publicidad

Presidentes de EEUU y Centroamérica buscan resolver crisis migratoria

Presidentes de EEUU y Centroamérica buscan resolver crisis migratoria

El presidente Obama se reunió con mandatarios de Centroamérica para discutir la responsabilidad de cada gobierno para acabar con la crisis migratoria.

Obama trata crisis migratoria con mandatarios de Centroamérica San Antonio: KWEX

El presidente Barack Obama se reunió este viernes con los mandatarios de El Salvador, Guatemala y Honduras para discutir estrategias que permitan enfrentar la crisis humanitaria causada por la entrada ilegal a Estados Unidos de decenas de miles de menores solos.

Obama recibió en el Salón de Gabinete de la Casa Blanca a los presidentes Otto Pérez (Guatemala), Juan Orlando Hernández (Honduras) y Salvador Sánchez Cerén (El Salvador).

Éste es el primer encuentro entre los cuatro líderes desde que la marea de niños se hizo pública hace dos meses.

"Tenemos una responsabilidad compartida para atender este problema", apuntó Obama, quien se mostró confiado en hallar una solución. Sin embargo, también reconoció que los países latinos deben hacer "más para atender las raíces" de la migración ilegal, al implementar estrategias para combatir la pobreza y la violencia.

Desde octubre más de 57,000 niños han cruzado ilegalmente a Estados Unidos; de ellos, 43,933 provienen de El Salvador, Honduras y Guatemala, y llegan al país huyendo de las pandillas y la falta de recursos que imperan en su tierra natal, así como intentando reunirse con sus padres y familiares que llegaron antes que ellos a Estados Unidos.

La gran cantidad de menores que ha encontrado representa un problema para las autoridades de este país, quienes se han visto superadas sus capacidades para procesar y atender a tantos migrantes.

publicidad

Obama explicó a sus homólogos centroamericanos que bajo las leyes estadounidenses el país admite un cierto número de refugiados de todas partes del mundo basado en "criterios muy estrictos".

"El estatus de refugio (...) no es otorgado solo porque una familia vive en una mala zona o en la pobreza" afirmó, añadiendo que en casos de asilo justificado, las víctimas deberían solicitarlo desde sus países de origen y no en los puestos fronterizos de Estados Unidos.

Por su parte, el presidente guatemalteco, Otto Pérez, se mostró optimista por la reunión, señaló que la solución a la crisis "va caminando bien" y felicitó a Obama por su enfoque.

"Se mostró la buena voluntad de los diferentes presidentes para trabajar conjuntamente", dijo el mandatario al salir del encuentro, que duró cerca de una hora.

Pérez añadió que los países centroamericanos entienden que muchos de los niños que llegaron a Estados Unidos deberán regresar a sus hogares, y se están preparando para recibirlos.

Los centroamericanos solicitaron a Obama ayuda para un plan regional de seguridad para combatir el narcotráfico y las pandillas que muchos consideran empujan a las familias y los niños a emigrar.

Los mandatarios se reunieron más temprano con el presidente del BID, Luis Alberto Moreno, a quien solicitaron asistencia para financiar esos esfuerzos de mediano y largo plazo.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad