publicidad

Presuntos terroristas se presentan en Corte en Newark: Supuestamente planeaban matar

Presuntos terroristas se presentan en Corte en Newark: Supuestamente planeaban matar

Los dos arrestados que intentaban viajar a Somalia para unirse a un grupo terrorista, hicieron su primera aparición en una corte federal.

Presuntos terroristas se presentan en Corte en Newark: Supuestamente pla...

Audiencia de fianza para el jueves

NEWARK, Nueva Jersey - Los dos estadounidenses que fueron arrestados cuando intentaban viajar a Somalia para unirse a un grupo terrorista, hicieron su primera aparición este lunes en una corte federal.

Mohamed Mahmud Alessa y Carlos Eduardo Almonte, están acusados de intentar unirse a Al-Shabab, una organización que fue designada por Estados Unidos como un grupo terrorista en 2008.

Los inculpados enfrentan cargos de conspirar para matar, mutilar y secuestrar a personas fuera de Estados Unidos.

Alessa, de 20 años, y Almonte, de 24, aparecieron brevemente el lunes en la Corte del Distrito, en Newark. Ambos tenían el pelo oscuro y rizado, las barbas tupidas y llevaban los pies y las manos esposadas.

Los imputados sólo hablaron para decir que entendían la acusación formulada contra ellos. Los dos permanecían bajo custodia en espera de una audiencia de fianza el jueves.

publicidad

Si son condenados, los hombres podrían enfrentar cadena perpetua.

Aunque el posible complot fue descubierto antes de que abordaran por separado vuelos con destino a Egipto desde el Aeropuero Internacional John F. Kennedy de Nueva York, los funcionarios federales dijeron que los implicados representaban una amenaza para los ciudadanos estadounidenses en el extranjero.

"La sofisticación no es necesariamente una medida de peligro, como hemos aprendido en muchos otros casos", dijo el abogado estadounidense Paul Fishman frente al tribunal el lunes.

"Creo que sería negligente si no le prestamos atención a cualquier persona que tenga la intención de hacer lo que estas personas están acusados de haber hecho, que es tratar de adherirse a una jihad violenta para cometer actos de violencia contra la gente de aquí o en el extranjero", añadió el letrado.

Por su parte el Comisionado de la Policía de Nueva York, Raymond Kelly, dijo a los periodistas el domingo que los jóvenes habían viajado a Jordania en 2007. A partir de ahí, trataron de entrar en Irak, pero fueron rechazados, dijo.

"No es como otros casos que hemos visto recientemente, donde las personas que manifiestan su interés de realizar la 'jihad' van al extranjero y luego regresan" y "vuelven para tratar de cometer actos de violencia en los Estados Unidos", dijo Kelly, citando otros casos de alto perfil, como los de Najibullah Zazi y Shahzad Faisal, ambos acusados de conspirar por actos de terror dentro de Estados Unidos.

publicidad

Agentes federales y estatales habían investigado a Alessa, de North Bergen, y Almonte, de Elmwood Park, desde 2006, e incluso interceptaron varias conversaciones en las que ellos mencionaban decapitar americanos y cometer actos de terror.

El 29 de noviembre de 2009, las autoridades registraron una conversación entre Alessa y Almonte en la que Alessa supuestamente dijo: "Ellos sólo te temen cuando tienes un arma y -cuando comienzas a matarlos- y cuando tomas sus cabezas, lo haces así ... y los decapitas en cámara".

"Vamos a empezar a matar aquí, si no podemos hacerlo allá", dijo Alessa, de acuerdo con la versión ofrecida por la oficina del Fiscal del Distrito.

Hablando de Fort Hood, donde el Mayor Nidal Malik Hasan fue acusado de matar a 13 personas y herir a otros en la masacre del 5 de noviembre 2009, Alessa supuestamente le dijo a un agente encubierto: "Él no es mejor que yo. Yo voy a hacer el doble de lo que él hizo".

"El más conocido del mundo"

También Almonte le habría dicho al agente encubierto en abril que pronto habría soldados estadounidenses en Somalia, lo cual presuntamente era bueno, porque no sería tan gratificante matar sólo africanos.

"Mi alma no puede descansar hasta derramar sangre", dijo Alessa, según documentos judiciales. "Quiero ser el terrorista más conocido del mundo".

Alessa, un ciudadano de los Estados Unidos de ascendencia palestina, y Almonte, un ciudadano naturalizado de Estados Unidos nacido en República Dominicana, están señalados  para aparecer el lunes en una corte federal en Newark.

publicidad

Alessa y Almonte habían planeado su viaje a Somalia desde hace varios meses, ahorraron miles de dólares y mantenían su forma física en ejercicios tácticos y ejecuciones de prueba en los campos de paintball.

También adquirieron equipos y ropas que podrían utilizar cuando se unieran a al-Shabab, dijeron funcionarios. Ambos acusados se habían jactado de querer librar una guerra santa contra los Estados Unidos, tanto en casa como internacionalmente.

Pero, las autoridades dijeron que los dos hombres no estaban planeando un ataque inminente en el área de Nueva York-Nueva Jersey.

Un vecino de Alessa, Helen Gonyou, dijo que Alessa iba a la escuela y vivía con sus padres, pero que ella no lo había visto en mucho tiempo.

Ellos son buenos vecinos, dijo, añadiendo que regularmente intercambian bromas con el padre de Alessa.

Sin embargo, reaccionó cautelosa ante las incriminaciones y calificó los cargos de un "conjunto de circunstancias desafortunadas".

"Sólo tengo la esperanza de que si el caso es cierto, que fueran atrapados antes de que pudieran hacer daño físico a nadie", dijo.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad