la entrega de la droga la tarde de este lunes. Tres vehículos todo-terreno salieron de la nada con tres presuntos pistoleros del cártel de los Zetas y empezó el enfrentamiento. Esto ocurrió al noroeste del Condado Harris. En medio de la balacera, el conductor perdió la vida. Era un civil que trabajaba en secreto al servicio del gobierno.

Un alguacil, que conducía otro vehículo y pasaba cerca, resultó herido. Fue golpeado en la rodilla durante el combate cuerpo a cuerpo, que involucró a varios autos y armas. Se recupera en el hospital.

El informe de las investigaciones revela que las comunicaciones por radio crearon confusión entre los múltiples organismos que respondieron al llamado. Algunos oficiales que abordaron la escena, pensaron por un momento que el conductor era uno de los presuntos Zetas, cuando en realidad, era un miembro del equipo de vigilancia.

publicidad

Para algunos testigos, lo acontecido parecía un juego entre cárteles de la droga, policía y militares chocando entre sí y operando en total impunidad como ocurre últimamente en México.

Javier Peña, jefe de la de Division de la Administración Antidrogas en Estados Unidos declaró al Houston Chronicle: ""No vamos a tolerar este tipo de matones, que anden por ahí con sus armas, como en el oeste salvaje", -continuó- "Vamos a ir tras ellos". "Todo el mundo está sorprendido por el descaro", añadió Peña, al destacar la forma en que se desenvuelven a plena luz del día. "No hemos visto este tipo de violencia, lo que nos preocupa".

Hay versiones que confirman que un contingente de agentes del orden se movían sigilosamente detrás del camión cargado de marihuana, cuyo destino era el Valle del Río Grande. Cuando los hombres armados atacaron, los oficiales rápidamente saltaron a la palestra y también abrieron fuego contra los atacantes. El camión siguió rodando hasta que se salió de la carretera y se detuvo. Decenas de funcionarios se desplegaron en los barrios circundantes.

Todo terminó con el arresto de cuatro sospechosos de origen mexicano y acusados de homicidio capital. Ellos son Eric De Luna, de 23 años, Fernando Tavera, 19, Ricardo Ramírez, de 35 años y Rolando Resendiz, de 34 años.

publicidad

Por otra parte, Christina Garza, portavoz de la Oficina del Sheriff del Condado de Harris, dijo que gran parte de la incidente sigue bajo investigación."Hasta que tengamos que el análisis forense, no sabremos a ciencia cierta", dijo. "Había varias personas disparando armas de fuego. En cuanto a quién le disparó a quién, todavía está bajo investigación".

Las autoridades no quisieron pronunciarse sobre cómo el conductor fallecido, que además de ser un informante confidencial y manteniendo un empleo como conductor de camiones comerciales. Constituyó uno de los primeros contactos con los narcotraficantes.

Mientras que algunos de los atacantes detenidos habrían admitido alguna afiliación con los Zetas con sede en México, dijeron las autoridades están tratando de determinar por qué un ataque tan audaz y arriesgado se puso en marcha por tan sólo 300 libras de marihuana.

Fuentes, que reconocen este caso es especialmente desconcertante, dijo que si los Zetas habían identificado al conductor del camión como un informante y lo querían muerto, había formas más inteligentes de sacarlo, antes que arriesgarse a un asalto a un camión visto tan de cerca por la policía.

Un agente policial que prefirió mantenerse en el anonimato, advirtió a la prensa local que "Si se trataba de un asesinato directo, las opinión generalizada de esta entrega vigilada, se convertirían en un blanco fácil".

publicidad

Existe una teoría en que alguien del hampa sabía lo que el camión tenía y hacia dónde se dirigía, pero pensaron que el cargamento de la marihuana oculta era mucho más grande que 300 libras, como para justificar el asesinato de un hombre".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad