publicidad

Tintori: "La oposición está unida, en bloque"

Tintori: "La oposición está unida, en bloque"

La esposa del líder opositor Leopoldo López confía en que el presidente Maduro lo favorezca con los indultos carcelarios del día de Navidad

Tintori: "La oposición está unida, en bloque" Captura%20de%20pantalla%20...

Por Tamoa Calzadilla @tamoac


Lilian Tintori protagoniza una carrera. Maratónica, como a las que está acostumbrada. Cuando se casó con el líder opositor venezolano, Leopoldo López, él era alcalde del municipio Chacao, ubicado al este de Caracas.

Ocho años después, López está preso en la cárcel militar de Ramo Verde y ella se convirtió en su voz, y en figura internacional de la disidencia venezolana al gobierno chavista de Nicolás Maduro.

Esta semana está en Miami, en una gira de medios de comunicación que la lleva por radios latinas, canales venezolanos e incluye un concierto en Doral, ciudad que concentra a la comunidad venezolana en Estados Unidos.

Esta vez promueve la petición de libertad de López en Navidad: el presidente Maduro tiene la potestad de hacerlo. E l 24 de diciembre es la fecha es la fecha usual para el perdón carcelario.


Llegó a Univision la tarde del jueves 17 de diciembre, de franela blanca con la imagen de López, bluejean y botas rústicas verdes. Diminuta, entre quienes la acompañan, de abrazo fácil y apretón de manos, cumple la agenda desde temprano, hace un alto para almorzar con sus dos hijos y sigue.

Siempre de prisa, luce crecida ante las cámaras. Tintori no es la misma que en febrero de 2014 se paraba en una tarima. Tampoco aquella que comenzó a usar la cuenta de Twitter de su esposo con el ya conocido saludo “Hola, soy Lilian”.

El periodista Jorge Ramos le dispara preguntas con velocidad y ella responde, con un discurso que abarca más: “No es solo Leopoldo, hay 75 presos políticos más”… “no es solo mi vida la que está en peligro, los venezolanos vivimos con niveles de inseguridad muy altos, todos tenemos miedo”.

publicidad

Ensaya otras maneras del slogan “Fuerza y fe”, lo acomoda en sus respuestas y se mueve natural con las instrucciones de cada entrevista. Las reuniones con líderes de organizaciones y mandatarios del mundo han dado fruto.

Aunque le cuesta, se concentra y puede hacer una larga lista de las personas que le han brindado apoyo y asegura que sí, que después del triunfo de la oposición con las elecciones parlamentarias en Venezuela, ha sentido que la comunidad internacional empieza a “salir del clóset” y manifestar solidaridad con la causa opositora.

Cumple su cuota de fotos y reparte “los quiero” con besos volados. Pero no, no se ve en otra posición política que no sea “al lado de Leopoldo, yo siempre voy a estar a su lado”.


Antes de salir en volandas, contesta otras preguntas y despacha con una gran sonrisa las que tienen que ver con su abrazo conciliador con el otro líder opositor, Henrique Capriles Radonski, quien se midió en las presidenciales con Nicolás Maduro.

En su estrategia, López y Capriles han tenido diferencias, se han medido en primarias y se han separado de partido. No es secreto el distanciamiento, pero Lilian busca su apoyo y prefiere prolongar el eufórico abrazo de celebración después de los resultados del 6 de diciembre pasado. “La oposición está unida”.


Los actores de la justicia roja

Tintori se refirió a la noticia más reciente sobre el juicio contra Leopoldo López en Venezuela: la jueza que lo condenó a más de 13 años de prisión, Susana Barreiros, acaba de ser nombrada como Directora de la Defensoría Pública, por el parlamento –aún- chavista.

Dice que espera que algún día Barreiros se arrepienta y diga la verdad de ese juicio que considera amañado y falso. Es exactamente lo que hizo dos meses atrás uno de los fiscales del caso, Franklin Nieves, quien se encuentra en EEUU solicitando asilo.

“¿Se reunirán en Miami? ¿Le gustaría conversar con él?”. La respuesta de Tintori, quien asistió a todas las audiencias de un proceso judicial que desestimó las pruebas de la defensa, echa por tierra la versión de que Nieves salió del país con la ayuda de la familia López. “Yo no sé si lo quiera ver… él llamó asesino a Leopoldo”.

Personal

Ella dice que no descansa desde que Leopoldo está en la cárcel. Comparte su tiempo con la familia y el deporte, aunque no ha vuelto al kitesurf ni a nadar. “No he ido a la playa desde que empezó todo esto”. Poco se le ha visto reprocharle a su esposo sus decisiones.

Pero en el libro “La carrera más larga”, que escribió sobre ella la periodista Alba Sánchez, se atrevió a comentar que guarda un despecho porque al fin y al cabo él escogió “a otra”, que es su carrera política.

¿Es una cuenta pendiente? Lo ratifica, es un despecho, pero sin cuentas pendientes.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad